8 momentos clave de #YoSoy132 a cuatro años del Viernes Negro en la Ibero

2012 fue un año muy particular para México, por muchas razones. Mayo es una de ellas, y el 11 de mayo en específico. Durante meses habíamos visto cómo la campaña de Enrique Peña Nieto se tambaleaba ante simples preguntas: ¿cuáles son sus libros favoritos?, ¿de qué murió su esposa? Curiosamente fue una afirmación lo que hizo que esa campaña construida durante años sufriera su peor momento: Atenco no se olvida. Honestamente nadie esperaba que la visita del candidato preferido a la Universidad Iberoamericana desatara un movimiento social que redefinió de muchas maneras el papel de los jóvenes en nuestro país y de las herramientas que teníamos para hacernos escuchar.

A casi cuatro años del nacimiento de Más de 131, y posteriormente del #YoSoy132, les dejamos 8 momentos clave del movimiento que algunos tildan de ingenuo, pero que sigue permeando el espacio público tridimensional y digital.

1. Los baños de la Ibero

Acababan de cumplirse seis años de la represión de Atenco, y los estudiantes se lo recordaron al candidato del PRI. Todos sabemos lo que le causó ese acto de soberbia en que reivindicó el legítimo uso de la fuerza pública. Los baños de la Universidad Iberoamericana son ahora un punto de visita obligado.

2. #YoSoy…

Tras la clásica declaración de «esos no son estudiantes» nació el verdadero movimiento. Desde las redes sociales, que en ese momento se convirtieron en las trincheras, 131 alumnos respondieron con credencial en mano que no eran acarreados de nadie. De ahí vinieron las marchas, las redes y sobre todo la solidaridad de jóvenes que no había entrenado nadie, y que estaban dispuestos a defender lo que todos les estaban negando.

3. Cerco a Televisa

La democratización de los medios de comunicación fue una de las demandas básicas del movimiento. Las pugna entre los medios convencionales y las redes sociales y los medios digitales fue, y es, el centro de la discusión en un país en que la televisión hace presidentes, difunde verdades históricas, lava dinero oficial, esconde sus vínculos con el narcotráfico y un largo etcétera…

4. Estela de Luz, Monumento a la Revolución, Zócalo, Las Islas…

Otra pauta que marcó el 132 fue la ocupación no sólo del espacio virtual, sino también del espacio público. Marchas, asambleas, protestas, pero también conciertos, foros, intercambio y comunidad.

5. Un derecho de nacimiento

«Yo no nací sin causa, yo no caí sin fe» era el grito de un montón de jóvenes a los que se les daba por apáticos. Un montón de jóvenes que el país pensaba que estaban enmarcados en estereotipos, que no tenían que decir, que no sabían escuchar.

6. El Debate

Uno de los triunfos más grandes del #YoSoy132 fue el debate presidencial. Fue uno de los signos de que el movimiento estaba entrando en la agenda pública, y los políticos tenían que atenderla. Tres candidato se sentaron a debatir, el ahora presidente, ya lo sabemos, volvió a huir.

7 . El 1° de diciembre

Para mucho fue el final del movimiento, un despertar violento a la realidad de que el PRI había vuelto al poder, y con él las detenciones arbitrarias, la censura y la represión. Es cierto que a partir de ese momento la lucha tuvo otra cara, pero también otras salidas y otros medios.

8. Y después

A punto de cumplirse cuatro años de aquel viernes negro de la Ibero, muchos ven con desilusión y cinismo el #YoSoy132. Pero algo que no puede negarse son los frutos tangibles de ese movimiento: medios de comunicación, colectivos, foros como Más de 131, Rexiste, Droncita, 1Dmx, Internet para todos, R3D, entre muchos otros, inclusive NoFM.

Así es, muchachos y muchachas, celebremos este 11 de mayo ya no al #YoSoy132, sino a su logro más grande: que empezáramos a hacer comunidad de nuevo y entendiéramos de otra forma la palabra FUTURO.

yosoy132

Comments

comments