Acuérdate de Acapulco… la edición 2017 del Festival Trópico está aquí

Israel Pompa-Alcalá
@thesmallestboy

Aceptémoslo: la “festivalitis” en México ha alcanzado niveles irrisorios e irritantes. A la menor provocación surge un Algo Fest por aquí, un Festival Cualquierotracosa por allá, etcétera. Al contar con una gran cantidad de oferta, también existe una gran cantidad de decepción: carteles flojitos, mala organización, planeación exprés, lugares poco apropiados para soportar un concierto masivo, mal sonido y así en una lista que los modernos llamarían “puro hate”.

Pero no, este texto no va de ser un tío necio que se queja por todo, sino de reconocer el esfuerzo de un festival que en todas sus ediciones ha roto esquemas y paradigmas dentro de la infraestructura conciertil mexicana, al convertirse en ejemplo de cómo deben hacerse las cosas: Trópico.

tr1

Desde su debut en 2013, la idea de un festival en la (otrora) gloriosa costa de Acapulco, resultó un plus y una afrenta al centralismo mexicano. Salir del asfalto citadino para dejarse abrigar por una concha, con música de brisa y adornos de coral al vaivén de las olas tranquilas (mientras los peces de colores nos llevan a pasear), es ya seductor. Si a eso sumamos las instalaciones de los hoteles Princess Mundo Imperial y Pierre Mundo Imperial; puro placer.

tr2

Pero si algo caracteriza al Trópico es su finísima selección musical, pues lo mismo han traído a talentazos como Little Dragon, Nicolas Jaar, Erlend Oye, Mac DeMarco, 2ManyDJs, Chicano Batman y Devendra Banhart, que a auténticas leyendas como Brian Wilson y David Byrne.

tr3

Este año la cosa se puso muy sabrosa, pues tendremos actos como Jesse Baez (ricura y cachondeo), Discosis (sudor de los años 70), Awwz (inventora de la “shower music”), Los Wembler’s de Iquitos (leyendas de la chicha peruana), Rub N Tug (los nuevos reyes del remix y la torna), Papooz (músiquita playera riqui-elegante), Ondatropica (¡orquestón de música colombiana, pirobo malparido!) y Titán (corazóoooooon, mi corazón).

tr4

Si eso no te basta porque te crees muy acá, sólo checa los platos fuertes, que están de locura pura: Neon Indian (cosa fina, cosa bien hecha), Thundercat (actualmente el único dios de las cuatro cuerdas), Jungle (p-funk en la playita, ¿qué más pinches quieren para ser pinches felices?) y Seu Jorge (imagina escuchar, con las olas de fondo, todas las canciones del soundtrack de Life Acuatiq, o sea, puro cover a David Bowie. No mames que no vas a ir…).

Amiguines: dejen de odiarse y acuérdense de Acapulco, porque este año la fiesta va a estar de máximo lujo y prestigio. Allá nos vemos. #MeUrgeTrópico2017.

tr5

Comments

comments