#AlTiro. ¿Qué es el #DerechoDeLasAudiencias y por qué EPN dice que la Ley Telecom es inconstitucional?

En medio del vórtice que estamos viviendo: alzas de precios, manifestaciones, Trump amenzanado con meter militares gringos a nuestro país, el muro, el dólar, la crisis, y un largo etcétera, hoy nos amanecimos con una nueva batalla nacional: EPN vs la Ley Telecom. La Presidencia de la República, a través de su asesor jurídico, Humberto Castillejos, decidió interponer ante la Suprema Corte de Justicia un recurso de inconstitucionalidad contra los recién estrenados Lineamientos Generales sobre la Defensa de las Audiencias. Así es, resulta que el público va adquiriendo derechos frente a los monstruos de la radio y la televisión, y ya nos los están queriendo quitar.

La cosa parace complicada, pero en realidad no lo es tanto. Para entender de qué va la pelea del presidnte, y la improtancia de que defendamos el Derecho de las Audiencias, aquí les dejamos 6 puntos clave para estar informados.

*¿La Ley Telecom no era mala?

Partamos desde el principio, la Ley de Telecom nacida de la Reforma en Telecomunicaciones fue una de las más controvertidas hace un par de años. La regulación de Internet, el espionaje cibernético, el almacenamiento de datos, el intercambio de contenidos entre canales abiertos y de paga, la competencia y las concesiones fueron temas que estuvieron en el ajo. Sin embargo, un tema que poco atrapó la atención pública fue el asunto de la defensa de las audiencias, es decir, la garantía de que se cumplan nuestros derechos a la libre expresión, a la información y de recepción de contenidos. Las radiodifusoras y televisoras deben garantizar estos derechos nuestros en cada contenido que transmitan por los canales que nos pertenecen a todos, y les están concesionados. Como órgano regulatorio de la Ley Telcom se fundó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT o IFETEL), que funcionaría de manera autónoma para evitar actos de corrupción en temas de telecomunicaciones. Hay que decir que, desde su nacimiento, se ha buscado menoscabar las funciones del IFT en especial por la Telebancada. Y es precisamente esa Telebancada la que hace necesario que el instituto sea un órgano autónomo que no responda a intereses partidistas ni económicos, sino de la sociedad civil.

dolor perrito

* ¿A qué tenemos derecho las audiencias y quién los garantiza?

En diciembre de 2016 se aprobaron y publicaron los Lineamientos Generales sobre la Defensa de las Audiencias. Es decir, las reglas básicas del juego que deben seguir televisoras y radiodifusoras respecto de su público. En general, la cosa es muy sencilla y hasta obvia: los lineamientos establecen que los contenidos radiodifundidos deben respetar los derechos humanos, no ser discriminatorios y, acá es donde EPN torció el rabo:

o Que se diferencie con claridad la información noticiosa de la opinión de quien la presenta;
o Que se aporten elementos para distinguir entre la publicidad y el contenido de un programa; y
o No transmisión de publicidad o propaganda presentada como información periodística o noticiosa.
o Contar con un Defensor que reciba, documente, procese y dé seguimiento a las observaciones, quejas, sugerencias, peticiones o señalamientos en relación con derechos de las audiencias. Al respecto, se fijan directrices para asegurar la independencia e imparcialidad de los defensores y el plazo máximo para desempeñar el cargo, entre otras.

Es decir, que el público no quede expuesto a esto:

* ¿En dónde está lo inconstitucional?

El reclamo de la Presidencia de la República, a la cual ya se sumó el Senado, es que el IFT se está metiendo en donde no le llaman, pues no le corresponde regular el Derecho de la Audiencias. Así como lo leen, resulta que Humberto Castillejos dice que los lineamientos son inconstitucionales pues nacen de una ley viciada. La Ley de Telecomunicaciones establece dentro de las facultades del IFT funciones regulatorias de los concesionarios, pero de los deberes de éstos con el público. De acuerdo a lo anterior, la Defensa de las Audiencias es parte del derecho a la información, que debe ser garantizado por el Ejecutivo Federal. Es decir, le están buscando un vacío legal para que sea únicamente el presidente quien determine las reglas del juego de las televisoras y radiodifusoras. Si recordamos los millones de pesos que Enrique Peña Nieto le ha dado a Televisa y TV Azteca para autopromocionarse, o las descaradas incerciones de Eruviel Ávila y Rafael Moreno Valle platicando con sus “amigos locutores”, resulta fácil ver el peligro de que las audiencias quedemos en las manos del presidente.

* Las televisoras sólo piden libertad

En realidad el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por EPN es la culminación de la serie de reclamos de la televisoras desde la publicación de los lineamientos. Increíblemente, las cadenas de radio y tlevisión están gritando ¡CENSURA! por todo lo alto. Según ellos, el hecho de que se les exija que especifiquen cuando están emitiendo una opinión puede ser una cuña para controlar los contenidos que se emiten al público. La libertad de expresión es la defensa de ¡Televisa!, la cual quieres seguir transmitiendo a diestra y siniestra su particular interpretación de la realidad como hecho histórico indebatible.

* La lana, las elecciones y todo lo demás

Uno puede preguntarse, ¿por qué ahora el reclamo? El timming es perfecto, estamos a unos meses de las elecciones estatales, que son el campanazo de salida para las presidenciales de 2018. Las campañas en realidad ya están en marcha y hay que tener a los medios de comunicación del lado correcto. Hacer valer los lineamientos tal y como están, implica que cada una de las empresas de telecomunicaciones que los viole deberá pagar entre el 1% y el 3% de sus ingresos totales. Si a eso le sumamos las cantidades que dejarían de recibir al no poder incluir propaganda política oculta en sus programas de “entretenimiento”, es una catástrofe para las televisoras y radiodifusoras. Por otro lado, con la prohibición de la propaganda oculta, los partidos políticos tendrán que limitarse a los tiempos al aire designados por el INE, y nada más. Por ello es que Presidencia, PRI, PAN y PRD están de cabeza.

* ¿Qué tan posible es que se caigan los lineamientos?

El IFT ha sido bastante tibio respecto del reclamo de Presidencia. Su titular celebró el recurso de inconstitucionalidad, aunque enfatizó la importancia de distinguir entre información y opinión. Lo fundamental aquí es si la Suprema Corte de Justicia acepta como válido el reclamo y, si lo hace, cómo interpretará la ley para determinar las facultades del instituto. Si declara inconstitucionales los lineamientos implicaría que el órgano autónomo queda totalmente atado de manos, y el Ejecutivo podría mover cielo, mar y mucha lana para impornernos el siguiente telepresidente.

Así es, muchachos y muchachas, la decisión de la corte es crucial, y debe ser pronta pues los lineamientos deben entrar en vigor el próximo 16 de febrero. La pregunta para nosotros es, si en medio del descontento social por el alza de precios, dejaremos que nos arrebaten un derecho más que implicaría además abrirle la puerta a otro galancete vacuo incapaz de defender al país que dice representar.

Si quieren conocer más a detalle los Lineamientos Generales sobre la Defensa de las Audiencias, pueden consultar este artículo de Alfredo Lecona, y el resumen del IFT.

Comments

comments