#NoFMex. Crónica del XIV Encuentro de Mariachi Tradicional

Por Emilia Perujo
@emilia_perujo

El Encuentro de Mariachi Tradicional se hace cada año en Guadalajara. Durante una semana, diferentes lugares de la ciudad se usan para alojar música en formas diversas: hay talleres (de baile y de ejecución de estilos musicales), presentaciones, galas, obras de teatro, concursos y eventos especiales. Este año reunió a alrededor de 500 músicos de distintas regiones, principalmente de Jalisco, Colima y Nayarit, de donde cuentan las fuentes que es el mariachi.

Además de esas actividades hay otras que son características de este evento: los conciertos didácticos, para los que llevan a algunos grupos a escuelas o lugares públicos de Guadalajara y otros municipios para que el público pueda aprender sobre estos géneros mientras escucha; las grabaciones de repertorio antiguo, y el coloquio de investigación alrededor del mariachi.

Las grabaciones de repertorio antiguo son importantísimas; la trayectoria de la mayoría de estos grupos se trata de música en vivo que sólo puede escucharse cuando está tocándose. Gran parte de mi gusto personal por esa música y ambiente es precisamente porque es música viva, puedes escuchar, por ejemplo, un son famoso como México Lucido varias veces a lo largo del Encuentro en versiones muy diferentes dependiendo de quién lo toque. Esto hace también que haya mucha discusión dentro de las investigaciones sobre el mariachi, su geografía, su repertorio, la lírica, y muchos otros temas que se presentan en los coloquios. Las grabaciones de repertorio antiguo retratan lo que se está tocando ahora mismo, reconociendo que es fugaz y a la vez arraigado. Así podría resumir lo que vi en el Encuentro, todos los grupos nos presentamos en Plaza Fundadores a lo largo de la semana, y todos los grupos iban desde niñas y niños hasta personas mayores que tocan música vieja que se ha transmitido hasta hoy, en muchos casos a lo largo de generaciones de mariacheros.

Foto1 (2)

La variedad era impresionante, detrás del escenario, preparándonos para salir, podíamos estar un grupo de viejitos de la sierra, otro de muchos integrantes con bailarines, otro exclusivamente familiar, otro juvenil, todos de diferentes lugares, con diferentes vestimentas y bajos. Después de días de estar apreciando bajos también muy diversos (incluyendo tololoches y guitarrones fabricados por quien los está tocando) detrás del escenario concordé con un señor en que los bajos son los “directores” del mariachi. Para mí son los directores de todo y fue un privilegio escuchar tantos de cerca, como el de esta canción de un grupo huichol de tres personas:

Encuentro de Mariachi Tradicional 2015
[audio:http://nofm-radio.com/podcast/Encuentro_de_Mariachi_Tradicional_Audio_1.mp3]

No fui a ningún homenaje ni gala, me parecía que estaban desvinculados de todo lo que estaba ocurriendo, que era gratuito, sin zona preferencial ni Don señor algo del mariachi celebridad. Sin demeritar lo que se presentó en Fundadores, porque mucho me dejó boquiabierta, mi preferencia es la música sin micrófonos. Cada noche del Encuentro hay fandango en lobbys de hoteles o lugares públicos. Ahí conviven muchas de esas 500 personas alojadas en el mismo hotel (ya sin jueces ni organizadores) y tocan mezclados alrededor de la tabla para zapatear, se lo recomiendo a cualquiera que goce de la música de cuerdas, la comunicación entre músicos, y los sones tocados
enérgicamente por el calor del momento. A cualquiera que le guste mucho la música. Ese fue mi momento favorito del Encuentro.

También haber participado en la Velada de minuetes en la Catedral, ahora era yo quien tocaba donde los músicos que veo en Youtube y escucho en el disco de otra Velada religiosamente. Entre ellos estaba Siete Pueblos, un grupo juvenil de Cocula que pertenece a un esfuerzo colectivo por mantener vivos los minuetes, del que también es parte el Mariachi Tradicional Ixtlauakuikani, que tocó el son de “La Negra” en Fundadores.

Varios de los grupos infantiles y juveniles estudian sus instrumentos en escuelas especiales para aprender mariachi, el Encuentro muestra que los mariachis de cuerdas están verdaderamente vivos y forman compromisos a su alrededor desde muy temprana edad.

Comments

comments