Primus en la CDMX para frikis y clavados

Sólo hace falta ir a un concierto atestado de fans para reconocer que uno sólo es un posser. La neta, no hay mejor filtro de calidad, ni mejor cachetada en la cara, y el reciente concierto de Primus en la CDMX fue justamente eso.

No es que uno no conozca los discos, ni que no se sepa las rolas o pueda seguir los coros. No. Simplemente no es parte de ese carnaval demente en el que participan los verdaderos amantes, la tribu tal cual. Primus en la CDMX marca un 2019 digno de atención y una lección de lo que podría, y debe ser, un concierto de lo que sea que toquen estos salvajes.

Fueron más de dos horas de explosiones. Les Claypool entre las estrellas a las que pertenece, Larry LaLonde demostrando por qué sigue siendo una de las guitarras más precisas en el horizonte y Tim Alexander siendo, tal vez, el verdadero motor de la épica del trío.

Frikis y clavados

Pero la noche se la lleva sin duda el público. Alguno dijo por ahí que el Auditorio BlackBerry estaba lleno de frikis y clavados. Y era cierto, y vaya que no necesitas más. Primus en la CDMX, este 2019 sobre todo, nos deja claro que el 75% de un show lo da el público.

Gente entregada y siguiendo instrucciones, pero también imponiendo, proponiendo y siendo una con la banda. Saltos hasta mover el piso, gestos de admiración por parte de los músicos, coros que aún se pueden escuchar entre el tinnitus y, ante todo, el calor que generan cientos con el sencillo objetivo de encontrarse con esos que han marcado su vida.

Entre tanto, pues claro, nos sentimos muy envidiosos de todo ese amor y toda esa locura que se vivió en Primus en la CDMX 2019. Ya sabemos que nos encantan, pero nunca estaremos al nivel de esos fans diseñados en el cielo a los cuales tenemos que celebrar ahora y siempe: frikis y clavados que hacen del mundo un lugar digno de ser compartido.

—–

Fotos de Felipe Bracho
@brachosaurus

Comments

comments