#AlTiro. 8 textos para darle un poco de sentido a la elección del EdoMex

Para esta hora ya conocemos todos la historia, una que nos suena dolorosamente conocida. El triunfo del PRI en las elecciones de ayer deja un agrio sabor de boca que nos impide ver que no salió tan victorioso como cree, ni como nos duele. En particular en el Estado de México, la victoria de Alfredo Del Mazo pareciera la nueva prueba de la imposibilidad de darle la vuelta a la trampa. Resulta complicado ver como triunfo popular el hecho de que el PRI haya perdido más de un millón de votos en un sexenio. Nuestra idea del voto útil nos impide ver un avance en el casi millón y medio de votos ganados por Morena, la desconfianza en las intistuciones, órganos reguladores incluidos, nubla la participación histórica que tuvieron estas elecciones estatales.

De alguna manera hay que darle la vuelta a la decepción. Hay más en los resultados que la estadística final. Para reflexionar sobre lo que sucedió ayer, les dejamos algunas voces de la gente, otras que ven al pasado, algunas que se atreven a vislumbrar un futuro y otras que están con el dedo en la llaga del presente, en 8 textos para darle un poco de sentido al proceso electoral que concluyó ayer.

* “Elecciones inciertas: tribunales a la vista”, por Juan Francisco Torres Landa

Por lo anterior nos enfrentamos a una situación de gran incertidumbre porque lo único que sí es seguro es que vamos volando a definir los resultados en tribunales. Es decir, al no haber madurez de las instituciones políticas, los procesos de selección de los ganadores no se logran al momento de la emisión del voto, sino de la mano de quienes de los partidos políticos tengan el más creativo y bien articulado grupo de abogados.
Esta situación pone a nuestra democracia en vilo. Es una situación en extremo delicada porque no hay tranquilidad entre la población, algo que en un proceso electoral tendría que ser una constante. Pueden leer el texto completo publicado en Expansión aquí.

* “Elección de Estado”, de Raymundo Riva Palacio

El despliegue federal se encaminaba al objetivo buscado, y coronó la ofensiva más agresiva, por masiva y sistemática que se recuerda en una elección mexicana, en contra de una candidata (o candidato), como fue el caso de la cruzada contra Gómez, con lo cual se intentó compensar los negativos de Del Mazo y los pesados lastres que arrastraba, en gran parte con el descrédito de Peña Nieto. Más de 65 por ciento de los encuestados en las semanas previas declararon querer el cambio, aunque cuando se les preguntaba quién podría encabezar el cambio, incluían en sus respuestas al Partido Verde, Nueva Alianza y Encuentro Social, que apoyaron al candidato del PRI. Pueden leer el texto completo publicado en El Financiero aquí.

* “La amarga victoria del PRI”, de Jacobo García

Y lo que estaba pasando es que seis años antes, esta misma sede era un hervidero de miles de personas celebrando la victoria de Eruviel Ávila. Pero anoche, sin embargo, cada vez que se callaban los músicos un silencio espeso sobrevolaba el lugar. La militancia, acostumbrada al rodillo y a golear en casa, no maneja bien la posibilidad de ganar de panzazo o invocando al árbitro. Todo fue tan falso que hasta que hasta el eslogan de campaña “fuerte y con todo” sonaba vacío en la megafonía. Pueden leer el texto completo publicado por El País aquí.

* “El coletazo del dinosaurio”, por John Ackerman

El trabajo apenas se inicia. La enorme lección histórica que el pueblo mexiquense dio ayer al viejo régimen de la corrupción institucionalizada en el estado de México no será recibida con humildad por los oligarcas y sus empleados del Pacto por México. El grupo que hoy controla el país simplemente no sabe aceptar la derrota. Cuando no ganan por las buenas, arrebatan por las malas. El último coletazo del dinosaurio antes de su caída será fuerte y violenta. Pueden leer el texto completo publicado en La Jornada aquí.

* “Las elecciones de ayer, un parteaguas”, por Enrique Quintana

Si el PRI no asume que los resultados le implican un golpe terrible, probablemente estará dando pasos firmes a su derrota en 2018.
Si el PAN no aprende que en unas cuentas semanas puede caerse de encabezar las encuestas a un distante cuarto lugar, como pasó en el Estado de México, también repetirá la historia en 2018.
Si el PRD no asume que aun un buen candidato no alcanza para ser competitivo, entonces lo único que cabe preguntarse es a quién le va a restar votos su candidato presidencial… salvo que haga una alianza.
Si Morena, y específicamente AMLO, supone que una actitud agresiva y de rechazo a las instituciones, como la que mostró ayer, le permitirá convertirse en ganador, repetirá la historia de 2006.
Lo peor para el país sería, como le decía al principio, que aumentara la tensión, no sólo la competencia legítima entre fuerzas políticas, sino el enrarecimiento de la vida política. Pueden leer el texto completo publicado por El Financiero aquí.

* “El infierno de la elección en el Estado de México”, por José Manuel Vacah

Ellos fueron “levantados”. Así hace política el PRI, esta es su más efectiva forma de hacer campaña. Hoy es 4 de junio y la gente sabe que hagan lo que hagan va a ganar el pinche PRI. Esto no lo digo yo, lo dice la gente. Nomás hay que escuchar bien para entender lo que en verdad está pasando.
“Si gana Delfina, se la van a robar”, “el fraude está hecho aún antes de las votaciones”, “de todos modos va a ganar Del Mazo”. Ya nadie quiere al PRI en el Estado de México, pero muchos necesitan el dinero que ofrece. Esta es una realidad dolorosa, porque todos se quejan de la podredumbre pero la necesidad es cabrona. Pueden leer el texto completo publicado por Tercera Vía aquí.

* “Las elecciones en el Estado de México generaron la expectativa de una alternancia en el poder”, por Marina Franco

Pero aunque haya juego sucio en esta elección, dijo Terrazas, para 2018 “sí va a haber alternancia”. Para muchos el problema es quién debe liderarla. El probable candidato presidencial de Morena es el líder del partido, el populista Andrés Manuel López Obrador; quien ya contendió y perdió en las elecciones de 2006 y 2012. En 2006, la mínima diferencia de votos lo llevó a impugnar los resultados y a sus partidarios a protestarlos durante meses.
Terrazas no quiere al PRI, pero aseveró: “López Obrador para mí no es opción. Soy de los que ve una Venezuela en el panorama si él gana”. Pueden leer el texto completo publicado por The New York Times aquí.

* “Edomex: algunos números que sí cuentan”, de Alejandro Hope

Para cuando lean esta columna, ya sabrán (espero) el nombre del ganador en la contienda por la gubernatura del Estado de México. Y estarán (supongo) abrumados por la avalancha de números. Número de votantes, número de votos por candidato, número de votos por municipio. Números, números, números. Viviremos obsesionados por esas cifras durante algunos días o algunas semanas. Será, sin embargo, una obsesión efímera: esos datos pasarán pronto al olvido o al anecdotario en diez días más.
Sin embargo, hay otros números, esos sí cruciales, que espero que se queden grabados en la mente de quien haya ganado la elcción de ayer. Pueden leer el texto completo publicado en El Universal aquí.

Así es, muchachos y muchachas, no nos dejemos aplastar por las cifras. Los números importan en tanto les demos sentido y utilidad. Para muchos hoy es un día triste, pero pensémoslo como otro tono de gris de la amplia gama que define nuestra realidad.

Comments

comments