Fleetwood Mac: el tango después del drama

En 1987, la banda Fleetwood Mac parecía haber superado todo, diez años y dos álbumes los separaban del famosísimo Rumours y de los divorcios, los nuevos romances, los pleitos en el escenario, y demás etcéteras. Habían logrado que la alineación más sólida (Lindsey Buckingham, Stevie Nicks, Christine McVie, John McVie y Mick Fleetwood) se conservara intacta, pese a los proyectos individuales de casi todos sus miembros, principalmente Nicks y Buckingham.

Como un proyecto en solitario de éste último surgió Tango in the night, que sería lanzado en abril del 87. La grabación fue problemática, Stevie estaba de gira y tratando de recuperarse de su adicción en un centro que a la larga le trajo más problemas, por lo que sólo pasó dos semanas en el estudio y la mayoría de sus participaciones fueron grabadas a distancia.

Pese a ello, Tango in the night fue el segundo disco mejor vendido de la banda, con éxitos que aún forman parte antologías de lo mejor de los 80. Little lies, Everywhere y Seven wonders, eran el anuncio de que al parecer la banda estaba condenada a morir con el éxito. A semanas del lanzamiento, y a mitad de un tour, Lindsay Bukingham anunció que dejaba la banda (de inmediato) por lo que dos músicos tendrían que entrar al quite.

Ese fue el último disco y el último tour con el que Fleetwood Mac demostraba que eso de que lo habían superado todo eran sweet little lies.

Comments

comments