#PecesSueltos. Bandas que no son nuevas pero que redescubrimos este 2015

La caja de pandora musical ha sido abierta desde ya hace mucho tiempo y nosotros lentamente hemos logrado redescubrir algunas propuestas importantes que contiene, las cuales no habían sido percatadas por nuestros oídos sino hasta este año.
Aquí les dejamos la lista completa de todos estos #PecesSueltos que logramos capturar a lo largo del 2015, los cuales a pesar de no ser novedosos, si son diamantes en bruto esperando a ser mostrados.

Les Rallizes Dénudés.
¿Cómo sobrevives dos bombas nucleares, una guerra perdida y tu país invadido por fuerzas enemigas? Algunos dirán que nadie puede sobrevivir tales eventualidades, otros dicen que la dignidad no se pierde nunca y que a la destrucción sucede el luminoso camino de la construcción. Pero algunos otros sugieren: olvidas todo y fundas la banda de rock más enigmática de todos los tiempos.

Trio of doom.
Con un nombre casi metalero, tres grandes de la música compartieron cartelera tocando el jazz más vertiginoso que había pisado la Cuba de Fidel.

William Onyeabor.
Antes de Daft Punk está William Onyeabor. Un misterio viviente que ha inquietado a los melómanos más empedernidos de nuestra era. Su sonido está cargado de fuertes influencias del Funk así como adelantadas secuencias sintetizadas, aderezadas con una potente lírica de contenido social.

Silver Apples.
En retrospectiva podríamos catalogar a Silver Apples como un grupo de rock experimental con toques psicodélicos y espaciales, o simplemente como música electrónica. Pero lo cierto es que en su momento resultaba inclasificable. Silver Apples hacía música electrónica en un momento en que ésta no existía como una categoría o un género musical propiamente dicho; sonaban a krautrock –hecho en EU– aún antes de que esta corriente explotara en Alemania; hacían experimentaciones con tecnología en un momento en que lo experimental venía sobre todo de la incorporación del jazz y la música clásica al rock.

Tiny Tim.
Nacido el 12 de abril de 1932 con el nombre de Herbert Khaury, este cantante recibió su nombre una tarde en que fue presentado en un bar donde se privilegiaban los actos de gente “chiquita”. Y a partir de ese momento el escenario fue su verdadera casa. ¿Era comediante o músico? Pues un poco de todo, era Tiny Tim y parece que esa es la única clasificación en la que se le puede ubicar.

Irakere.
Irakere es una palabra yoruba que puede tener diferentes traducciones. Cuando en 1973 Chucho Valdés y un nutrido grupo de músicos cubanos fundaron esta agrupación, la nombraron teniendo en mente la acepción de vegetación —una selva impenetrable—, advirtiendo en su mismo nombre la fuerte influencia que la música afrocubana tenía en esta empresa.

Messer für Frau Müller.
En 1991, Oleg Kostrow y Oleg Gitarkin se juntarían en San Petersburgo (otrora Leningrado) para formar una banda de esas características, llamada “Cuchillo Para la Señora Müller“. Sus primeras grabaciones están cargadas de una potente energía psycho-surf-hardocrera muy al estilo Dead Kennedys y Angelic Upstarts, cuyo podrido sonido inundaba la escena underground de esas épocas.

Bubu.
Uno de los lugares en los que el progresivo echó raíces y proliferó de forma casi natural fue Argentina, cuya escena no tenía absolutamente nada qué pedirle a la vanguardia británica. Durante la segunda mitad de los años setenta la música progresiva –como solían llamarla los argentinos– pegó muy duro, y muchos músicos y muchas bandas se subieron en la ola de la experimentación musical y la progresión de notas y paisajes sonoros.

Karen Dalton.
Es correcto decir que la historia es relatada por los ganadores. Cada generación cuenta entre sus filas a un individuo, o un reducido grupo de ellos, que despide tanta luz y atención que opaca y segrega a los que a la postre serán recordados tan sólo como contemporaneos, amigos, colegas, y demás. No obstante, siendo justos, el tiempo es complejo e intrincado, y lo que nunca es para otros, y lo es al instante para algunos, también puede llegar a serlo lentamente para unos pocos. Un ejemplo perfecto de los que viven en la sombra, y sin embargo tienen un eco tan especial que no pueden ser ignorados por demasiado tiempo, es Karen Dalton.

Flo & Eddie.
Flo & Eddie alguna vez fueron Mark Volman y Howard Kaylan, integrantes de una banda que reconocerán por lo menos por una canción. “Happy together”, único éxito de ventas de The Turtles, y un tema que probablemente todos han escuchado alguna vez. ¿Cómo es que estas estrellas de una banda de Pop-Rock se convertirían en un excéntrico dúo de Rock?

