8 testimonios sobre lo buen pedo que era Carl Sagan

El nueve de noviembre de 1934 nació uno de los rostros más reconocibles sobre la faz de la tierra: el astrónomo, astrofísico, cosmólogo, escritor y divulgador científico estadounidense Carl Sagan.

Todos ubicamos muy claramente su serie paradigmática COSMOS, con la que muchos sentimos el primer terror ante la inmensidad del universo y el pensamiento humano. También vimos CONTACTO que todavía sigue siendo una de las mejores películas de ciencia ficción. Y bueno, tan sólo pensar en el disco de oro que aún está cruzando el espacio con destino indeterminado dentro de la sonda Voyager, es para que a uno de le pongan los pelos de punta.

Sin embargo, el día de hoy nos interesó más bien el ser humano detrás de la firma y nos pusimos a buscar testimonios sobre la calidad humana de Sagan, y la verdad ha sido todo un descubrimiento. Resulta que el amigo era el rey del buen pedo. No sólo era muy pacheco, también era generoso con todos los que se acercaban a él, un gran profesor que inspiraba a todos sus alumnos, un gran bromista y el protagonista de una de las anécdotas de amor más bonitas que hemos encontrado por ahí.

La recopilación que les presentamos básicamente demuestra que Carl Sagan tocó un montón de corazones, no sólo con su importante trabajo, sino con su propio corazón, que tal vez puede que sea más importante.








Comments

comments