Cuatro ojos, dos lentes. Un panóptico del Carnaval de Bahidorá 2018: Diego Alva

Irremediablemente, eventos importantes, de los que hablaremos el resto de nuestras vidas, pasarán a nuestro propio silencio y se convertirán en imágenes fijas que poco, o nada, traten de reconstruir una sensación, una anécdota, una idea. Es por lo mismo que la fotografía se presenta como una columna inamovible para la continua herencia de los más íntimo que nos conforma.

Atendiendo el #LlamadoBahidorá, nos propusimos generar una experiencia visual que caminara a la par de nuestra memoria. Por lo mismo les pedimos a Ana Martínez de Buen y a Diego Alva que capturaran lo sintieran cercano e importante del Carnaval de Bahidorá 2018, y el resultado es impresionante. Cada uno, desde inicios lejanos se acercan a un mismo escenario y necesitamos compartir con ustedes esta experiencia.

Por su parte Diego Alva conversa con la suspensión. Una chispa, un momento de ingravidez. La cámara se torna en cazadora de momentos irremediablemente inconstantes. Cada gesto, cada esfuerzo retratado se esfumó un instante después de ser capturado. Sin embargo las imágenes que decide compartir también se acercan líricamente a la naturaleza muerta. Entonces el diálogo es con los inasibles, con lo que ha terminado. Esta serie se ubica justo en esa frontera y en la capacidad que tiene la la luz para deshidratar la memoria.

Si desean ver otro lente sólo abran el siguiente link:

Cuatro ojos, dos lentes. Un panóptico del Carnaval de Bahidorá 2018: Ana Martínez de Buen

Comments

comments