Francis Bebey.
Aparentemente habilitado para tocar cualquier instrumento que pasara por sus manos (desde la guitarra hasta la flauta pigmea), Bebey emigró a París a mediados de los años 50 para estudiar música en la Sorbona. Fue ahí donde, frustrado por lo que percibió como un gran prejuicio y menosprecio hacia los ritmos de la música tradicional africana, ideó su plan maestro: usar la tecnología occidental para esparcir su apreciación por la música y cultura africana que tanto amaba.

Magma.
El mito kobaïano y la música zeuhl comenzaron en París en 1969, cuando el baterista Christian Vander fundó la banda Magma. Al igual que muchos otros músicos de su generación Vander formó parte de esa ala experimental a través de la cual el rock fue llevado a explorar terrenos que aparentemente le eran ajenos.

Arthur Russell.
A Russell le gusta bailar. Y vive en la ciudad y en el momento en que el baile lo es todo. Una noche sale de fiesta, y la fiesta se convierte en su vida. El Punk y el Disco es el ritmo que su cuerpo quiere perseguir. Forma bandas que abandona rápidamente, apadrina a músicos con los que trabajaría por breves periodos. Persigue con voracidad sin encontrar el platillo que logre convencer a su corazón sin demasiado éxito. Produce música para las pistas llenas de luz. El mundo era maravilloso esas noches. No había nada que comprender, los pies lo explicaban todo.

Il Balletto Di Bronzo.
Durante los años setenta Italia era un país tan caótico, esta década es conocida como los anni di piombo (los años de plomo). En medio de esta inestabilidad estaba el rock. Italia fue una de las escenas europeas de rock más fructíferas, especialmente para el progresivo, produciendo bandas tan importantes como Le Orme, Museo Rosenbach, Premiata Forneria Marconi, y una de las pioneras del progresivo italiano: Il Balletto di Bronzo.

Morphine.
Pocas grandes bandas han podido pasar desapercibidas a los reflectores de la farándula. Pocas grandes bandas han sido continuamente alabadas por la crítica a lo largo de su existencia. Muchas grandes bandas han quedado rezagadas del éxito comercial a pesar de su calidad artística. Morphine reúne todas las características anteriores.

Stone The Crows.
Esta banda escocesa proveniente de Glasgow estaba conformada por sujetos con verdadero talento. Su estilo era clarísimo, el más puro blues rock –aunque con algunos toques progresivos–. En conjunto, cada uno de sus miembros no podía sino reforzar este sonido: sus voces, percusiones y guitarras eran de otro mundo. Comenzarían la aventura a finales de los sesenta, con varias presentaciones por delante.

Big Star.
Con Big Star no pasó nada. Grabaron 3 discos celebradísimos por la crítica. Compusieron bellísimas canciones. En tiempo récord forjaron un sonido único. Instituyeron todo un culto a su alrededor. Y, sin embargo, no la armaron. Pero no nos adelantemos. La historia vale la pena ser escuchada y, claro, comienza con una canción.

The Monks.
En 1966 los Beatles lanzaron Revolver, un álbum innovador que marcaría el comienzo de una mayor experimentación dentro del grupo. Ese mismo año un grupo estadounidense radicado en Alemania ―y que estaba años luz adelantado a John, Paul, George y Ringo― lanzaría su único disco: The Monks –Black Monk Time.

Coven.
Probablemente la primera banda en la historia del rock en desarrollar un sonido y una estética abiertamente satánica y oculta. Y lo interesante es que no sólo se trataba de una imagen que diseñaron para llamar la atención y generar más ventas, sino que en efecto eran unaquelarre activo.

Raúl Seixas.
Poseedor de una amplia cultura legada de una infancia rodeada de viajes (hijo de un inspector ferroviario a quien frecuentemente acompañaba en sus travesías) y libros, la música de Raulzito está plagada de alegorías de la literatura, así como alusiones a las situaciones más novedosas de la época, noticias y vida cotidiana.

Módulo 1000.
Desde la década de los 60 ciertos géneros asociados con Brasil ―la bossa nova, la tropicália y la Música Popular Brasileña― lograron consolidar una audiencia internacional. Sin embargo, la escena musical brasileña era mucho más rica que el puñado de músicos identificados con estos géneros. Entre otras, la escena del rock, si bien no estaba exenta de sus propias dificultades, era más que formidable. Un ejemplo de las maravillas producidas desde éste gigante latinoamericano es la banda carioca Módulo 1000.

Magic Sam.

Contrario a la mayoría de sus contemporáneos en la escena del blues, Samuel Gene Maghett nació y creció en una comunidad donde la música de violines, los bailes comunales y las danzas de cuadrillas prevalecían en la población. El Bluegrass y la música Hillbilly propias de la comunidad anglosajona del estado de Mississippi, representadas por el renombrado violinista negro Roy Moses, fueron de importante influencia para el joven Samuel quien, en el año de 1950, decidió dejar su natal Grenada para emprender la inevitable procesión que todo bluesman que se precie de serlo debe transitar por lo menos una vez en la vida: el largo camino que une al Delta del Mississippi con La Meca del blues, Chicago “Windy” City.

