El K-Pop de Corea del Sur Vs el Pop Patriótico de Corea del Norte. Otro frente de batalla

Cada 10 de octubre se celebra la fundación del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, institución que ha gobernado con mano dura el país comunista desde hace décadas.

Ya todos lo sabemos. Corea del Norte es un misterio incomprensible y muchísimo se ha hablado al respecto. Pero algo nos llamó la atención en la celebración número 70 del partido: la presencia estelar de Moranbong.

Para quien no lo sepa, Moranbong es el grupo pop de chicas más importante del país, incluso es el preferido de Kim Jong-un, se dice que el mismo líder seleccionó y entrenó a las muchachas, pero en Corea del Norte se dicen muchas cosas. El asunto es que el Pop Patriótico es todo un fenómeno y lo queremos presumir confrontándolo con el K-Pop, máximo producto de exportación de Corea del Sur.

Así que dicho esto, vamos a bailar un poco, y sorprendernos mucho.

1. Lo primero que salta dramaticamente es la intención de la música. Mientras que en Corea del Norte el Pop Patriótico se dedica exclusivamente a celebrar al Gran Lider, el K-Pop es mucho más cercano a lo que todos entendemos por Pop: chicos y chicas lindos cantando sobre el amor.

2. En continuidad con el punto anterior, pues las letras son notables. Moranbag presume lineas como: Pensamos en el Mariscal (Kim Jong-un) día y noche. El K-Pop gira alrededor de frases como: Veo su espalda irse mientras camino bajo la lluvia.

3. A pesar de que ambos formatos se concentran en agrupaciones de muchos individuos. El K-Pop se centra en la voz perfectamente bien producida de los artistas, mientras que el esfuerzo Norcoreano apuesta por la habilidad instrumental de los músicos.

4. En cuestiones de look, pues hay poco que apuntar. Al norte de la frontera se mantienen los esquemas impuestos por el gobierno y sus únicos atisbos de particularidad es cuando se visten de militares (que en Corea del Norte es lo más común), al sur la apariencia es una columna vital para el éxito. Cabe apuntar que Moranbag es protagonista de una “revolución” en cuestión de peinados, dado que casi todas la mujeres del país han adoptado su corte.

5. Mientras que la música producida en Corea del Sur se ha convertido en uno de sus principales valores de exportación generando una industria millonaria, las cosas son un poco diferente con su prima dado que, como todo en esa tierra, no existe una producción privada sino un Consejo Nacional que guía los talentos.

6. Enfrentarse al K-Pop es encarar el más absoluto derroche capitalista. El Pop Patriótico es frugal, sin coreografía ni grandes aspavientos.

7. Sobra decirlo, pero ahí vamos. La relación de los dos movimientos con Occidente es diametralmente opuesta. Siguiendo su conocida postura, Corea del Norte emperifolla sus conciertos con imágenes de misiles y consignas anti imperialistas contra E.U.A. Corea del Sur no tiene ningún reparo en imitar y apropiarse de los modelos extranjeros, incluyendo la lengua.

8. El K-Pop es un universo interminable. Hay tantos ejemplos que decidimos enfocarnos en las Girls’ Generation que, hasta donde lo comprendemos, son muy famosas. El Pop Patriótico, por sus mismas raíces, cuenta con poquísimos ejemplos, entre los cuales Moranbag es el consentido del Partido de los Trabajadores, por lo tanto del Gran Líder, por lo tanto del país entero.

En fin, una vez más una frontera separa a dos mundos completamente diferentes. La frontera más armada del mundo por cierto, que cada semana vive bajo el riesgo de una guerra nuclear. Y nos quedamos con estas dos bandas que representan de manera preciosa dos formas de entender el mundo y la sujeción. Por un lado vivir bajo la bota del Estado, por otro vivir bajo la bota del mercado. ¿Usted qué prefieren?

girls

Comments

comments