Carta Abierta a AMLO: a propósito de La Rebelión en la Granja

Estimado Andrés Manuel López Obrador:

Nosotros no somos sus enemigos, nosotros somos quienes han votado, y votarían por usted. Esto lo decimos no para curarnos en salud, sino para asegurarnos de que siga leyendo. Hoy por la mañana, usted y su partido lanzaron un spot de lo que parece ser la nueva campaña, o la continuación de la que emprendimos juntos hace más de diez años. Y es indignante.

En el video, titulado “La Rebelión en la Granja”, lo vemos en medio de una sala arquetípicamente mexicana: no faltan los bordados, el cuadro del muralista, el adobe, el piano (porque todos tenemos uno en casa), el jarrón con flores, y para dar el toque del estadista, los libros y el nivel óptico en la ventana. Nada de esto es criticable en sí mismo, lo es si se pretende que sea el telón de fondo del candidato del pueblo. ¿A quién le habla ese telón? ¿A qué país apela? ¿Con qué elemento puede relacionarse un ciudadano de a pie que vive este siglo?

Podemos, aunque no debiéramos, saltarnos la escenografía. Lo verdaderamente preocupante son sus palabras. La referencia al libro de George Orwell publicado en 1945 es precisa, e incluso deseable en un México como el que estamos padeciendo. Pero no es sólo un título sonoro y potente, La rebelión en la granja es una pieza clave en el pensamiento crítico occidental del siglo XX, que el guión de su spot vacía de sentido. ¿Ha leído usted el libro de George Orwell? ¿Lo han hecho quienes lo asesoran? ¿Saben que en su spot falsean absolutamente las propuestas del autor? Equiparar a todos los animales de la granja con los cerdos (puercos, marranos, cochinos) que en la obra de Orwell representan la corrupción de eso que usted bien llama la mafia del poder, es, por decir lo menos, un desatino, y por decir lo más, una traición a toda la granja. ¿No se da cuenta que usted, como todos nosotros, es un animal, ese animal que representa a la clase trabajadora explotada y humillada por los cerdos? ¿No se da cuenta de que un burro activo y dispuesto a escuchar como candidato es lo que necesitamos? De la vaca ni hablamos, porque no entendimos.

Usar un título de manera efectista, y apostar a que la gente no haya leído un libro, es, como usted menciona, traficar con la ignorancia, con la pobreza de la gente. Y eso es un juego sucio, cochino. ¿Hacia dónde va esta campaña? ¿Qué dice este spot de su propuesta de nación?

2018 es una elección clave, es de vida o muerte. Dejamos, usted incluido, que el PRI volviera y dejara un país asfixiado. Necesitamos esperanza, pero usted necesita de nosotros. ¿Por qué no se dirige a nosotros? ¿Por qué no le habla a los que ya no votan, ni por usted ni por nadie, a las minorías que ven vulnerados sus derechos? ¿De verdad cree poder llegar a la presidencia sin hablar con nosotros, sin escucharnos?

Nos conocemos desde hace tiempo, sabemos de los vicios de su personalidad y de los de su partido. Y si ese partido se presenta como la esperanza de México, debe saber que ese México es diverso y está compuesto por una mayoría de jóvenes que no están representados ni por usted ni por nadie. En este país desastroso que nosotros vivimos, la esperanza de MORENA se nos muestra como lo que debiera ser lo más temido y terrible para usted: el partido menos peor.

Si la dirección de esta campaña mantiene este rumbo, el resultado de las elecciones no será distinto, pero serán distintas las causas de la derrota. No será necesario que nos roben los votos, porque los votos no llegarán, no para usted.

Es momento de que usted se reapropie de esa palabra que tanto dice postular y defender: esperanza. Pero la esperanza requiere de algo más que insultos, confrontación y pañuelos blancos. Sea ese líder social que siempre ha sido, ese que debiera decir “la imaginación al poder”. Ejemplos hay muchos, tan sólo hace unos meses, Bernie Sanders convocó a un país con un discurso basado en la fraternidad, la equidad, la justicia social, y la creatividad, con una campaña hecha en las calles, con celulares, hecha por los votantes escuchados por los coordinadores de campaña.

Si usted y su equipo son incapaces de entender la realidad de sus electores, si su campaña seguirá con ese tono insípido, lejano e inocuo, retírese. Deje el lugar a alguien que no sólo quiera representarnos, sino que asuma las exigencias y demandas que hablen nuestro lenguaje, alguien con el que podamos entendernos, alguien que dialogue con nosotros y no sólo nos pida seguirlo. En 2018, no perderemos con usted, no así.

Si ha llegado hasta aquí, no nos malentienda: aquí seguimos, dispuestos, con usted, si es que usted elige representarnos.

Sonará raro, pero no queremos que nos responda, queremos que inspire a un país. No queremos que nos hable de su honestidad comprobada, ni de la mafia del poder, queremos que despierte una verdadera rebelión en la granja.

 

Gabriela Astorga Pérez
Benjamín E. Morales
Sebastian Morales Moreno
Óscar Suárez Alemán
Ceredisae Herrera Ortega
Paulina Moreno García
Mónica Moreno Bayard
José Roberto Pulido Tinoco
Juan Pablo San Esteban
Claudio Martínez García
Iván Cruz Osorio
Paloma Oseguera Gamba
Armando Velázquez Soto
Joaquín Diez-Canedo Novelo
Ángel Chávez
Emiliana Perdomo Martínez
Diego Héctor Eveillard Garza
Mario Alberto López Valdés
Wandi Valdes Morales
Andrei Chávez Ching
Celerino Herrera García
Marcelo Marquis Salinas-Beristáin
Diego Vidal Cruz-Prieto
José Crispín Negrón León
Tania María Carrillo Grange
Gerardo Correa
Eugenia Correa
Mariana Gándara
Martí Gil Bartomeu
Carlos Rosales Abundiz
Jesús Ibarra Salazar
Tonatiuh Miramontes Pérez
Mariana Guzmán Tejeda
Mateo Rodríguez Cervantes
Juan Carlos Blanco
Josefina Naomi Araiza Tokumasu
Eliezer Morales Aragón

Comments

comments