101 años después, la Constitución es un poema

Hoy que andamos recuperándonos de este puente, cabe recordar a qué le debemos ese dulce descanso. Y para muchos será obvio, pero siempre cabe recordar aquella persona que se aventó la puntada de decir que el 5 de febrero celebramos la Batalla del 5 de mayo, o a algunos de nuestros legisladores que se lanzan a consultar la agenda antes de asegurar que el 5 de febrero se conmemora la promulgación de la Constitución de 1917. Siendo brutalmente honestos nadie se siente con muchas ganas de celebrar nuestra carta magna. Esa carta que alguna vez fue de vanguardia en términos de garantías individuales y que, 101 años y más de 700 reformas después, es una cosa muy extraña.

Sin embargo, pasado el centenario hay una faceta de la Constitución de 1917 que cabe recordar: la literaria. Justo Sierra dijo, sobre la carta magna de 1857, que “la Constitución es un bello poema”. El escritor lo decía porque nadie aplicaba los derechos consagrados en la carta magna. Y más o menos en las mismas circunstancias estamos ahora. Con eso en mente, este 2018 han surgido dos proyectos que celebran la constitución como poema, que buscan recuperar el peso de las palabras y revivir lo que la realidad se empeña en hacer letra muerta.

El primer proyecto es de nuestra querida Editorial Cascajo, que se dio a la tarea de reunir a ocho poetas para leer 136 artículos de la Constitución. Así podemos tratar de darle sentido y hacer nuestros los textos a menudo confusos para entender cuáles son nuestros derechos. Les dejamos todos los artículos leídos por Martha Rodríguez Mega, José Pulido, Javier Peñalosa, Camila Krauss, Benjamín Morales, Iván Cruz, Isabel Rodríguez Lopez y Valeria Guzmán. No dejen de revisar el resto de los proyectos de Editorial Cascajo aquí.

El segundo proyecto está a cargo del poeta y abogado Manuel de J. Jiménez y la editorial Literal que convocaron a 23 poetas para realizar la Constitución Poética, versiones poéticas de los artículos de la Constitución. Este proyecto se presentará el próximo 10 de febrero en la Casa Refugio Citlaltépetl a las 6 pm. Los invitamos a acercarse a estos proyectos que se aproximan de manera distinta a ese libro que guarda lo que se supone que nos hace ciudadanos de este honroso y maltrecho país.

Comments

comments