#HáblameDeFlow. Hecatombe. Los MC´s sueñan con DJ´s eléctricos

Por Takeshi López
@TakeshiLopez

“La ciencia ficción presenta bajo la forma de ficción una visión excéntrica de lo normal o una visión normal de un mundo que no es el nuestro.”
P. K. Dick

El mundo se está colpsando, los horrores de la literatura de ciencia ficción se están materializando cada día. Como en todas las historias, siempre hay una gran parte de la población que no se entera del problema, hasta que ven la catástrofe sobre su cabeza. Los juglares de asfalto están cumpliendo con su labor sagrada de narrar y cantar la cotidianidad de las ciudades corrompidas por los vicios y la violencia. Lou Fresco y Dark dos MC´s, como salidos de una película de Reily Scott, nos plantean, desde el imaginario futurista en la “Era de la Tecnología”, el futuro post Rebelión de las Máquinas.

Marlon Morales a.k.a Lou Fresco, o mejor conocido como Lil Supa (YOYO Dojo), y Rodolfo Sarmiento a.k.a. Dark (La Maldita Infamia) nos entregan una obra audiovisual en tres partes: ORIGEN / NÚCLEO / ÉXODO. Las referencias son muchas, desde Isaac Asimov, Stanislaw Lem, Orson Wells, Arthur C. Clark, Phillip K. Dick, hasta James Cameron desfilan en las letra y las metáforas de este enorme trabajo. Las bases músicales sobre las que rapean y la producción corren a cargo de dos genios del Dojo: Kenys Santiago a.k.a. Rial Guawanko y Jesús Mesa a.k.a. Drama Theme (recomiendo que busquen sus trabajos como solistas!). En la parte del video la mágia es de Daniel Loaiza, quien ha realizado la parte audiovisual en el disco “Serio” de Supa. Las imágenes del video son de una gran calidad y estética, sobre todo conjugan de manera sublime con las líricas de los dos raperos.

Casi ocho minutos en blanco y negro me ambientaron mientras escuchaba posiblemente el primer relato de ciencia ficción rapeado. Denselo en HQ y super high.

ORIGEN

Todo tiene un comienzo y en este rap de ciencia ficción nuestra cotidianidad es el inicio de la Hecatombe; el principio del fin:

“Caminando entre muertos, pueblo ciego con reyes tuertos.
La suciedad actual se alimenta del excremento,
entraron a un portal donde el tiempo pasa más lento,
en una red social que controla sus pensamientos”

Supa hace una crítica a la sociedad actual atrapada en las redes y que se alimenta de porquería. “Caminando entre muertos…”, una metáfora muy usada para describir la inconciencia de la gente que se enfoca en la inmediatez y las banalidades del mundo postmoderno, pero que funciona gracias el refrán parafraseado que intensifica y poetiza el verso, sacando del lugar común a la metáfora.

“Trabajan pa´ vivir pero viven para ser máquinas.
Peor que lo escrito en los libros de Cristo.
Ejército maldito como las plagas de Egipto.”

El niño de oro de Caracas continúa criticando el modo de vida del pueblo sometido por el capitalismo: trabajar hasta volverse máquinas o ser suplidos por una. Despúes hace una comparación con la Biblia y lo que está pasando hoy, minimizando los acontecimientos que viene en ese libro sagrado. Usa el pasaje de Moisés como un recurso para anclar al lector y su cultura general.

“Satélites no avizoran el día de juicio
Moscas de motor nos vigilan desde el espacio
la poblacion global está al borde del precipio
tan sólo una fracción manipula el globo terráqueo
(¡Motherfuckers!), reptíles, Masones e Iluminatos…”

Sí, efectivamente, “los satélites no avizoran el día del juicio” o lo que es lo mismo, Gil Scott-Heron tenía razón. La caja idiota está vacía, la vida está en la calle. Los últimos versos confirman los que sabemos: ¡están entre nosotros! Las sectas que controlan el mundo, ya no son un secreto, Masones e Illuminatis han gobernado a la humanidad desde que el hombre empezó a organizarse en grupos. En el transcurso de la evolución seres venidos del espacio se iban camuflando con la sociedad. Esa raza de lagartos inteligentes que a través de la abducción están cambiando líderes mundiales, encontraron una manera de controlar el mundo sin necesidad de una invasión. ¿Y los Motherfuckers? Son todos los anteriores, más los que te encuentras al día, puede ser tu jefe o el que dice ser tu amigo.

