#DíaDeLaRaza. 8 canciones para entender lo agridulce del 12 de Octubre

El genocidio más grande de la Historia (con mayúsculas), ese es el nombre no tan famoso del 12 de octubre. El Día de la Raza, como nos lo enseñaron en la primaria, está mucho bastante lejos de ese descubrimiento milagroso de Cristóbal Colón, y más cerca a un encontronazo nacido de intereses políticos y económicos. Al igual que las independencias y las revoluciones, el 12 de octubre deja ese gustito amargo que no dan muchas ganas de celebrar. Incluso hay quienes le han quitado el mote infinitamente racista para volcarse a una celebración de la resistencia de los pueblos indígenas.

Lo cierto es que, a estas alturas del partido, pocos en este lugar podemos presumirnos originarios. Por más solidarios que seamos con las causas indígenas (y eso con algunas de ellas), no dejamos de ser una mezcla bella de atrocidades y maravillas. Y si bien no celebramos el Día de la Raza, nunca nos ha gustado eso de #NadaQueCelebrar. Festejemos pues que acá andamos, para bien o para mal, que nuestro nacimiento fue brutal y violentísimo, que algunos aún no han acabado de nacer, que muchos se quedaron en el camino, pero los que somos y los que estamos vivimos de manera consciente y, sobre todo, con mucho baile.

Les dejamos entonces, 8 canciones que son una pequeña muestra de nuestro doloroso y rítmico origen.

1. “Hombre Blanco”, Illya Kuryaki

2. “Quinto Centenario”, Los Fabulosos Cadillacs

3. “Rebelión (No le pegue a la Negra)”, Joe Arroyo

4. “América”, Resorte

5. “Siembra”, Willie Colón y Rubén Blades

6. “Latinoamérica”, Calle 13

7. “Sube a nacer conmigo hermano”, Los Jaivas

8. “Fiesta en América”, Chayanne

Comments

comments