Entre hipster y psycho

Todos hemos visto comerciales de jeans que son geniales. Chicas con pantalones ajustados, chicos con el abdomen lleno de cuadritos que desabrochan uno a uno los botones de la entrepierna, obreros sexies que rasgan sus pantalones con el duro trabajo, y un no tan largo etcétera son escenas comunes en los comerciales.

Era complicado darle el giro a algo que es y siempre será exitoso. Pero una agencia holandesa lo ha logrado. Halló la fórmula secreta: cine “de culto” y burlarse de los hipsters. Acá vemos chicos guapos parodiando a chicos guapos mientras hablan de unos pantalones de mezclilla como si fueran el santo grial.

Acá el video

Acá el original

Comments

comments