#AlTiro: ¿En qué pensaba Trump al retirarse del Acuerdo de París?

La decisión estaba más que cantada, pero al fin se hizo oficial: Donald Trump anunció que Estados Unidos se retira del Acuerdo de París contra el cambio climático. El presidente estadounidense decidió cumplir una promesa de campaña, en la que declaró a diestra y siniestra que el cambio climático era sólo un invento de los chinos.

La retirada de nuestro país vecino, más allá de ser peligrosa por negar evidencia científica como si fuera una mera opinión, significa la reafirmación de la política interiorista de Trump, que deja claro que, mientras ellos estén “bien”, que el mundo arda…literalmente.

* ¿Qué es el Acuerdo de París?

El Acuerdo es el resultado de la Conferencia de París sobre el clima, realizada en 2015, y que, tras el fracaso de Protocolo de Kioto, logró la alianza de 195 países para reducir el calentamiento global y las emisiones de carbono. Se plateó un plan a 15 años, con tres acciones concretas:

1. Reducir la temperatura media mundial por debajo de los 1.5°C, para lograr que en este siglo la temperatura global no aumente más de 2°C.
2. Reforzar la capacidad de las sociedades a la hora de afrontar las consecuencias del cambio climático, con el objetivo de que no perjudique la producción de alimentos.
3. Elevar las corrientes financieras a un nivel compatible con una trayectoria que conduzca a un desarrollo resiliente al clima y con bajas emisiones de gases de efecto invernadero.

El Acuerdo incluye también el compromiso de reunirse cada 5 años para plantearse nuevos y más ambiciosos objetivos tomando como referencia la información científica más reciente, así como la ayuda a los países en desarrollo para cumplir con los objetivos; además de una política de transparencia y rendición de cuentas, que implicaba informar a los ciudadanos, así como involucrar a las ciudades en políticas nacionales que lleven a cumplir los objetivos.

* ¿Por qué reducir las emisiones de carbono?

El Acuerdo de París parte de la evidencia de que el ser humano es el gran responsable del cambio climático, por lo que la reducción de los gases de efecto invernadero ayudarán a mitigar las consecuencias del calentamiento global. Tras la firma del Acuerdo, la Unión Europea se comprometió a que, para 2030, reduciría en un 40% sus emisiones de carbono.

* ¿Quiénes no le entraron?

El Acuerdo de París fue firmado por 195 países. Entre las naciones que no suscribieron el acuerdo en un inicio se cuentan: Arabia Saudí, Armenia, Benin, Birmania, Cabo Verde, Ecuador, Gambia, Irak, Kazakhstan, Corea del Norte, Corea del Sud, Laos, Macedonia, Moldavia, Nicaragua, Nigeria, Siria, Yemen, Zambia. En Algunos casos como Ecuador y Siria fue porque no consideraron el acuerdo lo suficientemente ambicioso. Por otro aldo, Arabia Saudí, Irak y Nigeria asumieron una posición contraria a los compromisos. El logro mayor del Acuerdo de París, además de lograr que sólo Siria y Nicaragia quedaran fuera, fue sumar a Estados Unidos y China, los dos países que más emisiones de carbono aportan.

* ¿Por qué sale Estados Unidos?

Las razones que expuso Donald Trump hoy al retirarse del Acuerdo no son distintas a las declaradas en su campaña. Aunque no repitió que el cambio climático es un invento de los chinos, Trump lo calificó de desventajoso y debilitante para la industria estadounidense. “No vamos a perder empleos. Por la gente de este país salimos del acuerdo. Estoy dispuesto a renegociar otro favorable para Estados Unidos, pero que sea justo para sus trabajadores, contribuyentes y empresas. Es hora de poner a Youngstown, Detroit y Pittsburgh por delante de París“, declaró el presidente estadounidense, quien afirmó que el acuerdo beneficia a China y a India, lo que afecta a los estados industrializados de su país.

* ¿Quién tomó la decisión en la Casa Blanca?

Durante días se especuló que al interior de la Casa Blanca existía una batalla entre los asesores de Trump respecto del Acuerdo de París. Esta batalla hizo que Trump retrasara hacer pública su decisión, la cual debió dar durante la reunión del G7. Se dijo que Invanka Trump y su esposo, Jared Kuschner, así como el Secretario de Estado, Rex Tillerson, estaban a favor de permanecer en el Acuerdo, mientras el infame Steve Bannon y Scott Pruit, director de la Agencia de Protección Ambiental (oh, la humanidad) estaban a favor de la retirada. De esta manera, la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París puede significar una fractura (otra más) al interior del equipo trumpista.

* ¿Qué consecuencias trae la decisión de Trump?

Más allá de la condena global y la ya muy clara ruptura con las políticas y los objetivos de la Unión Europea, las consecuencias de esta retirada no pueden ser materializadas aún. A diferencia del Protocolo de Kioto, el Acuerdo de París no es vinculante, es decir, no implica sanciones económicas ni comerciales. De esta manera, la decisión de Trump tendrá sin duda consecuencias diplomaticas e ideológicas, tanto al interior como al exterior de su país. Algunas de las empresas más grandes de Estados Unidos como Exxon, Apple, Microsoft, Levi’s, GAP, etc, presionaron, e incluso suplicaron, a Trump para que no abandonara el Acuerdo, pues reduciría su competitividad.

* ¿Cuáles son las reacciones?

Tras la conferencia de prensa de Donald Trump, ya hubo comunicado de la Unión Europea. En un boletín firmado por los líderes de Alemania, Francia e Italia, se “tomó nota de la retirada de Trump” y se reafirmaron los compromisos con el Acuerdo. El día de ayer Angela Merkel y el primer ministro chino reforzaron públicamente su alianza y su apoyo con los objetivos contra el calentamiento global. Por otro lado, al interior de Estados Unidos, algunos estados ya se manifestaron: en un acto público, los alcaldes de 61 ciudades afirmaron que buscarán crear alianzas internacionales para combatir el cambio climático. Este punto es importante, pues el Acuerdo de París considera que las ciudades tienen un papel preponderante para cumplir con los objetivos. Igualmente, Barack Obama, uno de los principales impulsores del Acuerdo declaró: “La determinación de Donald Trump de abandonar el Acuerdo de París es el clímax de irresponsabilidad y una afrenta a nuestro deber moral de proteger nuestro planeta. Hoy, el mundo vio a Estados Unidos caer en el lado erróneo de la historia”.

* ¿Viene la desbandada?

Uno de los peligros más claros de la salida de Estados Unidos era que propiciara la retirada de otros países del Acuerdo. Sin embargo, puesto que el aglutinante del Acuerdo de París es el compromiso, eso se ve poco probable. Sin duda será un duro golpe que el país más poderoso y uno de los más ricos deje de lado su colaboración, lo que retrasará el cumplimiento de los objetivos. No obstante, las primeras reacciones dejan ver que más que una ruptura del Acuerdo, se está aglutinando una postura global, al menos en este tema, frente a Trump. Esperemos que sea extensivo a otras áreas.

Así es, muchachos y muchachas, es un día complejo para la ciencia, pero también es una oportunidad para decir: hoy somos menos Trump y más DiCaprio.

Comments

comments