#AlTiro: lo que avala la #LeyDeSeguridadInterior ha tenido graves consecuencias en otros países

* Imagen destacada de Eréndira Derbez (https://www.facebook.com/hagodibujitosmx/)


A casi un mes de la fecha límite que los legisladores se han planteado para aprobar la Ley de Seguridad Interior, la discusión sigue intensa y, lamentablemente, en lo oscurito. Mientras escuchamos a gobernadores y fiscales aceptar que no cuentan con la capacidad para combatir el crimen organizado, que las policías locales están desmanteladas y dependen de las fuerzas armadas; al Secretario de Gobernación afirmar que los estados ya no pueden depender de la federación; y a senadores pelearse por qué dijo o no dijo López Obrador, vale la pena darse un tiempito para analizar las posibles consecuencias de la militarización del país.

Si vemos algunos ejemplos de lo que ha sucedido en otros países con acciones como las propuestas en las iniciativas de Ley de Seguridad Interior, los resultados no son nada deseables. Si bien, los contextos de los países son diferentes, cabe la comparación. Aquí les dejamos cuatro cuestiones que nos escandaliza que sucedan en otros países, y que pueden darse en México de aprobarse la Ley de Seguridad Interior.

* Rusia y las manifestaciones ilegales

Este fin de semana fueron detenidas más de 800 personas, incluido el líder opositor Alexei Navalni, en una manifestación en protesta por supuestos actos de corrupción del primer ministro. Los arrestos sucedieron porque la manifestación no fue autorizada por el gobierno ruso que, según la ley, debe avalar las protestas en las calles. Los detenidos enfrentan cargos de 15 días de arresto por desobediencia, así como multas o servicio comunitario.

¿Qué pasaría en México?

La Ley de Seguridad Interior contempla que los ejecutivos municipales, estatales y federales, puedan solicitar la intervención de las fuerzas armadas ante protestas que pongan en riesgo las instituciones, sean violentas o NO VIOLENTAS. Si esto se complementa con otras leyes, como la Ley Atenco, que avala el uso de la fuerza contra portestas ilegales, o algunas acciones del gobierno de la Ciudad de México contra la protesta social, se abre la puerta a la contención militar de cualquier manifestación.

Ley1

* China, Corea del Norte y la tortura

Ambos países asiáticos están en los últimos lugares de respeto a los derechos humanos, según Amnistía Internacional. Además de violaciones a las libertades de expresión y manifestación, el uso de la tortura y los malos tratos como método común es uno de los asuntos más condenables en materia de derechos fundamentales.

¿Qué pasaría en México?

De acuerdo con el relator especial para las Naciones Unidas, en México la torutra existe de manera generalizada como recurso en la «solución» y fabricación de casos jurídicos. Ayotzinapa, Tlatlaya, Apatzingán y tantos otros casos han demostrado que las fuerzas armadas y las policías federales han torturado a víctimas y presuntos delincuentes. Hasta 2014, se había presentado 1,273 denuncias contra militares por tortura. A eso hay que sumar las 10,751 quejas ante la CNDH por violaciones a los derechos humanos. La Ley de Seguridad Interior no regula de ningún modo la rendición de cuentas de las fuerzas armadas, ni nutre de poderes al Congreso para delimitar las acciones del ejército.

* Redadas antiterroristas en Europa y Estados Unidos

Desde los ataques del 11 de septiembre se modificaron los términos de lo que ahora conocemos como terrorismo. Cualquier atentado, o intento de ataque, ha motivado en Europa y Estados Unidos una serie de acciones y de violaciones de privacidad para obtener información que ayude a atrapar terroristas. La presión del sistema judicial para que Apple desbloqueara el teléfono del acusado por la masacre de San Bernardino; las redadas y cateos en barrios enteros después de los atentados en París, Bruselas y Londres; la revisión exahustiva o prohibición de la entrada de ciudadanos «sospechosos» son prácticas comunes de lo que el «primer mundo» califica de prevención.

¿Qué pasaría en México?

La Ley de Seguridad Interior plantea que los órganos autónomos (INE, INEGI, IFT) entreguen datos de los ciudadanos sin ninguna orden judicial. Igualmente, contempla que las fuerzas armadas pueden obtener información de cualquier ciudadano bajo cualquier método. También hay que considerar los excesivos gastos que la Sedena realizó en software de espionaje. Las iniciativas propuestas por el PRI y por el PAN fallan en el sentido en que el marco legal que quieren otorgar a las fuerzas armadas no tiene límites, sino son un lienzo en blanco.

* La letalidad de los ejércitos

Ejemplos hay muchos: desde los abusos de ejércitos intervencionistas alrededor del mundo, hasta acciones en países más cercanos como Colombia o Brasil en que las fuerzas armadas realizan tareas de seguridad, la peligrosidad de los soldados es un tema de mucha relevancia. Durante la militarización más intensa de Colombia, se reportó que los poblados con mayor presencia del ejército eran también las que presentaban el 87% de los deplazamientos y el 82% de las violaciones a los derechos humanos.

¿Qué pasaría en México?

Mucho se ha hablado de que la Ley de Seguridad Interior es un cheque en blanco al ejército, y es verdad. Aunque quienes proponen la ley aseguran que cada acción de las fuerzas armadas irá limitada en tiempo, lugar y acciones, éstas pueden postergarse de manera indefinida, a consideración de los funcionarios. Además hay que tomar en cuenta el comportamiento que el Ejército y la Marina ha tenido durante los 10 años que han cumplido tareas de seguridad pública, que los colocan como instituciones de alta letalidad. La cantidad de muertos en la guerra contra el narco, así como los opertaivos que más que enfrentamientos son masacres, activan la alarma de ese marco jurídico. Pueden revisar a fondo la letalidad del ejército mexicano aquí.

Si quieren conocer más cifras sobre las tareas de las fuerzas armadas mexicanas, pueden dar click aquí.

Así es, muchachos y muchachas, después de indignarnos por lo que sucede en otros países, hay que ver lo que puede suceder en el nuestro. La Ley de Seguridad Interior se está discutiendo en ambas cámaras en estos días. Hay que estar al pendientes de las transmisiones en vivo del Senado y el Congreso para seguir la discusión y no nos den un madruguete. También podemos acercarnos a organizaciones como sinmilitarizacion.mx.

Comments

comments