Elba Esther Gordillo NO está libre, pero casi. 8 puntos para entender el proceso contra La Maestra

¡Feliz día del maestro… idiotas! Esa máxima, que nos recuerda a Bart Simpson, eligió la maestra Elba Esther Gordillo para saludar a todos sus colegas. Y es que el día de hoy se dio a conocer que desde el jueves 11 de mayo, la Maestra tiene un pie fuera de la cárcel. Su abogado anunció que un juez del Quinto tribunal exoneró a Gordillo de los cargos de defraudación fiscal. Con esto se han desechado dos de los tres cargos que mantienen a Elba Esther en la cárcel. Cargos que, en palabras de su abogado, están sostenidos con alfileres.  En fin, para medio entender (porque los caminos de la justicia mexicana son inescrutables) todo este asunto, les dejamos 8 puntos que muestran paso a paso el proceso por el cual una de las figuras más oscuras de la historia de México puede quedar libre como el viento.

* La detención irregular

¡Oh, el debido proceso! Ese talón de Aquiles de la justicia mexicana ha abierto la posibilidad de que la Maestra salga de la cárcel. Todo porque, desde su arresto, han existido irregularidades. El 26 de febrero de 2013, apenas tres meses después de iniciado el sexenio de Enrique Peña Nieto, Elba Esther Gordillo fue detenida en el aeropuerto de Toluca por cargos de desvío de fondos, más tarde los cargos que se le fincaron fueron evasión fiscal, lavado de dinero y delincuencia organizada. El problema está, según ha argumentado su abogado, en que se ha violado su derecho a una adecuada defensa, pues se ocultó una averiguación previa por defraudación fiscal, pese a que sus abogados solicitaron información sobre cualquier proceso en contra de la maestra. Eso ha abierto la puerta para amparos, acusaciones desestimadas, etc.

 

* Los privilegios de la Maestra

Una de las principales irregularidades en el caso de Elba Esther Gordillo son los privilegios que se le han otorgado desde su detención. Al inicio fue llevada al penal de Santa Martha Acatitla, pero a los días fue cambiada al penal de Tepepan, donde cuenta con mejores instalaciones médicas. La salud de la Maestra ha sido crucial durante el proceso, debido a su frágil estado de salud, Gordillo ha salido varias veces del penal para ser atendida en hospitales particulares. Aunque, como cualquier otra persona, tiene derecho a la salud, no a cualquiera se le dan esos beneficios. Lo mismo podemos decir de la ocasión en que se le permitió salir para asistir al funeral de su hija. Pero estos no son los únicos privilegios, échenle un ojo al testimonio de Nestora Salgado a quien le tocó compartir espacio en la prisión.

* Cae un cargo por defraudación fiscal

En noviembre de 2016 se desestimó el primer cargo por defraudación fiscal de 4.3 millones al fisco por ingresos no declarados. Este cargo se desechó, pues el juez dictaminó que nunca se le informó de este proceso a Gordillo para que pudiera aclarar de dónde provenían los recursos. Es decir, no es que la Maestra sí hubiera pagado impuestos y fuera inocente de lo que se le imputaba, sino que no le avisaron que la estaban investigando por lo que, de nuevo, hubo una falta al debido proceso. Esta sentencia de juez pudo dejar en libertad a Gordillo, salvo porque tenía otro proceso abierto por defraudación fiscal, lavado de dinero y delinciencia organizada.

 

* Sin prisión domiciliaria

En dos ocasiones la defensa de Elba Esther Gordillo solicitó la prisión domiciliaria, es decir, enfrentar el proceso en libertad, debido a su edad y su estado de salud. Esta medida, otorgada hace una semana al Dr. José Manuel Mireles, es concedida cuando el acusado tiene más de 70 años, hay riesgos de salud, y no hay riesgo de fuga, pero le fue negada a la maestra por dos jueces federales. Incluso la Suprema Corte de Justicia se negó a atraer el amparo para discutirlo en el máximo tribunal. La última negativa de la prisión domiciliaria salió apenas el 17 de febrero de este año, aún cuando ya se había desestimado un juicio por defraudación fiscal.

 

* Cae otro cargo por defraudación fiscal

El 11 de mayo de este año, se determinó que la PGR no podría acreditar un segundo cargo por defraudación fiscal en contra de la Maestra por el uso indebido de cuotas mientras fue dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Educación. Por segunda ocasión un juez determinó que la PGR no logró acreditar el delito, además de la violación al debido proceso, pues nunca se le notificó a Gordillo el monto del adeudo, además de que se especuló sobre el monto de la deuda, por lo que el proceso no fue objetivo.

 

 * Las cuentas derretidas

Con esta última determinación del juez, no sólo cae un cargo, sino que con ella se liberan las cuentas bancarias de Elba Esther Gordillo, esto sin duda le ayudará a enfrentar los cargos hospitalarios que suman 10 mil pesos por día de atención. Aunque no sabemos si esa liberación también perjudicaría su solicitud de prisión domiciliaria, pues ahora sí habría riesgo de fuga.

 

* De los tres que tenía, nada más me queda uno

Co la resolución del juez, aún queda un proceso pendiente a la Maestra por delincuencia organizada y lavado de dinero. A decir del abogado defensor, Marco del Toro (también defensor de Javier Duarte en México), los cargos están sostenidos con alfileres, por lo que se espera la libertad total de Elba Esther Gordillo. Una vez aceptada la falta al debido proceso en los dos cargos por defraudación fiscal, no se ve cómo podría la PGR sostener el resto de los cargos. El abogado afirmó en entrevista que seguirá persiguiendo la prisión domiciliaria, aunque está a la vista la libertad absoluta de Gordillo.

* La mano que mece la cuna electoral (o una teoría de la conspiración)

Para nadie es una secreto los tejes y manejes de la Maestra cuando de elecciones se trata. Al mismo tiempo que se da a conocer la desestimación del juicio en su contra, sale a la luz su supuesto apoyo a Delfina Gómez para la gobernatura del Estado de México. Al parecer el yerno de Elba Esther Gordillo habría contactado a Gómez para ofrecerle su apoyo. A tres semanas de las elecciones este puede ser un golpe para Morena, quienes abanderan la pureza y la honestidad. Aunque Delfina ha asegurado que no volverá a tener contacto con Fernando González, resulta conveniente que Elba Esther vuelva a la luz pública justo cuando el PRI la necesita. Díganos paranoicos, pero a poco no les suena raro: sólo dense una vuelta por la redes y verán para dónde se inclina la balanza.

Así es, muchachos y muchachas, Elba Esther Gordillo aún no está libre, pero casi. En la víspera del fin del sexenio, no cabe duda el uso político de su detención. Ahora, mientras miles de maestros marchan por sus derechos, la maestra espera tranquila sonriendo con la mirada fija en 2018.

Comments

comments