Joseph.
A pesar de la calidad de su música nunca brilló a lado de las grandes estrellas de rock. El enigma comienza con su nombre, aparentemente Joseph Longeria, pero también citado como Joseph Longoria o Joey Long. Nacido en 1932 en Louisiana, comenzó su carrera musical en unos tempranos años cincuenta, con un sonido de guitarra orientado hacia lo único a lo que podría estar orientado en esos años: el rock & roll.

Moondog.
Nacido como Louis Thomas Hardin en Kansas en 1916, perdió la vista a los 16 años tras un accidente. Desde joven se entregó a la música y pronto recibió atención de sus pares. Celebrado y seguido, pasó sus últimos años en Alemania, donde murió en 1999. Y claro: mucha de su vida la pasó en una esquina de Nueva York inmovil y disfrazado de vikingo.

O Peso.
Si las bandas británicas y estadounidenses copiaron desfachatadamente los riffs del blues, resulta justo que estas mismas bandas fueran canibalizadas por sus pares en diversas partes del mundo. Después de todo los públicos internacionales no siempre querían escuchar rock en inglés y en ocasiones ansiaban por buen rock en su propio idioma.

Los Xochimilcas.

Comprendo que para las generaciones más recientes, el grupo de Los Xochimilcas es más que desconocido. Hoy, a más de 40 años de distancia, es necesario destacar la aportación hecha por este cuarteto fuera de serie, revalorando la labor de un grupo que se adelantó a su época y, como suele suceder en estos casos, padeció la crítica de quienes no fueron capaces de comprender la profundidad de su basto talento.

Atomic Rooster.
Atomic Rooster nació de las cenizas de The Crazy World Of Arthur Brown, banda pionera del art rock y precursora del emergente rock progresivo que incorporó a Carl Palmer tras la salida de su baterista original en 1969. Sin embargo los días de la banda estaban contados ya que muy poco tiempo despuésPalmer y el tecladista y principal compositor Vincent Crane dejaron la agrupación para crear su propio proyecto. Al lado del bajista y vocalista Nick Graham formaron Atomic Rooster, power trio que tocaba un rock progresivo más cercano al hard rock que a lo que por entonces hacían bandas como King Crimson, Yes o Genesis. Muy poco tiempo después de su formación lanzaron su primer disco, Atomic Roooster, publicado a inicios de 1970.

Mission of Burma
Mission of Burma: una banda que tronó y se derrumbó ante la presencia de nadie, sin hacer ningún ruido. Fueron una banda que lo tuvo todo, excelentes músicos, grandes composiciones, protagonismo, visión; todo, salvo la parte terrenal: el negocio.

José Cid.

El músico portugués José Cid declaró en una ocasión: “Si Elton John hubiese nacido en Chamusca, no hubiera tenido tanto éxito como yo.” Chamusca, un pueblo al interior de Portugal, es el lugar de nacimiento de José Albano Cid de Ferreira Tavares, mejor conocido como José Cid. Basta un vistazo a la participación de este músico en el Festival de la Canción de Eurovisión, epítome del pop europeo, para comprender que se compare a Elton John.

Los Tepetatles.
Los Tepetatles, agrupación que conjuntara en sus filas a “intelectuales”, artistas plásticos, músicos y pachequines de la UNAM que con el tiempo se consagrarían como estandartes de sus diferentes disciplinas dentro del quehacer cultural nacional.

Collective Consciousness Society (CCS).
Existen dos tipos de covers: los que son prácticamente una calca de laversión original, y los que llaman la atención por ser una propuesta original a partir de la pieza de la que surgieron. Lograr un cover del primer tipo no representa mayor problema –es bien sabido que la mayoría de las bandas empiezan de esta manera–, pero conseguir uno del segundo tiene un mérito considerable. Si alguna vez una banda fue la campeona de los grandes covers definitivamente esa fue la Collective Consciousness Society.

The Plastic People of the Universe.
Desde el underground checo la agrupación desafiaría al régimen comunista y enfrentaría una encarnizada persecución durante varios años. Durante una breve etapa la banda interpretaba canciones en inglés, pero pronto cambiaría al checo y pasaría a cantar canciones con letras escritas por el filósofo Egon Bondy, quién había sido víctima de la censura gubernamental. Parodiando el título del conocido álbum de The Beatles, la banda lanzaría en 1974 el álbum Egon Bondy’s Happy Hearts Club Banned

Aquelarre.
Si pensamos en el rock hecho en español como un movimiento específico dentro del vasto mundo del Rock, sin duda alguna encontraríamos su origen en Argentina. Fue ahí donde por vez primera, siendo contemporáneos a los hoy considerados “padres fundadores”, jóvenes de habla hispana desarrollaron una identidad sonora propia, con un rock claramente diferenciado del que se hacía en Inglaterra o Estados Unidos.

