#CasoClínico presenta: Marvin Gaye Sr.

Por Paulina Moreno
@wabisabe

Paciente masculino de 70 años que acude al servicio de psiquiatría para ser diagnosticado ya que enfrenta actualmente un juicio por el asesinato de su hijo de 45 años.

Marvin Gaye

El paciente ha confesado ser culpable de la muerte, sin embargo se le realizará una batería de pruebas psicológicas y psiquiátricas para comprobar que se encuentre en plena conciencia de sus actos y pueda enfrentar el juicio, pues se le ha descubierto un tumor probablemente benigno alojado en el lóbulo temporal. Debido a lo anterior presento la historia clínica del paciente que se pudo obtener mediante una serie de entrevistas realizadas entre los meses de mayo y agosto del año de 1984.

Historia Clínica

El paciente es originario del estado de Kentucky, nace el 1 de octubre de 1914 en la granja familiar en la que vivió sus primeros años acompañado de sus padres y 14 hermanos. El abuelo y el padre del paciente fueron pastores evangélicos, el primero bautista y el segundo pentecostal. La religión formaba una parte esencial de la vida del paciente ya que su familia pertenecía a una pequeña secta conocida como la Casa de Dios que combinaba algunas prácticas de origen judío como la Pascua, el culto en sábado y la abstención de alimentos animales como el cerdo y los mariscos. En esta secta los pastores no tenían una formación espiritual especial tan sólo bastaba una “unción del espíritu”.

La educación del paciente fue siempre muy estricta y cargada de violencia por parte del padre, el paciente desde muy joven fue testigo de abuso doméstico y discusiones que terminaban en balazos. A la edad de 17 años comienza a trabajar en la iglesia evangelista recorriendo el país con otros pastores hasta finalmente establecerse en Washington. El paciente comenta que es ahí que conoce a su esposa A—— que en ese momento se encontraba embarazada, este hijo será entregado a su hermana para su cuidado y tres meses después de dar a luz contraerán matrimonio. El paciente comenta que esta historia le resulta vergonzosa y que en repetidas ocasiones la utilizó para humillar a su esposa.

Sobre la educación de sus 4 hijos el paciente recuerda que fue muy estricta, formándolos en los valores religiosos tradicionales aunque confiesa que recurrió a la violencia física en repetidas ocasiones en especial con su hijo M—— que sufría de enuresis al igual que sus hermanos.

parents

En 1942 el paciente es nombrado secretario general de la pequeña congregación que consistía básicamente en su familia. Su hijo M—— comienza a cantar desde pequeño en los cultos donde según el paciente se hablaba en lenguas, se discutían profecías y se intentaba llegar a la sanidad divina. Sus otros hijos también participaban en la congregación y todos debían seguir reglas que el paciente marcaba, las mujeres no podían maquillarse ni llevar medias, los varones no podían practicar ningún deporte los sábados, y el cine y la televisión estaban fuera de alcance para todos. El paciente comenta que guardar la ley era fundamental ya que la obediencia era una cualidad espiritual que él consideraba muy importante por lo que a cada infracción de las normas o provocación de desobediencia le correspondía una sanción y un castigo físico que consistía en golpes con un cinturón.

Para el año de 1947 el paciente decide formar la Iglesia del Dios Vivo, ya que en su antigua congregación no se le permite actuar como el principal apóstol, sin embargo esta nueva secta fracasa dos años después y cuando el paciente regresa a la Casa de Dios se encuentra que el dirigente actual había dictado una nueva regla por la que ocuparía ese cargo de manera vitalicia. El paciente al ver frustrada su ambición, decide retirarse de la iglesia y comienza a trabajar de manera esporádica pasando la mayor parte de su tiempo en el hogar. Es en este momento según lo describe el paciente que desarrolló una adicción al alcohol y comienza a involucrarse en prácticas de trasvestismo. Los hijos del paciente comenzaron a ser blanco de burlas debido a que él se vestía con la ropa de su esposa haciendo muy ambigua su sexualidad. Esta práctica fetichista según el paciente no tendía hacia la homosexualidad y mantuvo relaciones sexuales fuera del matrimonio con compañeras de la iglesia.

