#HáblameDeFlow. El Hip Hop un riesgo para la seguridad de EUA. Parte 1

Hablar de los orígenes del Hip Hop desde la parte musical ha sido un tema explorado por los medios y explotado por los que tratan de ocultar algo evidente. Cuando esta cultura urbana estalla en varios estados de la unión americana, para el gobierno un foco rojo se encendía. Para la industria había una nueva tarea: absorber y controlar al nuevo género. Pero demos un poco de contexto para comprender por qué desde sus comienzos ha sido un objetivo por las agencias de inteligencia norteamericana.

Las Panteras Negras

Esta historia no puede comenzar sin hablar de The Black Panthers. Eran un grupo de resistencia civil armada, apoyándose en la Segunda Enmienda constitucional que valida el derecho a portar armas. Surgido tras la muerte de Malcom X, este movimiento promovió los derecho humanos de los afroamericanos. Durante estos años, Los Panteras Negras influyeron positivamente en sus comunidades al implementar los programas de suministros / clínicas de desayuno, almuerzo y ropa gratis. Más allá de la idea de darles mejores servicios, se intentaba elevar el espíritu de su gente. Para el gobierno la esclavitud no había terminado, sólo estaba mutando. Parte de ese proceso era dejar a estas comunidades en condiciones miserables, para que siguieran siendo mano de obra barata para las empresas.

El FBI, bajo el mando de J. Edgar Hoover sería el encargado de perseguir durante todo este periodo a los miembros del movimiento. Pero el FBI no podía exihibirse como autor intelectual de actos que atentaran contra la población marginada. Hoover creó el Proyecto de Contra Inteligencia (COINTELPRO por sus siglas en Inglés) que se especializó en el espionaje interno para atacar a los grupos radicales en todo el país, que exigían igualdad y respeto para sus comunidades. Entiendase todos los grupos oprimidos por la blanquitud y la oligarquía norteamericana.

La amenaza más grande del país

Las rebeliones del ghetto se extendieron por los Estados Unidos en los meses de primavera y verano del 66 al 72. Un total de 250 personas murieron, diez mil resultaron heridas de gravedad, sesenta mil fueron arrestadas y miles de millones de dólares se perdieron en negocios locales destruidos por el saqueo y los incendios. Para 1968, miles agentes del FBI se desplegaban cada mes para participar en actividades de vigilancia, interrupción y otras actividades contra los radicales negros.

Uno de los puntos cruciales para la eliminación de las Panteras Negras fue en septiembre de 1968. Hoover, cordenó desmantelar a «la amenaza más peligrosa para la seguridad interna del país ”. En diciembre del mismo año, Frank «Franco» Diggs, fue asesinado en un callejón en Long Beach. Franco fue una de las figuras clave, una de las personas más cercanas a Bunchy Carter, fundador de los Black Panthers y de los Slausons, la segunda pandilla más grande de la nación.

El FBI en colaboración con el Departamento de Policia de Los Angeles (LAPD por sus siglas en ingles) y por mandato de Hoover, se forma el equipo de Armas y Tácticas Especiales, conocido como SWAT. Históricamente, eso es importante porque antes de eso no existían entidades guerrilleras urbanas, contrainsurgentes ni armamentistas en ningún departamento de policía. LAPD fue único en formar eso y establecer un modelo. Su único propósito era atacar al Partido de las Panteras Negras. Si quieren saber más sobre este suceso, les recomiendo el documental «41st & Central: The Untold Story of the LA Black Panthers» que precisamente narra como sucedieron los hechos de este acontecimiento y sobre los asesinatos de John Huggins y Bunchy Carter.

Las fiestas

EL 11 de agosto de 1973, en el 1520 de Sedgwick Avenue, en el Bronx de Nueva York, se llevó acabo la fiesta orquestada por Dj Kool Herc que iniciaría el movimiento Hip Hop. Aunque el intento por apagar a los Panteras Negras y a otros diversos grupos subersivos parecía haber tenido éxito. La mayoría de los líderes de estos moviemientos eran miembros de la comunidad, así que sus familia vivian en los ghettos, la idiología y las experiencias de lucha fueron elementos que alimentaron a la nueva generación de Panteras Negras.

Los jóvenes se organizaban para la siguiente fiesta, algunos para incursionar en el mundo de la música o algúna actividad callejera para la que fuera hábil. Ser bueno bailando Breakdance, con la lírica o con el Beatbox, haciendo graffiti o haciendo beats y samples con las tornamesas. Con sus propios recursos se grababan y buscaban la manera de rapear en vivo en esas fiestas cuando había micrófono abierto. Porque tener equipo de sonido o de grabación era algo extremadamente caro para la época. Grandes impulsadores del hip hop como el Dj Afrika Mambaataa y la ZÚLU Natión que utilizaban estas fiestas para apoyar a sus comunidades. También esta el caso de Granmaster Flash y The Furius Five o Granmaster Caz y sus Cold Crush Brothers.

En este panorama se gestó uno de los movimientos urbanos, que no sólo vendría a reinvindicar el sentir de la comunidad afrodecendiente, si no que conscientizaría a las masas para ser una fuerza política. Se cuenta que cuando los MC’s empezarón a tomar el micrófono, tuvieron el valor simbólico para la comunidad joven de un predicador o un iluminado. Esta fe alimentó la idea de la llegada de un mesías negro.

