¿Qué tienen en común Elvis, Hawking y Bowie? No sólo su cumpleaños

Tres hombres, tres genios, tres seres de otro planeta. El 8 de enero es una fecha imposible de pasar inadvertido por muchas razones, pero en especial por ser la fecha de nacimiento de tres personajes que cambiaron la humanidad. Primero, en 1935, llegó Elvis Presley llegó al mundo en Tupelo, Mississippi. Más tarde, en 1942, en Oxford, Inglaterra, nació el físico Stephen Hawking. Y, finalmente, en 1947, Londres vio nacer a David Bowie.

¿Qué tienen en común?

Pero esta tríada mágica está unida por más que su fecha de nacimiento. La genialidad crea lazos sólidos. No es extraño que las grandes personajes reflexionen o estén ligados a los grandes fenómenos. Y el caso de Elvis, Bowie y Hawking no es la excepción. Resulta que estás mentes fuera de serie están unidas justo por otro planeta. Nada más y nada menos que Marte.

Es más que conocida la intensa relación de David Bowie con Marte. La capacidad del músico inglés para construir un personaje y basar una etapa de su carrera en su relación con el universo es única. En la cultura popular existen infinidad de referentes que vinculan al David Bowie con la vida en Marte y otras manifestaciones extraterrestres. Estos vínculos tienen una carga mágica sobre lo que el ser humano puede lograr.

Cuando la Tierra no es suficiente

Menos conocida es la pasión de Stephen Hawking con el Planeta Rojo. Si bien el científico se dedicó toda su vida al estudio del universo, en sus últimos años tuvo una obsesión particular con Marte. En conferencias y entrevistas, más de una vez Hawking planteó con seriedad lo que Bowie había enunciado: la conquista de Marte. En 2015, afrimó que, debido al calentamiento global, «la raza humana estaba condenada si no conquistaba la Luna o Marte».

Hawking formó parte de un equipo que buscaba desarrollar una nave que pudiera buscar y alcanzar mundos habitables para cuando el planeta Tierra «no fuera suficiente». Según el científico, Marte estaba a una hora de viaje y era posible que la vida humana se desarrollara sin mayor problema. Hasta la fecha sus dichos no se han cumplido, pero los humanos sí que nos hemos encargado de acelerar ese momento en que el planeta Tierra quiera deshacerse de nosotros.

Y bueno, por más aterrador que suene ese momento en que tengamos que mudarnos de planeta, hay una esperanza. Pase lo que pase, al llegar allá, tenemos asegurada la buena música. Y es que, de acuerdo al periódico sensacionalista Daily Star, Marte alberga nada más y nada menos que a Elvis Presley. Tal como lo leen. Mientras curioseaba unos videos de la NASA, el estudioso del fenómeno alien Scott C Waring, halló una silueta muy familiar. En realidad es una mancha amorfa que, con mucha imaginación, tiene algún parecido al famoso traje de lentejuelas de Elvis.

En fin, tal vez cuando lleguemos a Marte (si algún día lo logramos) no encontremos al Rey del Rock. Pero siempre es muy bello pensar que a estos tres grandes les quedó muy chico el planeta.

Comments

comments