Nicky Hopkins: The Session man

Conocido como el más grande pianista del rock, merecidamente llevaba ese nombre tan sólo por haber sido parte de las bandas más importantes de las décadas de los 60 y 70. Acompañante casi invisible, pero siempre perfectamente identificable en canciones por todos conocidas como She is a rainbow, We are not gonna take it, Jaelous guy, You are so beautiful, No no song, Revolution, Sunny afternoon, Give me love (give me peace on earth) y un montón más.

Un día como hoy, pero hace 71 años, nació el gran Nicky Hopkins. Pianista desde la adolescencia, formó parte de una de las primeras bandas de rock en Inglaterra, antes de entrar a la Real Academia de la Música de Londres, que dejó bastante pronto. Pocas veces se le vio en el escenario a causa de su endeble salud que se quebró desde que era muy joven, razón por la que los Kinks lo bautizaron como Session man.

Grabó solamente dos discos como solista: The tin man was a dreamer y No more changes, ambos opacados por sus colaboraciones con otras bandas y músicos.

Para celebrar a este ser anónimo, pero muy importante, del rock, les dejamos algunas de sus sesiones con bandas tan grandes que ni siquiera es necesario que las mencionemos, pero que son grandes en parte por la colaboración del gran Nicky.

Comments

comments