Live long and prosper Mr. Spock

Por José Pulido
@RigoMortiz

El día de hoy, el universo se ha vuelto un lugar aún más inmenso y más vacío. A la edad de 83 años, debido a una enfermedad pulmonar crónica, Leonard Nimoy, el señor Spock, emprendió su viaje definitivo a bordo de la Enterprise.

Cuando era niño, el universo me parecía más bien un lugar estrecho, un mundo cerrado donde podían convivir en distintas latitudes, y si ningún problema, Luke Skywalker y el capitán Kirk (no existían absurdas divisiones que me obligaran a preferir alguna de las dos sagas). Mi sueño: que Han Solo se encontrara con el Sr. Spock a la vuelta de la esquina de algún planeta y pudieran sostener una conversación corta, en la que uno se volcara en un sinfín de emotivos diálogos mientras el otro, el vulcano, permaneciera inmune a la comicidad del mercenario.

Aunque nos queda la brillante interpretación de Zachary Quinto como el nuevo Sr. Spock, no puedo evitar sentirme un poco más desprotegido sin la figura de Leonard Nimoy, (quien también participara en The Twilight Zone, The Outer Limits y la serie documental Ancient Mysteries).

En los reductos infantiles que todavía poseo, ahora sólo puede imaginarme a Han Solo en algún planeta lleno de simpática bravuconería hablándole al aire.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comments

comments