“Gentrificación, separación de humanos por estratos.
Contaminación, ataques nucleares son el mandato…”

¿Les parece familiar? También la ciencia ficción es una generadora de conciencia. No necesariamente tiene que estar situada en el futuro. Divide y vencerás es la lección no aprendida.

“Veo mi reflejo en el espejo, demonios cómo ha pasado el tiempo,
hay canas y arrugas pero no partes tecnológicas en mi cuerpo,
cien por ciento humano, de los que se creían desaparecidos,
uno de esos, que antes de la Hecatombe ha nacido.
Otra especie que habitó el planeta, una civilización antigua…”

Llega la oscuridad y dicta el futuro próximo, con una habilidad lírica que no desentona del flow que ha marcado Supa desde las primeras barras. Dark en su narración nos da un salto temporal; han pasado los años. Quedan pocos humanos puros, no intervenidos con tecnología. Somos una especie antigua para esta nueva era.

“La humanidad como ratas en subterráneos se esconde.
Ahora sólo hay máquinas, animales mecánicos, piel sintética,
con cables y fluidos a base de bebidas energéticas.
Almas digitales, organismos cibernéticos.
El círculo en la cúspide de la pirámide es hermético.”

No podemos dejar de pensar en Matrix, en Terminator y tantos otros thrillers donde la humanidad habita bajo la tierra. La mayoría de los seres en la superficie de la tierra son máquinas, robots y androides, pero lo que más llamó mi atención son las almas digitales, la ciencia ficción moderna es la que experimentó con las cuestiones místicas fusionadas con la ciencia ficción. Algo que K. Dick exploró muy a fondo. Y continúa con una sentencia: la élite, el circulo último para llegar a la cima está sellado, nadie ageno al circulo puede asender.

“John Connor, no me importa morir, no siento temor,
perdí amigos y familiares y a mi único amor,
sólo quedan recuerdos, memorias de cuando era un menor.
No vivo de rodillas prefiero morir de pie y con honor.”

El mc toma el papel del héroe de la saga Terminator, auto nombrandose John Connor, líder del grupo rebelde llamado “La Resistencia”, el cual se opone a las máquinas. ¿Combatir o morir?

NÚCLEO

El tiempo es implacable, vamos sin detenernos directo hacia el futuro. Dark comienza esta parte álgida de la historia, diciéndonos que Blade Runner es un buen ejemplo del futuro. Esta obra del gran K. Dick, llevada al cine por Ridley Scott, es considerada de culto y precursora del ciberpunk (subgénero que se desprende de la ciencia ficción). Éste nos introduce en visiones distópicas en un mundo donde el caos, la tecnología avanzada, la violencia y la decadencia de la calidad de vida son la receta del orden mundial.

“Visiones de un oscuro y duro futuro, como Blade Runner
las máquinas nos inspeccionan con escáner.
Infierno en la tierra lo predijo Havoc y Prodigy,
Rage Against the Machine, Age of Technology.”

No los quiero espantar, pero su nuevo Iphone X tiene guardado sus rasgos de identificacación: escaner de su huella digital, escaner de sus ojos y el de su rostro. ¿El futuro es hoy?. Esto no lo digo yo, y Dark lo sabe, y otros tantos artistas apegados a circulos de poder están enterados de esto, los mensionado no son sólo influencias músicales, son precedentes de un llamado al despertar social sobre un problema real.

“El efectivo desapareció desde las criptomonedas
estado mental, Akira Tetsuo y Kaneda.”

Las tarjetas de crédito y el aumento de la aceptación de las bitcoins (monedas electrónicas) están llevando a la desaparición del dinero físico. Se habla de que el 90% del dinero es virtual. No podía faltar la referencia al comic de culto del artista japones Katsuhiro Otomo escrita entre 1982 y 1990 que sirvió para el filme de anime del mismo nombre “Akira”. ¿Tenían duda si el Hip Hop va más allá de un género? Es un movimiento cultural que acerca el conocmimiento a los barrios de menores recursos en las ciudades.

““Sálvese quien pueda” es la oración del nuevo orden mundial,
la situación es mucho peor de lo que te dirán,
pueblos aislados, condicionados desde el pasado,
cuyos recuerdos son dispositivos implantados.
Androides replicantes lideran la rebelión.”

La intensidad sube y estamos en el climax de la historia. Supa hace unas barras impecables para esta sentencia. La supervivencia es la meta, los androides o replicantes como se conocen en Blade Runner, vuelven a estar presentes y están eliminando a la resistencia humana.

