#Monorriel: Amazing Spider-Man Vol. 4, #9. La actualización Pop

por Christopher Nilton Arredondo
@niltopher

Que la cultura pop es una constante autorreferencia no es un descubrimiento nuevo. Sin embargo, creo que en algunos momentos los productos de la cultura de masas tienden a buscar nichos de consumidores tan especializados que, cuando un producto irrumpe en más de uno de esos nichos, podríamos considerarlo relevante en un sentido amplio.

De igual forma, la narrativa pop valida fenómenos socio-culturales recientes cuando los incorpora a su constante actualización; habla de “lo nuevo”, lo más reciente, reacomodándose para ser espejo de su tiempo.

En el Amazing Spider-Man #9, por ejemplo, Spider-Man, vuelto ya el CEO de su propia compañía, lleva a Nick Fury al espacio en busca de una señal satelital que los ayude a encontrar a un terrorista llamado Scorpio. Spidey y su compañero de viajes abordan un “cohete-araña” con playlist integrado que reproduce “Rocket Man”, de Elton John, pero la rola no es del agrado de Fury, así que pasan a otra y a otra hasta que Fury da su aprobación a una: “Space Oddity”, de David Bowie.

AmazingSpider-Man20159-p7-850x560

Si el comic fuera de hace 20 o 30 años, es poco probable que Bowie fuera la última elección de Fury (y Fury sería, dicho de paso, blanco), ¡y mucho menos frente a Elton John!, pero la valoración del Camaleón en décadas recientes, confirmada por la consternación generalizada en redes sociales tras la muerte del cantante en enero pasado, hace de estas viñetas un momento de sonrisa cómplice a lo largo de la historieta.

En el mismo número, Spider-Man, otrora héroe urbano que, por sus cualidades de personaje trágico y sus habilidades sobrenaturales, era fácil ponerlo en contextos de crimen organizado, de supercriminales y de grandes sagas cósmicas por igual, realiza algo que no lo habíamos visto hacer: saltar desde el espacio en un traje presurizado. Curiosamente la hazaña tiene una versión reciente (aunque no tanto) en la vida real: el 14 de octubre de 2012, el exmilitar y ahora leyenda del salto BASE Felix Baumgartner, se lanzó en caída libre desde la estratósfera como parte del programa Stratos, de una conocida marca de bebida energética, alcanzando una velocidad máxima de 1357.64 km/h. Sin este referente, ¿el Hombre-Araña habría podido lanzarse desde el espacio hasta París para derrotar a un villano?

Y a propósito de ponerse a la moda, el Comic-Book Guy de Los Simpson, condenado al fracaso amoroso en temporadas anteriores a la 25, encuentra el amor durante el episodio 540. La chica sólo puede tratarse de una Otaku (una consumidora empedernida de historietas y animación japonesa), y el montaje que muestra este amor freak está acompañado por el tema “PonPonPon”, de la cantante japonesa Kyary Pamyu Pamyu, éxito viral del YouTube de 2011 que introdujo el término “Kawai” en el vocabulario del consumidor pop promedio en Occidente. ¡Qué cosas!

Comments

comments