González González o el día que se encontraron el marxismo y el cantinflismo

Por Óscar Muciño
@opmucino

Para 1947 los Hermanos Marx ya estaban prácticamente retirados de su carrera cinematográfica, en conjunto sólo filmarán otra película. En ese año Groucho recibe la invitación del productor de radio John Guedel para trabajar como conductor, junto a George Benneman, de un programa de concursos: You bet your life (Apuesta tu vida).

El programa tuvo gran éxito y dos años ya se transmitía por televisión y radio; la dinámica del concurso era sencilla y estaba dividida en dos partes, en la primera la pareja de concursantes hablaban a Groucho sobre su profesión y su vida. En la segunda parte la pareja contestaba preguntas sobre un tema previamente elegido. Gran parte del atractivo del programa era presenciar el derroche de ingenio y agudeza mental de Groucho para descontrolar a las personas con juegos verbales o con comentarios ácidos, siendo él pues.

En 1950 acudió al programa un joven de veinticinco años de ascendencia mexicana nacido en San Antonio Texas, Ramiro G. González, quien en un mal inglés y a trompicones intentó explicar a Groucho el significado de la G. de su nombre y por qué llevaba dos veces el mismo apellido, tras la confusión, Ramiro remata diciendo que todos lo llaman Pedro; lo disparatado de la situación hace reír a Groucho.

El performance de González no termina ahí, canta un breve fragmento de “Allá en el rancho grande”, baila un jarabe tapatío, hace carcajear a la audiencia con sus gestos ante las preguntas de Groucho. Estamos frente a un encuentro “espurio” entre el cantiflismo y el marxismo.

La aparición de Pedro Gónzalez no pasó desapercibida, tiempo después John Wayne lo contactó para incluirlo como extra en su compañía productora. Sin ninguna formación actoral, era analfabeta y su esposa lo ayudaba a aprender sus diálogos o simplemente improvisaba, debutó en 1953 en la película Wings of hawk; de ahí vendrán más películas, muchas al lado de Wayne y representando el estereotipo del mexicano; en ellas compartirá escenas con Jack Palance, Dean Martin, Maureen O’ Hara, o será dirigido por John Ford y Howard Hanks. Apareció también en programas de televisión, tocando un pantalón marimba. Tras la muerte de Wayne en 1979, Pedro fue perdiendo el interés en la actuación o ya no recibía papeles.

Cheech Marin, del dúo cómico Cheech & Chong, también quedó marcado por la aparición de Gónzalez en el programa You bet your life, para Cheech representó la primera ocasión que veía a un “mexicano” en televisión; él junto a Cuba Goding Jr. realizó un video titulado Walk of fame que recoge testimonios y algunos de los momentos en pantalla de Pedro González.

El actor falleció en California en el 2006 por causas naturales, dos años después se develó su estrella en el paseo de la fama de Hollywood, la ceremonia fue presidida por el casi omnipresente Samuel L. Jackson y el nieto de González, el actor Clifton Collins Jr, quien por cierto aparece en la película Capote en el papel del asesino Perry Smith.

Pedro González logró algo que muchos hemos imaginado, hacer reír a Groucho Marx.

Comments

comments