#AlTiro. Hombres del mundo, para atrás (y sus porqués)

Empecemos por lo importante, lo verdaderamente importante: Mara Castilla fue asesinada. En México este titular ya no puede ser, ni debemos dejar que sea, despreciado u opacado. Sin embargo, pasó. La marcha que el domingo 17 de septiembre se llevó a cabo fue coptada por el “rechazo” al periodista Jenaro Villamil. Se pueden arguir muchos puntos a favor y muchos en contra, sin embargo algo es claro: frente a instrucciones dadas, el respeto y el profesionalismo deben imperar.

Por si tuvieron la cabeza en un agujero ese día, aquí una probadita muy sesgada de lo que pasó:

jenaro

Ahora, más allá de lo indignante de la discusión y lo fácil que es perder el foco en la víctima, hemos notado que casi ningún hombre entiende qué pasó. Ni entienden el hecho de que hay reglas a seguir según la organización de una marcha, o simple y llanamente les pesa muchísimo no tener la posibilidad de estar en donde quieran y cuando quieran por el simple hecho de no ser parte de esa otra y tan mentada “bolsa” de la que nadie quiere ser parte.

Pensando en esto, recopilamos 8 opiniones chingonas sobre el famoso separatismo de la marcha feminista. 8 opiniones que debemos entender, porque a los hombres nadie les está pidiendo ayuda ni permiso, sino que escuchen y dejen de forzar todas las manifestaciones de poder popular a su imagen y semejanza.

¿Por qué no queremos onvres en las marchas feministas?, de Karen Cymerman

Siempre es lo mismo con los onvres. Siempre. Hasta cuando salimos a marchar por nosotras y para exigir al Estado y a la sociedad que nos miren como personas, tenemos que hablar de hombres. Tenemos que justificar por qué “no se nos antoja” marchar con ellos. Tenemos que tener su aprobación, asegurarnos de que no les molesta que salgamos entre nosotras (no solas). Sigue leyendo aquí.

No es tan difícil de entender: en una marcha de mujeres no queremos protagonismos de hombres, de Hebzoariba Hernández Gómez

¿Por qué los hombres deben marchar en la parte de atrás en una protesta organizada por mujeres? Porque en esas marchas somos las mujeres quienes tomamos el espacio público, ese que siempre está ocupado por los hombres, y porque no es necesario su protagonismo. Sigue leyendo aquí.

Con peras y manzanas: Mara Castilla y nuestro machismo, de Esteban Illades

Por eso, por tratarse de una sección de temas importantes, es que hoy tenemos que hablar del feminicidio de Mara Castilla. Es imposible no tratar otra cosa esta semana. Hay que aprovechar esta plataforma para hablar de varias cosas que nos tienen que entrar a la cabeza a los hombres, y que tenemos que entender a la de ya. Sigue leyendo aquí.

Qué cansado es cuidar las susceptibilidades masculinas, de Ana G. González

Una de las cosas que más me gustan de la Liga Peatonal es que decimos “la revolución urbana será feminista o no será”. Para ser parte de se necesita tener perspectiva de género, o por lo menos tener apertura hacia los feminismos. Este marzo nos organizamos e hicimos una serie de foros con perspectiva de género bajo el nombre de #LasDeLaMovilidad. El punto de los foros es entablar un diálogo entre mujeres que hacen cosas de ciudad y de movilidad. En uno de los foros surgió la cuestión de los grupos exclusivos de mujeres. Sigue leyendo aquí.

Comments

comments