¿Dylan plagió partes de su discurso del Nobel? Tradución del texto sobre la nueva polémica

Justo cuando creíamos que la polémica por la entrega del Premio Nobel de Literatura a Bob Dylan había terminado, surge una nueva discusión: al parecer, la leyenda de la música pudo plagiar fragmentos de su celebrado discurso publicado la semana pasada en que agradeció el premio. Además resulta que Dylan habría tomado los fragmentos de un sitio dedicado a hacer guías de estudio y resúmenes de obras literarias, algo así como el Rincón del vago gringo. Las similitudes entre el discurso de Bob Dylan y el sitio web podrían parecer superficiales, sin embargo, el texto de Andrea Pitzer hace una revisión de las apropiaciones del cantante que abren una discusión interesante sobre su carrera. Les dejamos la traducción íntegra del texto publicado originalmente en Slate

por Andrea Pitzer

traducción de Gabriela Astorga
@Gastorgap

¿Si un compositor puede ganar el Premio Nobel de Literatura, CliffsNotes puede ser arte? Durante su lectura oficial grabada el 4 de junio, el aclamado Bob Dylan describió la influencia que tuvieron en él tres obras literarias leídas en su infancia: La Odisea, Sin novedad en el frente y Moby Dick. Poco después, el escritor Ben Greenman notó que aparentemente Dylan inventó una cita de Moby Dick en su discurso.

Aquellos familiarizados con la música de Dylan, recordarán el guiño de atribuir a Abraham Lincoln citas inventadas en su “Talkin’ World War II Blues”. El hecho de que Dylan cree citas imaginarias no es algo nuevo. Sin embargo, recientemente descubrí que el fragmento de Moby Dick que Dylan recordó la semana pasada parece estar conformado por frases del sitio SparkNotes, el equivalente en línea de CliffsNotes.

En el relato de Dylan, un “cura cuáquero pacifista” le dice a Flask, “Algunos hombres que han sido heridos son guiados hacia Dios, otros son guiados hacia la amargura”. No hay tal línea en la novela de Herman Melville; pero la lista de personajes publicada por SparkNotes describe al predicador de manera similar como “alguien a quien sus juicios han guiado hacia Dios en vez de a la amargura”.

Siguiendo ese extraño eco, comencé a ahondar en la comparación entre ambos textos y encontré que muchas frases que Dylan utiliza durante su disertación del Nobel sobre Moby Dick parecen haber salido más directamente del sitio web. El resumen de la novela publicado por SparkNotes explica que “Uno de los barcos… lleva a Gabriel, un profeta loco que predice la condena”. La versión de Dylan dice “Hay un profeta loco, Gabriel, en uno de los buques, que predice la condena de Ahab”.

Un poco más adelante, SparkNotes indica que “el Capitán Boomer ha perdido el brazo en un enuentro con Moby Dick… Boomer, simplemente feliz de haber sobrevivido, no puede entender el deseo de venganza de Ahab.” En su discurso, Dylan dice: “el Capitán Boomer -perdió un brazo por Moby. Pero… está feliz de haber sobrevivido. Él no puede aceptar el deseo de venganza de Ahab”.

Incluso una inspección superficial revela que más de una docena de los 78 enunciados que Dylan dedica a la descripción de Moby Dick son muy similares a los textos de SparkNotes. Y la mayor parte de las frases clave compartidas en estos pasajes no aparecen en ninguna parte de la novela.

DylanMe comuniqué con Columbia, la disquera de Dylan, para intentar contactar al cantante o a su mánager y obtener su repuesta, pero hasta la publicación de este texto, no había recibido respuesta.

El robo en nombre del arte es una tradición antigua, y Dylan ha sido una urraca desde los años sesenta. Frecuentemente, el cantante ha sido abierto acerca de sus préstamos. En 2001, incluso lanzó un álbum titulado “Love and Theft” (Amor y Robo), las comillas parecen implicar que el mismo título del álbum está tomado de la aclamada historia de la apropiación racial de Eric Lott: Love and theft: blackface minstresly and the American working class.

