8 textos para entender por qué #NosotrasParamos

El próximo 8 de marzo se está convocando a un paro internacional de mujeres para conmemorar  el Día Internacional de la Mujer. El motivo de esta convocatoria es regresar el caracter combativo a la fecha. Y es que los últimos años el 8 de marzo se ha convertido en una fecha para recibir felicitaciones, flores y básicamente cosas como éstas

8M

Y no es que no queramos ser felices, pero para ello necesitamos seguir alzando la voz por derechos fundamentales y no seguir fortaleciendo esas imágenes de falsa equidad, o el estereotipo de que la mujer feliz es la que nunca habla. En fin, razones sobran para salir a las calles este miércoles. Aquí les dejamos 8 textos que explican la necesidad de decir #NosotrasParamos.

* Yo también soy feminista pero de las buenas, de Malena Pichot

* 8 de marzo: no más dualismos, de Carolina Hernández-Nieto

A pesar de las movilizaciones de miles de mujeres alrededor del mundo, donde las consignas lanzadas exigen igualdad frente a los hombres al ejercer nuestros derechos cualquiera que éstos sean, este próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la venta de flores y chocolates se incrementará y es que apartarnos de los binarismos entre hombres y mujeres no es tarea sencilla. Puedes leer el texto completo publicado por Animal Político aquí.

* El cuidado es trabajo, de Catalina Ruiz- Navarro

Las mujeres gastamos la mayor parte de nuestro tiempo y nuestras energías en realizar esos trabajos de cuidado que nadie toma en cuenta. Los realizamos desde que somos niñas hasta que somos abuelas, sin pensión, ni prestaciones, ni retiro, salvo la enfermedad incapacitante. Las pocas veces que estos trabajos son pagos se pagan mal, y son realizados, de nuevo, por mujeres, lo que significa que las pocas privilegiadas que podemos zafarnos de estos oficios sólo nos liberamos individualmente, delegando en otra mujer los trabajos que “nos tocaban” por nuestro género. Puedes leer el texto completo publicado por El Espectador aquí.

feminismo

* Si enseñas las tetas no hay feminismo, de Mafer Caballero

Los medios y las noticias parecen inundarse con mujeres demostrando todo tipo de inconformidades, columnas polémicas –junto con sus respectivas respuestas– y la discusión permea a niveles cruciales y superficiales: en el gubernamental se discute (aún) el derecho al aborto, al acceso gratuito de anticonceptivos e incluso, si deben existir los códigos de vestimenta con tacones incluidos. En el panorama nacional, el cine mexicano expone una pauta clarísima de arquetipos femeninos, Café Tacvba decide no interpretar su famoso éxito “La Ingrata” por “incitar a la violencia contra la mujer y a un nivel social hay quienes se escandalizan con la certera frase: “Hoy queda demostrado que ser pobre, mujer e indígena no es motivo de vergüenza”. Puedes leer el texto completo publicado por Huffington Post.

* ¿A ti quién te cuida?, de Estefanía Vela Barba

Parece que es más fácil paralizar una fábrica que una casa con niños. Qué estructural es el asunto del cuidado que la misma protesta política se revela por lo que es: un privilegio de quienes no tienen que estar pendiente del cuidado de alguien más. Ser un ciudadano activo depende de que no se tengas esas “preocupaciones” cotidianas. Qué cabrón. Puedes leer el texto completo publicado por El Universal aquí.

* Feminismo: el radar electoral del Estado de México, por Maité Azuela

El proceso electoral que dará inicio en próximas fechas en el Estado d* Feminicidio: radar electoral del Estado de Méxicoe México, tendrá la novedosa figura de dos mujeres contendientes quienes buscarán llevar la alternancia política al sistema de gobierno de los mexiquenses. Si consideramos que el reto no es menor, en tanto que la contienda se desarrollará en el estado de mayor población de toda la República, la balanza podría estar determinada en cierta medida por las mujeres votantes. El 51 por ciento de la población mexiquense son mujeres. Ello lógicamente no implica que vayan a ser votantes o simpatizantes directas de una u otra candidata. Ya las elecciones en Estados Unidos demostraron que inferir un voto automático por identidad de género es equivocado. Sin embargo, la capacidad que tengan los diferentes candidatos de visibilizar sin tapujos los feminicidios y proponer estrategias que no resulten simuladoras, seguramente tendría un efecto entre las potenciales votantes. Puedes leer el texto completo publicado por Sin Embargo aquí.

* Cansadas de las zapatillas y de los tacones, de Carmen Morán

Periodista, escritora y experta en violencia de género, Varela (Turón, Asturias, 1967) alza de nuevo la voz para explicar qué es eso de la nueva misoginia, con qué sutileza se está “negando la desigualdad, disimulando su existencia, metiendo bajo la alfombra las cifras que no acaban de cuadrar, haciendo valer palabras como neutralidad, mérito, incluso desde un aparente progresismo, como campan con fuerza los expertos en el negacionismo de la discriminación”. Puedes leer el texto completo publicado por El País aquí.

* ¿Pueden por favor parar de decirme que el feminismo es sexy?, entrevista de Emma Brockes a Chimamanda Ngozi Adichie

Para mí, el feminismo es un movimiento cuya meta final es hacerse inecesario. Creo que el feminismo académico es interesante por el hecho de que nombra las cosas, pero no estoy increíblemente interesada en debatir términos. Quiero que los matrimonios de las personas cambien para bien. Quiero ir a una entrevista de trabajo y ser tratada de la misma manera que alguien que tiene pene. Puedes leer el texto completo publicado en The Guardian aquí.

 

Así es, muchachas, podemos sumarnos al paro de distintas maneras. También podemos asistir a la marcha que se realizará en distintas ciudades. Y si no es posible parar o salir a marchar, les dejamos la iniciativa #AquíEstamos, una forma de utilizar las redes sociales para hacernos visibles en esta manifestación. Sólo tienen que entrar aquí. Y para los muchachos, acá un par de sugerencias para solidarizarse con el #8M.

Comments

comments