#HáblameDeFlow. Istmo o la tolerancia musical

“La tolerancia se refiere a la aceptación de las diferencias culturales y de opinión, las creencias y las formas de vida distintas de las propias, sin que ello signifique renunciar a nuestras propias convicciones”. Victoria Camps

Hoy en día lo más tangresor es dar una opinion. El ejercicio de la tolerancia se vuelve necesario para la democracia, la pluralidad y la convivencia pacífica. Este pequeño espacio en el que se mueve la tolerancia tienen sus límites, para muchos no muy bien definidos, debido a la manipulación que hay sobre la idea de ser respetuoso con todo, hasta lo que te ofende o agrede.

Cuando entramos al campo de batalla de críticar un género, estamos expuestos al cuestionamiento de nuestro pensamiento. El Hip Hop está contruido de muchas vertientes. Están las que tornamesistas han generado con base en comprender la torna como un instrumento y la incansable experimentación con el beat y el sample, y las que los raperos han ido cimentando en ejercicios de versificación y canto, con la fusión de distintos estilos vocales.

VIP

El sábado camino al concierto de Primero Company, Dano y MDE Click, tras un cambio de sede el mismo día del evento, un hecho embargó mi pensamiento: la escena debe tener mejor calidad y formalidad en la organización de los conciertos. Aunque en este caso el cambio para muchos de los asistentes fue positivo, ya que el lugar tenía mejor acústica y áreas mejor definidas para el asistente, aúnque un escenario muy precario. Pero en la cultura Hip Hop cualquier espacio puede servir, hasta la calle misma.

Al llegar al foro tuve la oportunidad de ingresar al meet & greet. Pude saludar a N-Wisse Allah y Ihon los Mcs de MDE Click, quienes se tomaron fotos con varios de los fans de manera muy amable y agradecidos. Por el otro lado, un Dano evasivo, incómodo, simulaba que atender su celular era más importante que a sus fans. Se oyeron comentarios de que se había negado a las fotos o que contestaba mamón.

La Tolerancia no es un valor absoluto, no está por encima del bien o de la verdad. Cuando un seguidor compra una entrada VIP de mayor costo y se le dice que tiene derecho a la convicencia con el músico, para la mayoría está implícito que obtendrás esa foto tan codiciada. Al parecer para Dano no es así. Él es un ser humano con otras prioridades y si no quiere tomarse una foto, no lo hará. Aunque eso le cueste el recelo o las habladurías de sus seguidores. Nadie se portó agresivo con Dano, todos fueron respetuosos con la situación, al grado de dejarlo pasar.

A la vieja usanza

La gente se iba aglomerando al frente, cerca de la barra de contención. Desde el municipio más rapero de todo el país, el escudrón de la muerte de Ecatepec, se colocaba en sus puestos para traernos la crema. Al fondo y a lo alto, Dj Luther encendía la mecha tras cada giro de disco, las tornas estaban vibrando, la gente espectante. Sickman se notaba nervioso, Robb Candela con el micrófono firme en la mano como un sable o un machete, miraba a todos lados pero metido en su mente repasando sus barras, El Proa con las gafas oscuras perpetuas buscaba repetir sus punch lines para estar listo en su turno, intentaba verse seguro. Bless y Charly listos para cualquier contingencia, aprovechan para video grabar y fotografiar el momento. Esto es Primero Company, un crew surgido en el Estado de México, que ha decidido proyectar su música de manera distinta, desde la independencia y la autogestión.

Su pasión por el sonido del Hip Hop de los 90 es el principal motor de su esencia. Estos raperos no estan buscando likes, realmente consideran que esta cultura los identifica, y representar sus hábitos y costumbres es parte de ser real. Contar las aventuras del barrio puede ser algo curioso, nada innovador y al final terminará desgastándose. Pero he aquí una verdad: verlos es ver desde un Dj mezclar / tocar en vivo. Los Beatmakers del grupo puedes generar bases en ese momento a la vieja usanza en el Bronx. Suenan los samples de los track que puedes encontrar en las plataforma de streaming y canales de videos.

