#CuestionarioNoFM. Alejandra España

Para comprender la coreografía del momento, es necesario conocer a sus participantes. Por lo mismo presentamos el #CuestionarioNoFM, un vehículo para acercarnos de otra manera a los protagonistas que con su trabajo están marcando el ritmo con el cual se está bailando.

Alejandra España
@ale.espana

Alejandra España, Ale ya en confianza, se estrenó en la ahora Ciudad de México en 1982. Se formó en las artes plásticas por las que se ha paseado a su gusto, desde la escultura monumental y la cerámica, hasta la pintura y la ilustración. Y en escuelas como La Esmeralda y la Escuela de Artes y Oficios de Barcelona.

Obsesionada con los objetos, los propios y los ajenos, todo su trabajo se mueve entre lo orgánico, las abigarradas construcciones de la mente humana, el espacio público y los sentimientos personales. Ha sido becaria de varias instituciones, así como realizado residencias artísticas y exposiciones en Francia, Canadá y Barcelona, entre otros tantos lugares. Actualmente, desarrolla una serie de libros objeto, que son casi imposibles de reproducir, pero también serán muy fáciles de atesorar.

Con una sensibilidad única, Ale permite el paseo de la vista, entre los tonos y las luces, en búsqueda constante de una nueva rama, un nuevo trayecto; un hambre tan presumible mantiene nuestra atención despierta y el corazón contento siempre: www.alejandraespana.com.

alejandra españa 1

1. ¿Qué nos puedes decir de tus abuelos?

A mi abuelo materno, Emilio, lo conocí muy poco, a los 3 años. Recuerdo que enfermó de cáncer y le ofrecía ser su bastón. Lo aceptó. Un mes después falleció. A mi abuela María Elena la recuerdo hablando de Diosito e intentando enseñarme el padre nuestro, mientras recitaba yo sólo podía pensar en diosito como un enorme oso panda dotado de capa que flotaba por los cielos. Quién diría que años después esa imagen se convertiría en mi primera serigrafía.

A mis abuelos paternos lamentablemente no los conocí. Pero cuando pienso en ellos, trato de imaginar todo lo que tuvo que pasar para que en sus respectivas realidades se dieran las circunstancias para que nacieran. Vivieron varias guerras: la Primera Guerra Mundial, la Guerra Civil Española y tuvieron la fortaleza de huir de ésta última cruzando los Pirineos a pie. Mi bisabuela Antonia con 3 de sus 7 pequeños nietos, entre ellos mi padre, los cruzarían para encontrarse a mis abuelos Francisco y Consuelo que ya habían cruzado a Francia, ellos llevaban a los hijos mayores. De ahí esperarían en un campo de trabajo 2 años más antes de huir en barco rumbo a América. Mi abuelo era comunista, muy culto y dueño de la única librería de su pueblo Marbella, desde donde difundía la literatura y, según los relatos, prefería hablar de poesía y política antes que vender libros.

De este lado del mundo, mis abuelos maternos vivían en una convulsionada región del norte durante la Revolución Mexicana, él de Durango, ella de Chihuahua. Cuántas casualidades, oportunidades, pequeños encuentros fortuitos dieron lugar para que se conocieran los abuelos de los abuelos, ¿quiénes eran, qué pensaban, cómo lucían? Luego todo lo que tuvo que ocurrir para que nacieran los abuelos, que sobrevivieran las adversidades de sus momentos históricos y que finalmente nacieran sus hijos, que dieron origen a mis padres. Uff. Los ancestros me inquietan un poco. Pero me parecen fascinantes. Me gustaría saber más de ellos…

2. ¿Qué nos puedes decir de tus padres?

A mi madre la admiro profundamente. Ella se ha formado de pies a cabeza y ha construido a su alrededor un mundo lleno de amor, conocimiento y franqueza que me enriquece día con día. Siempre me apoya en mis empresas con el mismo entusiasmo y ahínco con los que me cuestiona. Nos llevamos muy bien. Ella nació en Sonora y de niña soñaba con venir a la Ciudad de México donde las mujeres iban a la universidad. Gracias a su trabajo como investigadora en psicología, viaja mucho dando conferencias por el mundo y esto ha sido maravilloso pues hemos viajado juntas a lo largo de toda mi vida por lugares extraordinarios.

Mi papá nació en Marbella, Andalucía. Él enfermó y murió cuando yo tenía 9 años. Como refugiados, mi padre, mis abuelos y mis tíos, antes de llegar a México a la edad de 17 años, llegaron en barco a Santo Domingo, República Dominicana, donde contrajeron malaria más de una vez. La memoria de esta enfermedad afectó el cerebro de mi papá e hizo que muriera antes de tiempo. Se dedicó a la publicidad, puso con mi tío uno de los primeros negocios de serigrafía en la Ciudad de México y se dedicó a la pintura, la fotografía y al dibujo. Lo recuerdo y vinculo con la espesura de la naturaleza, quizá por sus paisajes. Así que su figura es más bien una combinación de sueños, destellos reconstruidos en mi memoria a través de fotografías, remotos recuerdos y relatos. Pero puedo aprender de lo que dejó: su poesía, sus libros, su pintura. Lo recuerdo meditando, sentado a la luz de ese sol de la infancia, llena de preguntas:

– ¿Qué haces?
– Medito…
– ¿Qué es eso?
– Poner la mente en blanco.
– ¿Cómo, ves todo blanco?
– Cierra los ojos, e intenta no pensar en nada.
– No puedo, veo todo negro.

