Qué bonita familia

El clan Knowles- Carter por fin ha dado la cara. Después de casi una semana de que se filtrara y viralizara el video de la pelea entre Jay-Z y Solange; después de que prensa y blogueros se dieran a la tarea de especular los posibles motivos para que la hermanita de Beyoncé le lanzara semejantes patadones a su cuñado; después de que se acusara a Solange de estar ebria y a Jay-Z de reclamarle a la menor de las Knowles por usar su nombre para obtener beneficios; después de que se sacaran fotos del deslavado tatuaje con el que Beyoncé simboliza su matrimonio; después de todo el jugoso chisme, la pareja de oro sacó un comunicado de lo más soso.

Como si fuera un episodio de The good wife, Jay-Z y Beyoncé presentan un frente unido. Sin negar lo innegable, ni defender lo indefendible, se presenan como una familia normal, con problemitas y peleas. En fin, todo muy aburrido. Acá la traducción del escueto comunicado que entregaron a  Associated Press.

“Como resultado de la publicación del video de seguridad del elevador del Lunes 5 de mayo, ha habido una gran cantidad de especulaciones acerca del detonante el desafortunado incidente.

Sin embargo, lo más importante es que nuestra familia lo ha superado. Jay y Solange asumen y comparten la responsabilidad de lo ocurrido.

Los dos reconocen su papel en este asunto privado que ha salido a la luz pública. Ambos se han disculpado mutuamente, y hemos seguido adelante como una familia unida.

Los reportes de que Solange estuvo intoxicada y tuvo un comportamiento errático durante esa noche son simplemente falsos.

Al final del día, las familias tienen problemas y nosotros no somos diferentes. Nos amamos y sobre todas las cosas somos familia. Hemos dejado esto atrás y esperamos que todos los demás hagan lo mismo.”

Lo dicho, muy soso el asunto. Veremos si la pareja de oro logra dejar atrás este chismecito. Por lo pronto, ya cacharon al empleado del hotel que filtró el video, a cambio de 250 mil dólares; ya fue despedido del hotel y al parecer enfrentará cargos criminales. Veremos en qué acaba, mientras los dejamos de nuevo con el video que detonó todo.

 

Comments

comments