6 famosos que detuvieron guerras (literalmente)

Actualmente, muchas son las celebridades que trabajan por la paz. Desde distintos frentes, cantantes, actores, deportistas y demás buscan poner su granito de arena para tener un mundo un poco más justo. O eso dicen. En realidad, lo que muchos de ellos hacen es utilizar su fama para atraer la atención pública hacia un problema que debe ser atendido.

Sin embargo, de acuerdo con algunos expertos y activistas, la influencia de las celebridades puede ser contraproducente. Puesto que suelen actuar en momentos de crisis, las acciones de los famosos suelen pasar rápidamente, no atienden los contextos sociales en toda su complejidad, por lo que las comunidades pueden caer en un abandono mayor. O, si eligen representar a una institución u organización, los voceros desconocen las muchas maneras de impactar, positiva y negativamente, a una comunidad.

Afortunadamente, hay casos que no corren esa suerte. Conocemos el caso de famosos cuyo trabajo ha marcado la diferencia en algunas comunidades. Guerras, revueltas, peleas y otras formas de violencia han sido evitadas gracias a estos héroes que se han jugado todo por la paz.

Fela Kuti

Uno de los cantantes más comprometidos políticamente es el legendario Fela Kuti. Su activismo por los derechos civiles y la cultura negra, así como de panafricanismo, le costó la cárcel en varios países. En 1977, lanzó su famoso disco Zombie, una feroz crítica al estado nigeriano. En venganza, los soldados atacaron su casa y asesinaron a la madre del músico al aventarla por la ventana. No osbtante, Kuti mantendría su compromiso político hasta el día de su muerte.

Bob Marley

En 1976, en medio de las revueltas políticas en Jamaica, Bob Marley organizó un concierto para promover la reconciliación nacional y la paz. Antes del evento en el Parque de los Héroes Nacionales de Kingston, uno de los partidos atacó a tiros a Marley y a su esposa. Después de recuperarse, el músico hizo una gira por Jamaica, pues dijo «La gente que está tratando de hacer este mundo peor no se toma ni un día libre, ¿cómo podría tomarlo yo? Ilumina la oscuridad».

James Brown

En 1968, el asesinato de Martin Luther King causó levantamientos violentos en varias ciudades. James Brown organizó un concierto en homenaje al doctor King en Boston. A cambio de no vetar el concierto, el alcalde de la ciudad pidió dar unas palabras al público llamando a la paz. En el escenario, cuando un político estaba a punto de presentar al alcalde, Brown le quitó el micrófono y lo presentó él mismo como un buen hombre y un swinging cat. El alcalde llamó a honrar la memoria del doctor King y Brown remató con una excelente interpretación de That’s life. Tras el concierto, no hubo revueltas en Boston.

Didier Drogba

El futbolista de Costa de Marfil es conocido por su trabajo por la paz en su país. Cuando la selección nacional calificó al Mundial de 2006, Drogba intervino con los dos grupos que habían mantenido una guerra civil para hacer un alto al fuego por primera vez en cinco años. Más tarde, lograría llevar un partido oficial a la capital del lado rebelde al gobierno, lo que reafirmó el proceso de paz. Por si fuera poco, el jugador también tiene programas deportivos para alejar a los niños de la violencia.

Afrika Bambaataa

El legendario dj del hip hop fue conocido por ser uno de los pandilleros más poderosos del Bronx. Tras un viaje a África, decidió dejar su puesto como señor de la guerra para armar un programa de música que ofreciera una opción pacífica a los jóvenes pandilleros de su barrio. Fundó Universal Zulu Nation, un colectivo que buscaba expresar a través de la música, el baile y el grafiti una cultura no violenta, alejada de la guerra de pandillas.

Maribel Guardia

Así como lo leen. La actriz y cantante costarricense es una líder social en su país natal. Las pasadas elecciones en Costa Rica existía el claro riesgo del triunfo de la ultraderecha evangélica. Derechos fundamentales de las mujeres, de la comunidad LGBT y de los migrantes estaban en riesgo. Ante este panorama, Maribel Guardia se pronunció públicamente para que sus paisanos votaran por una opción que no tuviera un discurso de odio. Afortunadamente, el llamado de la actriz tuvo eco y las encuestas se inclinaron a favor del otro candidato.

Así es, muchachos y muchachas, protestas, conciertos, fiestas o simples discursos pueden ser armas muy poderosas. Y en los momentos más oscuros sólo basta alzar las manos, acordarnos de estos ejemplos, y decir: all we are sayin’…

_____

Joliette necesita ayuda

Comments

comments