Los Óscares de la querida gente blanca

Hace ya una semana que se dieron a conocer los nominados a los premios Óscar 2015. Además de las fanfarrias por las nueve nominaciones a Birdman, y de empezar la quiniela para la ceremonia del 22 de febrero, nos ha llamado la atención la discusión en torno a que esta serán los premios más blancos y masculinos en mucho tiempo. Es decir, que dentro de los candidatos a la estatuilla dorada se dejaron de lado a la minorías.

Hasta cierto punto es natural esta reacción, después de que el año pasado las temáticas de las películas nominadas fuera del esclavismo, a los piratas nigerianos, a los enfermos de sida, a nerds enamorados de su computadora, y un largo etcétera. Incluso entre los excluidos, como The Butler, la atención está concentrada en cubrir la cuota racial tan común en los premios.

Quizá la reacción viene de la poca atención que mereció la película Selma, producida de la pesada Oprah Winfrey, que sólo obtuvo dos nominaciones, una de ellas menor (Mejor canción original). Y es cierto, además de que la temática de las películas de este año regresan al lugar común de la vida norteamericana, pareciera que entre los requisitos para ser nominado estaba ser rubio de ojos claros. Aunque eso sea un lugar común más.

Y bueno, para compensar, le dejamos aquí una de esas películas que siempre serán vistas como excluida por ser políticamente incorrectas, aunque en realidad no los sean tanto. En fin, les dejamos Dear White People porque está muy divertida, y son de esas películas que nos hacen sentir que entendemos la difícil vida de los otros.

Comments

comments