“Hazlo tú mismo”, “Quienes son”, “Insomnio”, fueron prendiendo sin que la gente las conociera. El sonido del boombap de la old school reversionado con unos samples y scratch’s instintivos, unas barras crudas con el argot de la calle, la flor de los guerreros clandestinos. Sin tanta pose, Primero Company dejó su placa en la mente de los espectadores, que sin duda se engancharon con este revival del Rap Harcore y el flow real del sudor de la calle.

La tolerancia cumple

Vino el turno de Dano. Era momento de escuchar su nuevo disco en vivo. Colegas del gremio se expresan muy bien del material del hispano-argentino que, sin quitar merito a su trabajo, se volvió en un referente en España a partir del 2011 con su label Ziontifik junto a Elio Toffanna, Cabal, Kuma, Kael, Nethone y Tony Karate. La algazara y el coreo de sus canciones empezó a crecer entre el público, que en su mayoría era joven. Conoce bien el escenario, lo domina y sabe platicar con el espectador. Uno de los recurso que sirve es contar de dónde surgió o para quién o qué va dedidada cada canción. Eso le gusta al fan, saber más sobre su artista.

Para los amantes del boom-bap, el sonido del Trap actual no es muy bien aceptado, pero Dano ha estado en España. Es parte de la escena que hoy en día está dominada por este subgénero. El puente que conceptualizó Dano es atrevido y busca darle valía con un discuros que una lo clásico con lo moderno. Con toques de blin blin, trata de trabajar la metáfora y la anécdota para darle matices a su Rap. Pero realmente lo que más emociona a la chaviza, es el autotune y un sonido torcido como diría Dj Screw, en la mayoria de los tracks. Su lírica es fluida y completa, su voz sin el famoso efecto reggetonero, se oye limpia y clara al rapear con velocidad fuera de los trecillos. La producción del material es impecable, sin duda la experiencia sale a relucir.

Una de las canciones más coreadas, cuenta el Mc, representa un momento en su vida, porque él gusta de ponerle nombre a las casas que habita y a la última le puso “Igloo”. Sonó “Christopher Lamber” con un break y un sample que busca el sonido clásico, pero con un montón de capas de sonido que lo vuelven espeso. La obra cubista que durante seis años fue gestando en distintas partes del mundo, está abogando que la tolerancia cumpla su parte de romper los estereotipos del género y busca reformularlo en un intento de rap duro. Dano trabajó con la recopilación de samples de artistas perdidos de los 60, 70 y 80 no sólo de New York, sino de Atlanta, Filadelfia y otros tantos estados donde los músicos de esas épocas están ocultos. Podrá gustarnos o no esa búsqueda en la que se siente identificado Dano. Lo que es cierto es que ha que tenido buena recepción por la crítica porque está bien sustentado su trabajo.

Manos arriba, pies meciéndose

MDE Click fue el plato fuerte, el cual no decepcionó. N.Y., es un maestro del micrófono, no por nada se está ganando el título de uno de los mejores del momento, con grandes colaboraciones con Lou Fresco, Dano, Toffanna, Akapellah, entre otros. Pero este trabajo con Ihon y CoolBeat es un deleite, la gente estaba muy conectada. Digamos que se entregó con todo porque enfrente tenían a raperos reales, de esos que respetas porque son finos con las barras. El beat inundó los cuerpos de los presentes, manos arriba y pies meciéndose. Sonaron los hits de 5%, su disco del 2018, “Marlon Brandon Rap”, “Liu Kai Shan”, “Tengo el corazón tan triste”. También tocó el momento del ft. con Dano en “Gold Chains”. Y su nuevo sencillo “Espera” que huele a Lp, que seguramente saldrá antes de que termine este año.

Curiosamente el show de Dano fue el intermedio entre los nuevos Primero Company y los veteranos MDE Click. Fue el de sonido distinto y la propuesta más digerible pero no por eso sencilla. Una franja de experimentación donde ponerte a escuchar el cambio generacional y la ideología de la música, que ya no tiene que cumplir con ningún estereotipo, evoluciona. La música es libre y por consecuencia el Hip Hop lo es, como un arte o una cultura que está en constante transformación, debido a la pluralidad que ese pequeño territorio llamado “Istmo de la tolerancia” le otorga.

_______

Takeshi López – @TakeshiLopez

Fotos de Carlos Farfán

Comments

comments