Los mexicanos sin nada mejor que hacer

Después de hablar durante meses de Roma, todos nos sabemos la historia. Cuando Alfonso Cuarón le ofreció el papel de Cleo a Yalitza Aparicio, ella pensando en voz alta soltó un «No tengo nada mejor que hacer». Los que poco saben es que la temporada de premios que concluyó con la entrega del Oscar, nos dejó otro mexicano ganador. Y su tirunfo también se debe a que no tenía nada mejor que hacer.

Cruz Antonio Contreras es un joven animador originario que formó parte del equipo de la película Spider-Man: Into the Spider Verse. La cinta, ganadora del Globo de Oro y el Oscar a mejor película animada, es su primer trabajo en el extranjero y en las ligas mayores de la animación. Originario de Iguala, Guerrero, Cruz Antonio acabó trabajando para los estudios Sony por azares del destino.

Según cuenta el animador, después de acabar sus estudios en el Tec de Monterrey y cursar una especialidad en Argentina, una tarde que «no tenía nada mejor que hacer», se puso a mandar su currículum a estudios en todo el mundo. Tras mes y medio de espera, lo contactaron de Moving Pictures Company para ofrecerle chamba en Vancouver.

Destronando a Disney

Una vez en Canadá, el estudio lo vinculó a Sony, que le ofreció la posibilidad de trabajar en tres proyectos. Cruz Antonio cuenta que su inglés no es muy bueno, y no le quedó muy claro en qué iba a trabajar. El proyecto, secreto en ese entonces, resultó ser la celebrada Spider-Man: Into the Spider Verse. Lo demás es historia. El trabajo de Contreras como parte del equipo de efectos visuales, lo hizo acredor a una pequeña parte de ese Oscar que destronó nada más y nada menos que a los estudios Disney.

Lo mejor de todo es que, aunque no haya sido ni tan conocido ni tan celebrado, el triunfo de Cruz Antonio no ha pasado despercibido. Después de subir la merecedora foto con los premios, y recibir las llaves de su cuiudad natal, el animador decidió echar una indirecta que le funcionó. Lanzó un tuit a Guillermo del Toro, que el director respondió sin miramientos.

Más tarde, Cruz Antonio se encargó de aclarar que por supuesto que le escribió a Del Toro. Así que pronto esperamos tener noticias de la colaboración entre estos talentosos mexicanos. Por lo pronto, échense una vuelta por el twitter de Cruz Antonio, se ve que es bastante cotorrrón.

Y bueno, la lección está ahí, cada que les ofrezcan algo, y no tengan nada mejor que hacer, acéptenlo. Chicle y pega.

Caminantes de José R Guzmán, un camino entre idealogías

Comments

comments