8 puntos de la #LeyFayad que ponen en riesgo al Internet

Hace un par de días se realizó la Semana de la Ciberseguridad en el Senado, y sabíamos que de eso sólo podía salir un engendro del mal como la ahora infame #LeyFayad. Y es el senador Omar Fayad se ha creído el papel de amante, esposo y defensor de Simplemente María, y ha decidido perseguir al gran mal del siglo XXI: el Internet.

El senador ha propuesto la iniciativa de Ley federal para prevenir y sancionar los delitos informáticos que, de entrada, viola cualquier principio de neutralidad de la Red. Pero el verdadero problema es que la iniciativa está hecha de una extraña combinación de mala saña, ignorancia sobre la red y una pésima redacción, que hace generalizaciones absurdas, criminaliza usuarios, y permite el espionaje por parte de las autoridades. Veamos algunos puntos pavorosamente absurdos de esta proyecto de Ley.

1. Internet malo, Internet malo
Todo empieza mal desde la exposición de motivos de la iniciativa, pues parte de que el acceso a Internet ha agarrado en curva a los gobiernos que no han visto que

Actividades como el comercio electrónico, el periodismo digital, la publicidad y las opiniones, mensajes o elementos vertidos en redes sociales pueden derivar en menoscabos del patrimonio, la reputación, el honor o la actividad profesional de alguien.

Es decir, la ley no sólo criminaliza actividades como el periodismo digital y el hacktivismo, sino también los equipara al acoso infantil, la trata de personas, delitos financieros, la piratería, los anuncios, etcétera.

2. Un adiós a las Ladys

En el capítulo V dedicado a los Delitos contra la Divulgación Indebida de Información de Carácter Personal, se establece que cualquiera que acceda, capture, intercepte, interfiera, reproduzca información de interés publico sin la debida autorización enfrentaría penas de cinco a diez años de prisión. Así que olvidemos la mitad de los videos chuscos, pero también a investigaciones periodísticas, documentación de abusos, filtraciones.

3. Consigamos la paz mundial un tweet a la vez…. o no

Cualquier difusión de información con el objetivo de causar pánico y desestabilización de la paz pública será considerada terrorismo informático. Cualquier publicación, convocatoria y réplica de información considerada de riesgo para la seguridad nacional. Obviamente, para conocer esos delitos, las instancias de seguridad moniteorearán constantemente a los usuarios de la Red.

4. Del meme al no mames

El ciberacoso es un problema muy serio, nadie lo niega. Pero intentar controlarlo con una ley que dice que

A quien, a través de medios informáticos, acose, hostigue, intimide, agreda o profiera cualquier forma de maltrato físico, verbal o psicológico en contra de usuarios de Internet, de forma reiterada y sistemática, se le impondrá una pena de seis meses a dos años de prisión y multa de cincuenta a ochenta días de salario mínimo vigente.

Es disfrazar la censura de protección. Este artículo prohibiría de la misma manera una amenaza de muerte a un usuario que un meme.

5. Me lo dijo un pajarito

¿Se acuerdan del almacenamiento de datos por parte de las telefónicas y demás proveedores de Internet? Pues vuelven en esta propuesta de este modo

Los Proveedores de Servicios y en general, toda aquella institución privada que mantenga infraestructura informática para la proveeduría de servicios de telecomunicaciones y de aplicaciones en internet, deberán conservar los datos de tráfico de origen y destino de la comunicación, o cualquier otra información que pueda ser de utilidad a la investigación, en los términos que establece el artículo 190 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, y las disposiciones reglamentarias que al efecto se emitan.

Sólo que ahora debemos considerar que cualquier aplicación que resguarde datos deben ponerlos a disposición de las autoridades correspondientes.

6…

A todo aquel que dolosamente destruya, inutilice, dañe o realice cualquier acto que altere el funcionamiento de un sistema informático o alguno de sus componentes, se le impondrá una sanción de cinco a quince años de prisión y multa de hasta mil días de salario mínimo vigente.

Sin comentarios, pero cuiden su USB.

7. Todo software es culpable hasta que demuestre lo contrario

Según la Ley Fayad, cualquier código es un código malicioso, pues es cualquier programa o código de sistema informático creado específicamente para dañar, interrumpir o afectar un sistema informático, así como obtener información o realizar ciberespionaje. Frases tan genéricas como “obtener información” es lo que hacen que esta propuesta sea tan peligrosa, ya que le dan un cariz moral y subjetivo a la letra de la ley.

8. Te pego, pero es por tu bien

La Ley Fayad contempla la creación de una policía cibernética, que se encargará de proteger a los usuarios. Y para ello, pues se verá en la penosa necesidad de espiarnos. Los proveedores de Internet deberán poner a disposición los datos de los usuarios sin que exista una orden judicial. Además, esa policía podrá

gestionar (…) la cooperación con empresas proveedoras del servicio de Internet para suspender sitios, páginas electrónicas y cualquier contenido que atenten contra la seguridad pública, así como para prevenir y combatir los delitos en los que se utilizan medios electrónicos para su comisión.

Así que muchachos y muchachas, apúrense a leer esta información, pues si votan esa ley, seguramente nos veremos en el bote. Y si creen que sólo somos ciberterroristas que quieren perturbar la paz, los invitamos a que lean la ley completa aquí, pero con cuidado, pues después de informarse pueden convertir su humilde compu en un arma informática.

Comments

comments