En sus comienzos, Dylan absorbió canciones clásicas y composiciones poco conocidas de músicos que conoció, y grabó versiones que se hicieron mucho más famosas que cualquier cosa de aquellos que le enseñaron las canciones o  de los compositores originales. Su primer álbum incluyó dos piezas originales y once covers.

En menos de tres años, aprendió a envolver la tradición americana que recolectó en un asombroso trabajo original. Usando desde guitarras eléctricas y órganos hasta tubas en la mezcla musical, Dylan empezó a elaborar letras que conjuntaban metáforas arrolladoras con abigarrados personajes arquetípicos.  Menos propenso a copiar versos completos, sus invocaciones a todo, desde el bíblico Abraham hasta Verlaine y Rimbaud, se conviertieron más en un encuentro que en un secuestro. Las letras derivaron en poemas caóticos y juguetones de un embaucador dispuesto a fallar a veces. Y funcionaron aún cuando no debían funcionar.

En los últimos años, Dylan ha expandido sus apropiaciones. Sus memorias, Crónicas: volumen 1, publicadas en 2004, están llenas de atribuciones no reconocidas. Más recientemente, ha vuelto a grabar covers, al igual que otras leyendas de la música. Pero en el caso de Dylan, sus últimos tres álbumes (cinco discos en total) han estado compuestos por referentes musicales.

Dylan permanece tan confiado en la apropiación que rastrear sus fuentes se ha convertido en una industria del cotejo. Por más de una década, el escritor Scott Warmuth, un admirador de la lucha de Ahab, ha encontrado en las canciones y escritos de Dylan un impresionante rango de textos, desde varios enunciados copiados de la Guía de viaje de Nueva Orleans al imaginario y frases de Henry Rollins, ex líder de Black Flag. Warmuth analizó la lectura de Dylan para el Nobel, y también halló que la frase “la fe en un mundo significativo” de la descripción de CliffsNotes sobre Sin novedad en el frente, también aparece en el discurso de Dylan mas no en el libro.

Incluso las varias pinturas que Dylan ha producdo como artista son reproducciones de imagenes muy conocidas, como fotografías de Henri Cartier-Bresson. Para Dylan, la recapitulación sustituye a la invención.

Si el fragmento de Moby Dick usado en su discurso del Nobel efectivamente fue tomado de SparkNotes, ¿qué puede hacerse? Tal vez el uso de SparkNotes pueda verse como una burla al prestigioso premio económico. De cualquier forma, a través de la lectura de Dylan, el material de SparkNotes bien podría unirse a piezas inmortales como el excusado de Duchamp y las cajas de Brillo de Andy Warhol.

Vale la pena mencionar que Dylan envió su discurso justo antes de que venciera el plazo de seis meses para obtener el pago del premio. Con la intención de saldar cualquier potencial deuda moral, yo lo animaría a entregar algo de los $923 mil dólares del premio a quien haya escrito la versión original del resumen publicado en línea.

Mientras tanto, pregunté a algunos académicos su opinión acerca de si Dylan había cometido o no un plagio punible. Después de revisar las similitudes, dieron diversas respuestas. Dan Moshenberg (un seguidor de mucho tiempo deDylan), profesor de  Inglés en la Universidad George Washington, me dijo que no se alarmó al revisar los pasajes. Gwynn Dujardin, una profesora de Inglés de la Universidad de Queen en Kingston, Ontario, tuvo más problemas con el trabajo de Dylan, e hizo énfasis en lo irónico que es que “Dylan esté plagiando a una publicación contemporánea sujeta a derechos de autor en lugar de la novela misma que es de dominio público”. Un último crítico, Juan Martínez, profesor de literatura en la Universidad de Northwestern, dijo: “Si Dylan estuviera en mi clase y hubiera entregado un ensayo con esos detalles plagiados, lo hubiera reprobado”.

 

 

Comments

comments