El paciente comenta que siempre se sintió decepcionado de su hijo M—— que había elegido seguir una carrera como cantante alejándose de la vida espiritual. Los temas de su música le parecían pecaminosos y siempre se sintió en desacuerdo con sus intereses en la vida.

El asesinato de su hijo según lo relata el paciente ocurrió el 1 de abril de 1984, todo comenzó al rededor de las 11:00 am cuando discutía con su esposa sobre una póliza de seguro. Su hijo en ese entonces vivía en casa ya que intentaba sin mucho éxito rehabilitarse de su adicción a la cocaína y además acababa de divorciarse por segunda ocasión. La discusión con su esposa se tornó violenta y el hijo trató de intervenir en favor de ella, después el paciente fue hacia la habitación de su hijo para confrontarlo. El altercado derivó en violencia física.

El paciente comenta que se sintió profundamente insultado y había jurado que mataría a cualquier hijo que levantara su mano contra él por lo que unos minutos después regresó a la habitación de su hijo con una pistola calibre .38 y le disparó en el corazón y en el hombro en una segunda ocasión.

El hijo había consumido cocaína y PCP según los informes de la autopsia y en un principio el paciente declaró que había disparado en defensa propia ya que temía por su vida. Después de los disparos, el paciente se sentó frente a su casa a esperar a ser arrestado. En la primera entrevista que realizaron agentes de la policía el paciente fue cuestionado si amaba a su hijo y sencillamente contestó que “no le desagradaba”.

arresto

 

Comentario

El tema de la sexualidad tiene un peso muy importante en la vida del paciente debido a su educación profundamente religiosa que sistemáticamente reprimió sus impulsos. La culpa y la noción del pecado se inscribieron en su historia de forma muy violenta haciendo que el paciente viviera sus inquietudes en el tema de sexualidad como profundamente amenazantes.

El tema de la represión de la sexualidad como mecanismo de defensa apunta hacia pensar en la neurosis obsesiva como un diagnóstico posible. Para Freud, la represión es un proceso que apunta a mantener en el inconsciente representaciones ligadas a pulsiones que buscan la obtención de placer pero que se encuentran en conflicto con otras instancias psíquicas como es el superyo donde residen todas las nociones culturales de la moral.

El trasvestismo significa literalmente vestir opuesto y describe una acción donde el sujeto obtiene alguna satisfacción o se simboliza la identificación con el sexo opuesto, poniéndose la ropa que a este corresponde.

Según el Diccionario de psicoanálisis de Laplanche, la neurosis obsesiva en su forma más típica expresa el conflicto psíquico en síntomas llamados compulsivos, ideas obsesivas, compulsión a realizar actos indeseables, lucha contra estos pensamientos y tendencias, ceremoniales conjuratorios, etc., y por un tipo de pensamiento caracterizado especialmente por la rumiación mental, la duda, los escrúpulos y que conduce a inhibiciones del pensamiento y de la acción.

En este sentido, el conflicto psíquico que representaba la sexualidad para el paciente se manifiesta en la estricta educación religiosa de sus hijos y el rechazo a los propios impulsos sexuales que de alguna forma encontraban salida mediante la práctica compulsiva del travestismo, la insistencia en acatar normas morales religiosas, su excesivo cuidado en rituales y ceremonias, etc. El odio que sentía hacia su hijo Marvin, podría ser leído como una defensa neurótica a lo que él representaba, una potencia sexual muy manifiesta que tenía que ser aniquilada aun tratándose de su propio hijo.

Mi consejo para usted, querido lector es escuchar Let´s Get it On en este instante y dejar de luchar contra la moral que atenta profundamente en contra de su placer, este momento es suyo y también su deseo, aprópiese de él.

Comments

comments