“Vine a hablar de la última guerra
que acabó con la fauna e hizo infertil la tierra
debido a la radiación, son comunes las mutaciones,
ni religión ni gobiernos, sólo corporaciones…”

El Mc de la Maldita Infamia se vuelve nuestro narrador testigo y nos cuenta la catástrofe que dejó la última guerra donde las mutaciones se hacen presente debido a la radición. La tan anunciada guerra nuclear llegó.

“Nuestros creadores, colonizadores provenientes de Nibirus
quieren erradicarnos porque nos volvimos un virus.”

Según las antiguas culturas babilonicas, el planeta Nibirus está asociado con el dios Marduk, que era el soberano de los hombres y los países, según el Código de Hammurabi. En la astronomía se ha asociado con Júpiter. Con la última línea con la que cierran este Núcleo nos revelan el motivo de la guerra. Me vino a la mente una escena de Matrix donde el agente Smith le describe a Morfeo el comportamiento humano y nos nombra como un virus en el mundo.

ÉXODO

La oscuridad es lo único que prevalece. Imágenes en blanco y negro de peñascos con el mar debajo, olas en una costa de playa marcan el beat final que será el cierre del soundtrack de esta película conceptual apocalíptica.

“Los ricos huyeron en naves hacia Ganímedes,
los pobres a ciudades, bajo las pirámides.
Caminamos sobre una alfombra de craneos…”

Dark toma el micro y nos relata que sólo los ricos y poderosos huyen hacia la mayor de las lunas de Júpiter, la cual se dice puede tener vida y sostenerla debido a que en ella se encuentra el océano más grande del sistema solar. Y los que son pobres les queda vivir bajo la tierra evitando la radiación y a los depredadores.

“El nuevo petróleo es el Uranio,
lo saben desde Andromeda hasta Arturus
que no existe Alá ni Zeus ni Horus
no existe un Dios, es oficial…”

Se agotó el petróleo y después de las guerras por el agua, el Uranio se volvió el metal más cotizado no sólo por los humanos, sino por los visitantes de otras galaxias. Después de todo la esperanza en las religiones ha desaparecido, aquellas que nunca hablaron de la realidad y basaron todo su culto en mitos; han perdido credibilidad. Dios ha muerto, sentenciaba Nietzsche.

“La inteligencia artifical nos convirtió en esclavos.
Ciudades ecológicas fueron ideas utópicas,
un arma biológica propagó la peste bubónica,
enfermedades nuevas no tienen solución médica,
la mayor causa de muerte la polución atmosférica.
Algunos se aferran a su nueva religión
pero sin su Dios el internet no habrá salvación.”

Las pestes, la esclavitud y la polución terminarán con los seres humanos, los días están contados. Se ha diosificado al internet como un ente que todo lo sabe y lo contiene, el culto a la Big Data. El declive de la historia comienza.

“El éxodo masivo agotó ya los medios de transporte
buscando escapar de los conflictos del norte,
los más privilegiados cruzarán el umbral,
millonarios afiliados al turismo espacial.
Espejos negros revelan nuestro futuro,
suelos grises agrietados bajo un cielo oscuro…”

Lou, con una voz apacible sobre un melódico sample de blues, nos lleva hacia el desenlace. Somos tantos que resulta imposible que huyan todos, la sobrepoblación que tenemos es un grave problema, que terminará erradicándonos. Los espejos negros, como malos augurios, son la desesperanza del narrador, la tierra se está abriendo y bajo la eterna oscuridad de un cielo contaminado, se oyen las notas finales de un temblor que se cimbra dentro, en el hueco del estomago.

Supa se hizo acompañar de un Mc que, líricamente hablando, manejó el tema y el ritmo, con recursos complejos que van desde lo literario hasta referencias a la cultura pop y de culto, demostrando el talento y las capacidades para hacer rap trascendente, más allá de los estereotípos. Esta obra es más que una simple canción de hip hop. Es un objeto audiovisual de arte que existe sólo cuando las tres partes se unen con el elemento visual y musical al mismo tiempo. El nivel conceptual e imaginativo de Lil Supa no sólo se muestra en la obra misma, sino va desde los talentosos artistas de los que se rodea hasta el cuidado y calidad que nos entrega en el trabajo terminado. No queda más que decir: larga vida al Hip Hop Venezolano.

Comments

comments