La Industria

Una de las primeras disqueras que creyó en el Hip Hop fue Sugar Hill Records. El primer disco que lanzó fue Rapper’s Delight (1979) de The Sugarhill Gang. Grandmaster Flash llevaba dos años rechazando los contratos de disqueras que lo buscaban. Después él y los Furius Five firmarían con la disquera. Grabarían el primer video musical de rap “White Lies” de Melle Mel y The Furius Five, que curiosamente sería de igual modo el primer video musical de un joven Spike Lee.

En 1986, la disquera tiene que cerrar por una disputa legal, Rhino Records con Castle Communications (una subdivisión de BMG) compraron todos los masters liberados y no lanzados de Sugar Hill. Universal Music Group empezó a apoderarse de las disqueras del Hip Hop como Def Jam, sello cofundado por el famoso productor Rick Rubin, que por aquellos años de 1984 decide grabar los primeros sencillos «It’s Yours» de T La Rock & Jazzy Jay , » I Need a Beat » de LL Cool J y » Rock Hard » de los Beastie Boys. También en el año 86 la disquera firma a Public Enemy y se genera una gran controversia por su contenido lírico revolucionario. Para 1988 Rubin decide abandonar la disquera y formar una nueva. Ahora Def Jam funciona como un sello “independiente” de Universal que ha tenido como presidentes a Jay-Z.

El Control

Deat Row Records fue otra de las disqueras controversiales del Hip Hop. Debido a que se sospecha que uno de sus fundadores, el mafioso Suge Knight, tuvo que ver con la muerte de su estrella Tupac Shakur. La causa era que el músico quería salirse de la disquera. Así como lo había hecho Dr. Dre y Snoop Dogg. Hasta ahí la historia oficial o una de las teorías que se ha generado a partir de la muerte de este gran rapero y activista, pero a lo que quiero llegar es a algo importante: el control de los medios y las disqueras.

El libro llamado The Media Monopoly de Ben Bagdikian, muestra cómo el 95% de los medios de comunicación tradicionales ha sido controlado cada vez más por una cantidad cada vez menor de empresas. Según el libro, aproximadamente seis compañías controlan la gran mayoría de nuestra información, y la información que podemos encontrar en Estados Unidos. Y el caso de México no es muy distinto.

¿Qué pensamos sobre el Hip Hop?

En la década de 1970, Carl Bernstein cubrió las audiencias del comité de la iglesia del Senado sobre COINTELPRO y la inteligencia de los Estados Unidos. Bernstein escribió un artículo sobre una de esas audiencias. En ese momento, el director de la CIA admitió que más de 400 miembros de los medios de comunicación llevaban una doble vida y en realidad trabajaban para la CIA. Bernstein mencionó quiénes eran algunas de estas personas, que incluían a los jefes de prácticamente todas las organizaciones de medios de comunicación tradicionales.

En particular, Time Warner tenía un vicepresidente llamado Charles Douglas Jackson, quien fue arquitecto de la CIA y jefe de guerra psicológica de diferentes presidentes. Como vicepresidente de Time Incorporated promuevió el control a gran parte de los medios de comunicación y nuestras fuentes de información. Esta manipulación llegó también a la disquera.

Al principio nadie firmaría a Tupac con un contrato de solista, excepto Interscope Records. La única razón por la que Interscope lo firmó fue porque la disquera esta comenzando y estaba buscando artistas. Ted Field, cofundador de Interscope, fue un paria entre los principales sellos discográficos. Después de firmar a Tupac, sólo tomó un año y un registro (2Pacalypse Now, el álbum más político del rapero) para de que Time Warner entrara y comprara una participación mayoritaria. Así al apoderarse de las acciones procedió con la censura, su control de la industria y su reelaboración de los álbumes de los artistas. También compraron al menos media docena de otras etiquetas de Rap. Para 1990 prácticamente todas las etiquetas Rap pertenecía a las grandes disqueras o conglomerados.

El miedo

Las corporaciones estaban modificando, a través de revistas como Vibe Magazine y The Source, cómo y qué pensábamos sobre el Hip Hop. Así, empezaron a promover activamente a los raperos que no eran políticos. Tan pronto como vieron lo grande que se estaba convirtiendo el Hip Hop, compraron todo lo que pudieron, y comenzaron a controlar quién podía llegar a la Industria del Rap. Estás prácticas siguen amenazando hoy en día a la cultura urbana que genera consciencia en los seguidores.

Uno de los ejemplos más claros del miedo que despertaba el Hip Hop a principios de los años 90 al gobierno estadounidense, fue la necesidad de retrasar el lanzamiento del segundo album Strictly 4 My Niggaz, que se suponía que saldría en 1992, pero lo retrasaron por un año. No querían que saliera hasta después de las elecciones presidenciales. Tupac estaba hablando en contra de George Bush en ese álbum. Y, pese a todos los intentos de control, los votantes jóvenes, no sólo negros y latinos sino incluso los jovenes blancos, ya estaban enganchados con la oleada de la Old School.

_____

Takeshi López – @TakeshiLopez

#HáblameDeFlow. La noche en que recordamos qué es Hip Hop

Comments

comments