Manuel España España.  Mérida, Progreso. 11 de Febrero de 1970. Acrílico sobre masonite.
Manuel España España.
Mérida, Progreso. 11 de Febrero de 1970.
Acrílico sobre masonite.

Me inspiran mucho ambos. Me siento profundamente afortunada. Me quedo a veces con sed de papá. Me hubiera gustado platicar con él en mi forma de adolescente y ahora de adulta. Y entonces recuerdo a mi madre decir que él constantemente decía que para él el presente era lo más importante.

3. ¿Quién tuvo o tiene la voz más importante de tu vida?

Al poco tiempo que murió, mi papá. Recuerdo la desbordante sensación ante la conciencia de estar viva. Ciertamente es un sentimiento abrumador, pero así como abruma he aprendido que puede ser liberador también. Supongo que esa forma de sentirme viva se tornó en una voz. La voz de mi inconsciente en forma de sueños y la de la conciencia de estar en el presente, construida a partir de mis experiencias, mis relaciones, ejemplos, aberraciones y reacciones ante lo que advenga. Tiene un tono existencialista. A veces llena mi cabeza con preguntas sin respuesta, como: ¿qué sentido tiene todo esto? He llegado a la conclusión de que ese vacío se llena de confiar en uno mismo y precisamente de procurar habitar el presente, el sentido se lo da cada uno a cada instante. En eso radica su libertad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

4. Considerando que no elegimos dónde nacer, ¿dónde sí elegiste nacer?

Considerando que no elegí nacer a finales del siglo XX, elegí nacer en un mundo donde las posibilidades de la expresión de la naturaleza son más que asombrosas y fascinantes.

5. Para ti ¿quiénes son ellos y quiénes nosotros?

Estoy harta de la situación que vivimos actualmente a nivel mundial.

Pienso que la gente sin escrúpulos debe ser casi que de otra especie. ¿Con qué cinismo osan robar millones y matar a gusto, cuando es menester de su trabajo que eso no suceda? De verdad siento que son individuos ajenos a las personas que les preocupa lo opuesto. Me cuesta mucho concebirlo.

ELLOS: los reptilianos-políticos-burócratas que no les interesa respetar otras formas de vida, sólo ven por el “bienestar” de sus antropocéntricos cuerpos que sólo anhelan poder. NOSOTROS: los que nos ocupa procurar bienes no sólo en beneficio del tipo antropocéntrico, solemos usar el sentido del humor para sobrellevar las adversidades que ELLOS nos imponen, buscamos desarrollarnos por medio de intereses personales, anhelamos la paz mundial y procuramos el respeto de otras formas de vida a través de nuestra creatividad. ¿Tu eres uno de ellos o de nosotros?

O…

Ellos son con lo que no me identifico. Nosotros somos lo que considero naturalmente cercano y empático.

6. ¿Qué verbo define lo que haces y por qué?

Mmm… Intentar. Porque, ¿si no lo intento cómo podría atravesar todas estas inquietudes? Intento por la necesidad de expresar, conllevar y comprender lo que sucede dentro y fuera de mí. Y por la satisfacción que lleva aunque implícita vaya también la frustración.

7. ¿Cuál es tu materia prima?

Actualmente, el presente. Procurar estar en el presente e intentar invocarlo con mis creaciones.

8. Completa la frase

Y cuando muera… ahí junto a mi cruz tan sólo quiero… que la quiten y crezcan muchos arboles alrededor.
Y si vivo cien años… tener la oportunidad de ir al espacio exterior.
All we are saying… puede repercutir…
El día que me quieras… te daré una sorpresa.
Si nos dejan… crecemos.
If I were a boy… sería más práctico.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

9. ¿El arte es una manifestación de la fuerza de la naturaleza o de su sometimiento al ser humano?

Creo que hay formas dentro de la naturaleza profundamente bellas, algunos ejemplos de mi gusto particular son los minerales, la geometría y los patrones y colores en diversos animales, cosas o fenómenos. Pero para poder apreciar la belleza se establecen juicios de valor que mutan según los esquemas bajo los cuales se fundamentan. Pero más allá de lo bello que podamos percibir en la naturaleza, el arte engloba las creaciones humanas enfocadas en expresar distintas visiones sensibles acerca del mundo. Es fascinante porque esto puede ser acerca de lo real o de lo imaginario. Así que si considero que el ser humano es producto de la naturaleza y se encuentra en constante búsqueda por transformarla, el arte sería producto de ello.

10. ¿La memoria es tinta o papel?

El papel tiene memoria.

alejandra españa 2

Comments

comments