#HáblameDeFlow. El Trap o la última revolución del Hip Hop

por Takeshi López
@TakeshiLopez

Entendamos algo antes de comenzar, el Trap o Trap house, Trapahton, Trapstep, como también se le conoce, es un subgénero musical proveniente de la escena electrónica de principios de los 90 que mezcla elementos del Hip Hop del sur de los Estados Unidos con música electrónica, generando ritmos muy cercanos al Reggaetón, al Crunk, Moombahton y Dubstep. Se caracteriza por su sonido agresivo y contenido lírico, en el que las instrumentales son creadas con base en kick drums 808 o líneas pesadas de sub-bass extendidas al doble o triple y división en el tiempo más rápido de los hi-hats, además de sintetizadores por capas, entre otros sonidos.

Su internacionalización se dio muy bien a través del mercado estadounidense, puertorriqueño, colombiano, dominicano, extendiéndose por toda Latinoamérica y Europa. El Trap encontró cobijó dentro de la cultura Hip Hop por uno de sus elementos afines: la lírica. Digámoslo así el Trap es el hijo bastardo del Rap.

Hoy en día, hay una escena de Trap que reclama por ver en la tarima a su MC favorito soltando esa lírica sobre la calle, las mujeres, las drogas, incluso el término Trap proviene del argot estadounidense para denominar el lugar donde venden drogas ilegalmente y al acto de venderlas. En países latinos su desarrollo se dio en los ambientes del reggaetón y el perreo, volviéndolo una fórmula y estandarizándolo, pero con las bases de uno de los géneros más fusionado en los últimos 30 años: el Hip Hop.

Regresemos un poco en el tiempo para explicar cómo se insertó en el Hip Hop. En 1992 UGK lanza su disco Too Hard to Swallow, que incluye un track titulado “Pocket full of Stone” al que podríamos ubicar como prototrap, pues ya se nota la fusión entre estos dos ritmos. Por los mismos años, pero en Atlanta, un Dj solitario, y asiduo consumidor de mezclar el brebaje púrpura (codeína usada en Jarabes) con calmantes, PCP y otras drogas, llevó al Hip Hop a unirse con la psicodelia, su más actual revolución. Me refiero a Dj Screw, que con su estilo “chopped & screwed” alentaba, deconstruía, “atornillaba” los traks. Todo el principio de los 90. Robert Earl Davis Jr vivía aislado en una de las zonas más conflictivas del sur de Estados Unidos, y pasó su marginación perfeccionando una técnica para samplear, retorcer, o más bien “deformar”, como decía en entrevistas, las pistas creadas a base de dos viniles.

Con su Crew “Screwed Up Click”, recorrió todo Houston durante el año de 1993 con sus creaciones hipnóticas, alucinatorias, sobre las que Mc´s rapeaban historias callejeras, sobre drogas, delincuencia y violencia diaria. En ese momento el Trap se insertó en la cultura urbana más importante del siglo XXI.

Ya habrá tiempo para que les hable de Dj Screw y el alcance de su trabajo. Pero como en su momento lo hizo Dj Kool Herc al crear el breakbeat, Screw crearía las bases del Trap y desaparecería de este mundo en el año 2000, sólo sus amigos y familiares más cercanos lloraron su muerte.

En el 94, Atlanta estaba infestada de los beats psicodelicos de Screw, en las fiestas los chicos rappeaban, la Old School era muy respetada, pero el Trap crecía entre los más jóvenes. El primer disco de OutKast salía a la luz ,Southernplayalisticadillacmuzik, en el que el Funk, Soul, R&B, se abrían paso por el mercado nacional. En el 96 el nuevo disco de OutKast alcanzó el disco de platino, gracias a “Elevators (Me & You)”, uno de los sencillos más escuchados de ese verano.

En la primera década del presente siglo, el Trap alcanzó su globalización al ser mezclado con géneros como el EDM sonando en todos los raves del mundo. En el 2003 T.I. que lanzó su Trap Muzik, primer disco donde el nombre de esta nueva creación era el sonido general en todas las canciones. Por otro lado, Gucci Mane, un MC de Alabama, empezaba a hacer Trap con toques House sin perder barrio. Su primer álbum titulado Trap House, incluye un ft con Young Jeezy, y su gran éxito “Freaky Gurl”.

Decir que todo el Trap es malo por su ritmo básico y sencillo sería algo incompleto. Beats más oscuros, bases más gangsta, mezclas más electro house y EDM, son algunas de las posibilidades con las que este subgénero está intentando permanecer de moda en la industria musical, teniendo exponentes comerciales como Daddy Yankee, Arcángel, Farruko, J Balvin, Maluma, Ñengo Flow, Cosculluela, Ñejo. Pero también gente como Kendrick Lamar, quien hace cosas más complejas y finas con el Trap, como en “Untitled 07/ Levitate” de su disco Untitled Unmastered del 2016 o la última joya que entregó en su nuevo sencillo “Humble”.

El reciente material de Lil Supa es otra muestra fresca de que el Trap puede tener otros matices y texturas. Con samples de música japonesa contemporánea, Supa domina el flow metafísico con sus barras espirituales y consciente que sin alma no hay cuerpo, sin la dominación de la pasión no hay paz interior.

Y las muestras de experimentaciones con el género siguen saliendo en los discos más actuales de la escena hip hop y electrónica. Nos guste o no, el Trap está más presente en los grandes escenarios, seguramente en algunas fiestas ya hemos sentido el beat alargado que se interna en nosotros y nos hace bailar. Ustedes decidan si quieren saber más del Trap, pero por favor no digan “no me gusta” sin siquiera leer o prestarse a escuchar un poco del tema. Abran las puertas de sus oídos a nuevos horizontes musicales.

Estoy seguro que sin saberlo traen mucho Trap en su playlist cotidiana.

Comments

comments