8 puntos que tienes que conocer sobre la consulta del Nuevo Aeropuerto

Durante las últimas semanas, los medios de comunicación de nuestro país han estado enfocados en el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Desde que el presidente electo anunció que el destino de la polémica obra se decidiría en una consulta ciudadana, tras la presentación de análisis de expertos, la atención mediática ha girado a cualquiera que tenga una opinión respecto del aeropuerto, las posibles sedes, el funcionamiento de la consulta, y la mala comunicación del equipo del gobierno de transición.

Este lunes 15 de octubre, por fin el gobierno electo dio a conocer la pregunta y las condiciones bajo las que se llevará a cabo la polémica consulta popular sobre el nuevo aeropuerto. Les dejamos ocho puntos que Jesús Ramírez, próximo coordinador de Comunicación Social, ofreció en conferencia de prensa.

* ¿Qué y cuándo?

Del 25 al 28 de octubre se llevarán a cabo, de manera simultánea, dos ejercicios para decidir el destino del NAICM. La primera es la consulta, que se realizará a través de 1073 mesas instauradas en 538 municipios de las 32 entidades del país. En los municipios seleccionados para la consulta vive el 79% de la población del país. Para participar en la consulta deberemos presentarnos, entre 8 am y 6 pm, en la mesa de nuestro municipio con la credencial de elector. Puedes consultar la lista de municipios aquí. Por otro lado, el segundo ejercicio es una encuesta domiciliaria que se realizará los mismos días haciendo la misma pregunta que aparezca en las boletas. Hay que aclarar que sólo el resultado de la consulta es vinculante, por lo que la encuesta únicamente dará un marco de referencia.

* ¿Y el árbitro?

Desde que se anunció la consulta, una de las grandes dudas era quién iba a estar a cargo de regularla. El Instituto Nacional Electoral no estuvo contemplado, así que era importante tener una institución que garantizara que se votara una sola vez y que el conteo de los votos fuera transparente. Dicha institutción será la Fundación Arturo Rosenblueth para el avance de la ciencia. Esta fundación se creó en 1978 por profesionistas mexicanos interesados en la utilización y el desarrollo de la tecnología para la solución de problemas relevantes del país. La fundación encabezará a un Consejo Ciudadano encargado de que los resultados de la consulta sea transparente.

* La pregunta

La clave para este tipo de consultas siempre está en la pregunta, pues la redacción puede influir o favorecer una de las opciones. En este caso, la pregunta será:

* ¿Quién pompó?

Parte de la polémica que ha rodeado a la consulta tiene que ver con los costos que implica realizarla. En la conferencia de prensa, no obstante, se anunció que los costos tanto la encuesta como de la consulta serán cubiertos por donativos voluntarios de los legisladores federales. Dicho costo equivale a 1 millón y medio de pesos, cada legislador aportará aproximadamente $6 mil pesos, y el registro de contribuciones se hará público en su momento. Nadie aclaró si ese momento será antes o después del 28 de octubre. La administración de los  recursos estará a cargo del Consejo Ciudadano.

* Decisión informada

Los días de la consulta, además de las 500 mil boletas, se repartirán folletos que expliquen las necesidades del nuevo aeropuerto, la importancia de la consulta, y las ventajas y desventajas de cada una de las opciones. Este folleto ya está disponible y puede consultarse aquí. Los pros y los contras están basados tanto en las opiniones de expertos como en los argumentos que la sociedad civil ha presentado para apoyar o desestimar una de las opciones.

* ¿Los expertos ya decidieron?

Las últimas semanas hemos escuchado en los medios de comunicación a expertos que parecen decididos por la opción de Texcoco. Tal es el caso de la Organización de Aeronaútica Civil Internacional, que se decantó por continuar la obra. Sin embargo, en su análisis menciona que ellos no han analizado a profundidad la opción de Santa Lucía. Entre que son peras o son manzanas, hay que considerar no solamente los dictámenes de los expertos, sino atmbién quiénes son esos expertos y si pueden llegar a tener algún interés en preferir una u otra opción. Recordemos que la sociedad civil no es neutra y hay grupos con intereses particulares que debemos considerar.

* ¿Y qué dice la gente?

Más allá de consultas o encuestas, tenemos que considerar que la decisión que tomemos no sólo va a afectar una obra pública y los contratos que ya se han firmado. La obra del aeropuerto es tan delicada porque afecta a un gran número de vidas. Los pueblos en defensa de la tierra y otras organizaciones de San Salvador Atenco no han dejado de manifestarse y de informar sobre los peligros de continuar la obra en Texcoco. De hecho, ellos han afirmado que sea cual sea el resultado de la consulta y de la encuesta, seguirán ejerciendo su derceho constitucional a defender sus territorios.

* Los resultados

Los resultados de la consulta estarán listos el mismo 28 de octubre en la noche. Por otra parte, los resultados de la encuesta estarán listos la semana del 29 de octubre al 4 de noviembre. Aunque el gobierno electo no ha aclarado qué pasará si los resultados de encuesta y consulta se contraponen. De hecho, el presidente de la Fundación Arturo Rosenblueth, Enrique Calderón Alzati, ha afirmado que seguramente habrá errores en este ejercicio de participación ciudadana. Pero que es importante que se realice para empezar a ejercer el poder de diferente manera.

Así es, muchachos y muchachas, todo parece indicar que no será una decisión fácil de tomar y que hay muchas cosas aún en el aire. Sin embargo, si algo hemos aprendido es que la participación ciudadana siempre será clave para tener una democracia más sana. Para más información, pueden consultar el sitio mexicodecide.com.mx

Comments

comments