La NFL y la NBA gritan: “No puedo respirar”. Una nueva protesta contra el racismo

Hace una semana, les mostramos el video en el que los jugadores del los Rams de Saint Louis protestaron acerca de la situación de Ferguson. La decisión de un gran jurado de no presentar cargos criminales contra Darren Wilson, un policía blanco que disparó 12 tiros contra Michael Brown, un joven negro desarmado, provocó que los jugadores salieran de los vestidores con las manos en alto.

Hoy, que además del caso Ferguson se han difundido varios casos de abuso policíaco de oficiales blancos hacia ciudadanos negros desarmados, los deportistas se siguen uniendo a las muchas protestas que han dejado varios detenidos en ciudades estadounidenses. Esta vez, el basquetbolista Derrick Rose, de los Chicago Bulls; Reggie Bush y Johnson Bademosi, de los Leones de Detroit; Melvin Ingram, de los Cargadores de San Diego; y más jugadores de la NFL, entre ellos los de los Rams, escribieron en sus camisetas de entrenamiento “I can’t breathe”. La frase refiere a la que Eric Garner repetía al ser arrestado en Staten Island por vender cigarros en la vía pública, y que moriría por asfixia después de ser detenido.

Esta nueva protesta surge en medio de un escándalo que involucra a la NFL y al dueño de los Rams, pues en la semana la agencia AP sostuvo que Kevin Demoff había respondido a la petición de la policía de Missouri y se disculpó a nombre de sus jugadores. Más tarde Demoff sostuvo que la declaración era falsa y que se sumaba a la condena de cualquier violación de la ley.

Les dejamos algunas de las fotografías de las protestas que han recibido el apoyo de entrenadores y dueños de equipos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comments

comments