Decibel, una de las semillas del rock mexicano

por Israel Espinosa
@arqueorock

En 1981 se materializó un cambio en el rock nacional, durante la ultima década, de 1971 en adelante, el gobierno había prohibido la reunión de jóvenes, el movimiento juvenil de 1968, el halconazo y Avandaro y los grupos armados radícales que se estaban formando, como la Liga 23 de septiembre, etc. Esa década se publicaron discos, las bandas no gozaban de los mejores contratos ni apoyos y aparecieron los “Hoyos Funky” que, en palabras de José Luis Pluma, es un termino que se acuñó tiempo después, no de la época, y que designaba a los lugares en muy malas condiciones para realizar conciertos; fue la década de no poder ser joven en la ciudad.

Con el cambio de gobierno y la entrada de Miguel de la Madrid hubo una ligera apertura que permitió algunos grupos pudieran grabar, no porque el PRI y sus instituciones tuvieran buena voluntad, sino por el esfuerzo de organizaciones sociales y la exigencia de parte de la comunidad internacional por el cambio de régimen político y económico que permitió esta apertura. Una de las puntas de lanza de ello fueron los conciertos en la UNAM que organizaban los hermanos Pantoja, los Lunes de Rock en Arquitectura, que terminarían por ser una experiencia fundamental para después fundar el Tianguis Cultural de Chopo y la agenda cultural del recién creado Museo Universitario Del Chopo (1975).

CHOPO

Se puede hablar de tres grandes eventos musicales que sucedieron en la segunda mitad de la década de los setentas y que impactaron en esta apertura política que terminó en el lanzamiento de la colección y estrategia comercial llamada Rock en tu idioma. En primer lugar tenemos que hablar de Decibel, probablemente uno de los proyectos más innovadores del panorama, donde participaron tres de los iniciadores de la música electroacústica y experimental en México: Walter Schmidt, Carlos Robledo y Alex Eisering. En este mismo proyecto participó Arturo Meza, una leyenda del movimiento rupestre y de la literatura subterránea. Si bien el único disco que se conoce de ellos, El poeta Del Ruido, en realidad es una compilación que salió en 1979, la agrupación llevaba ya varios años en circuitos culturales, ya que no se reconocía como una banda de rock, sino de música más académica, aunque la academia tampoco la reconocía como tal.

DECIBEL

Schmidt y Robledo, tiempo después, fundarían junto a Jaime Keller y Alfonso Moctezuma, el proyecto Size, que junto con Rebel D’ Punk y Dangerous Rhythm serían el inicio del punk en México. Por su parte Eisering, en 1980, fundaría Syntoma, una de las bandas con el sonido más original y la propuesta más innovadora de los ochentas. Por ultimo en 1980 Jaime López, Roberto González y Emilia Almazán presentarían Sesiones Con Emilia que serÍa el inicio del movimiento rupestre, que años más tarde, de la mano de Rodrigo González, llegaría a su máxima expresión y que hoy sigue estando vigente con exponentes tan importantes como Armando Palomas, Leticia Servín, Rafael Catana, Armando Rosas o Nina Galindo.

Sin duda el movimiento de música psicodélica y de R&B de los años setenta se iba extinguiendo y daba paso a una nueva generación, una de las más importantes para la música popular de este país, y que no ha contado con la suficiente difusión de su obra y reconocimiento. Decibel y sus contemporáneos el puente entre lo que conocemos como la explosión del rock mexicano y el nuevo rock mexicano. Para decirlo de otra manera Robledo, Eisering, y Schmidt fueron la generación de la transición entre “el sonido” clásico del rock mexicano y las nuevas propuestas, fueron el filtro entre la música concreta, el minimalismo, serialismo y dodecafonía y el rock. Gracias a ellos llegaron a la música popular nuevas propuestas sonoras de experimentación tecnológica, en muchos sentidos ellos fueron los maestros que enseñaron a utilizar las nuevas tecnologías y las pusieron a disposición de las nuevas generaciones. Por el otro lado, Meza, López y González mostraron que se podía integrar una potencia lírica a una forma “sencilla” de hacer música y que la honestidad de la propuesta era fundamental; narraron la vida cotidiana y eso a la larga les valió la aceptación de miles de personas y de varias generaciones.

Les dejo una selección de canciones de esta época, aunque Alex, Carlos y Walter tienen proyectos nuevos, y en los últimos años han sido muy prolíficos, aquí solo quiero referirme al pasado.

Decibel – El Poeta Del Ruido

Syntoma – Perdidos En El Espacio

Size – Tonight

Rebel’D Punk – De Plástico

Dangerous Rhythm – Social Germ

Roberto y Jaime – Sesiones Con Emilia

Arturo Meza – No Vayamos A Irnos Sin El Mar

Comments

comments