No es cualquier cosa ser fotógrafo de guerra.

Sin duda, ser fotógrafo de guerra es la profesión más intensa del mundo. Muchos se vuelven locos, otros no viven para contarla.

Les pasamos una película y un documental. La primera se llama The Bang Bang Club, una ficción muy cercana a la realidad, y War photographer, un documental chingón sobre el oficio.

Comments

comments