Ante el ataque, la comunidad responde #FueraPorrosDeLaUNAM

El pasado lunes 3 de septiembre, un grupo de estudiantes del CCH Azcapozalco, apoyado por alumnos del CCH Oriente, Prepa 5 y la Facultad de Filosofía y Letras, fueron atacados por un grupo armado mientras se manifestaban en la explanada de la Rectoría de la UNAM. La movilización se realizó después de que el plantel de Azcapozalco permaneciera cerrado por una semana en demanda de la renuncia de la directora, el cobro justo de inscripción, y la cobertura de ausencia de docentes, a estas demandas se sumó la exigencia de justicia por el secuestro y homicidio de Miranda Mendoza, estudiante del CCH Oriente.

El ataque por parte del grupo porril sucedió frente a la puerta cerrada de la Rectoría, y ante miembros de Auxilio UNAM que fueron instruidos para no intervenir. El saldo fue de seis estudiantes lesionados, dos de ellos de gravedad: uno se encuentra aún en terapia intensiva, y el otro corre el riesgo de perder el riñón por una herida de arma blanca. Ante esta situación, la comunidad universitaria ha reaccionado: se han organizado asambleas y, de entrada, tres facultades han parado por 48 horas. Sin embargo, la respuesta de las autoridades ha sido inquietantemente tibia, y sin demasiado apoyo a los estudiantes. Así, en estos momentos vale la pena recuperar las voces de jóvenes profesores y exalumnos de la máxima casa de estudios. Porque no es cualquier cosa lo que está pasando, porque tiene sentido y es necesario seguir exigiendo una vida digna para los jóvenes y gritar #FueraPorrosDeLaUNAM.

* Mensaje de solidaridad del FPDT Atenco a los dignos estudiantes de la UNAM. #FueraPorrosDeLaUNAM

Compañeras, compañeros: ¡NO ESTÁN SOLOS! y tendremos que asumir cada quien nuestras trincheras, porque por más que se quiera no levantar el polvo en este momento de transición hacia un nuevo gobierno, es imposible ocultar décadas de injusticia e impunidad y todo el aparato ideológico y político de Díaz Ordaz, de Luis Echeverría y quienes los invocan cada vez que pretenden imponer orden y castigo, a nombre de la democracia, de la paz, de la gobernabilidad. Asumamos que somos los de abajo quienes vamos a tener que seguir arando el país que queremos y que no se transformará sólo con desearlo. Tenemos mucho trabajo y sólo nos tenemos unos a otros. No hay quien no tenga una razón para luchar, porque nos FALTAN 43 y miles más, porque nos falta acceso a la salud digna para todos, porque necesitamos trabajos bien remunerados, porque no podemos aceptar la imposición y normalización de la violencia y los feminicidios, porque el derecho a la educación es un derecho humano y es esta bandera, una de las más hermosas que tendrá que hondearse en todos los rincones del país, y son ustedes estudiantes, los que, como abejas obreras, contienen en sus manos ese polen en el horizonte de la liberación de nuestra patria. Lee el mensaje completo aquí.

Aquí una fotografía de los agresores que se han logrado identificar hasta el momento.

Comments

comments