The Tiger Lillies.
A finales de la vertiginosa década de los ochenta, nace en Londres, Inglaterra, una agrupación poco ortodoxa que combinaría magistralmente el legado de la ópera clásica, la teatralidad cabaretera, la instrumentación gitana y la furia punk; con ingeniosas y estridentes letras que tocan escandalosos temas como la drogadicción, la zoofilia y la prostitución con fuertes dosis de blasfemia… todo lo ideal para irse derechito al INFIERNO.

Patrik Fitzgerald.
Nacido en el seno de una familia de inmigrantes irlandeses y criado en los barrios marginales deManchester, el señor Patrik participó desde sus inicios en el movimiento punk. Sus letras reflejan la sociedad en la que se crió; la denuncia, la describe, la desnuda con sus letras llenas de sarcasmo. Uno de sus primeros éxitos, y quizás su canción más conocida, describe su amor por el punk: safety pin stuck in my heart. Artistas como estos comienzan con una guitarra, su letra y pura actitud.

The Durutti Column.
El nombre de la banda surgió, aparentemente, de un activista que portaba una camiseta del anarquista y héroe de la Guerra Civil Española, Buenaventura Durruti. Sin embargo, el mismo Reilly apunta que también sacaron el nombre de una tira cómica francesa sobre dos vaqueros de la Internacional Situacionista, titulada “Le Retour De La Colonne Durutti”.

El Personal.
México es un país de machos que en el fondo son bien putos. Se dice que Guadalajara, “la perla tapatía” es la capital nacional de la homosexualidad así como uno de los bastiones más importantes para la fe católica del país. Esta aparente contradicción ha creado el clima ideal para que un sinfín de manifestaciones artísticas e intelectuales emerjan de ese caldo de cultivo en constante pugna antagonista… esta es la historia de una de ellas.

Devil Doll.
Devil Doll fue un proyecto de rock experimental que mezcló formas clásicas de composición con varios estilos de música popular, particularmente distintas variantes del rock progresivo sinfónico y pequeños toques de folclor eslavo.

Andre Williams, Mr. Rhythm.
Su carrera comenzó a la edad de seis años cuando pierde a su mamá y queda en custodia de sus tíos, allá en el lejano y blusero estado de Alabama, lugar de donde nace su gusto por la música. Anduvo de acá para allá, de Alabama a Chicago, de Chicago a Illinois, para que finalmente a la corta edad de 16 años les diera las gracias a sus tíos-custodios por los inconveniente. Después supo muy bien a dónde llegar: Detroit, Michigan. De pronto fue el encargado de Mr. Rhythm, (como lo llaman por una de sus primeras canciones), debido a que era un niño inteligente y muy talentoso no le cuestó trabajo llegar a una disquera.

Dr. Feelgood.
Dr. Feelgood, término local para designar a la heroína y a los médicos que la recetaban, fue el nombre de cuatro de estos hooligans provenientes del condado de Canvey, isla ubicada en estuario del Río Támesis. El vocalista Lee Brilleaux, el guitarristaWilko Johnson, el bajista Sparko y en la batería The Big Figure conformaron la primera alineación de una banda hecha para conciertos en pubs, donde daban rienda suelta a su rasposa personalidad confrontativa con el público.

The Shaggs.
A través del tiempo hemos podido disfrutar de verdaderas joyas que (por angas o mangas) han pasado desapercibidas para el oído común. Decir cuál ha sido la mejor banda es una tarea ociosa e inútil, sin embargo, esta entrega esta dedicada a (sin duda) LA PEOR BANDA DE LA HISTORIA.

Los Jaivas.
Si esta columna fuera publicada por algún medio de origen chileno no habría razón para dedicarle una entrada a Los Jaivas, esa increíble banda con un sonido único que, en su país natal, es un ícono de la cultura popular. Sin embargo estamos en México, y a pesar de esa amplia trayectoria y extendido reconocimiento en buena parte de América Latina, Los Jaivas no es un nombre particularmente conocido en nuestro país.

Elia y Elizabeth.
Las dos hermanas nacieron en Bogotá, y cada una se llevaba apenas un añito de diferencia, de padres españoles y familia musical; su abuelo fue un tenor español muy importante, Miguel Fleta, tan importante que hay calles con su nombre; sus tías también crearon un dueto, algo famosón, pero no tanto para tener un nombre de calle. Debido al trabajo de su padre, anduvieron cambiado de casa para vivir su niñez en Barranquilla y su adolescencia en Lima, Perú. Estas dos muchachas desde pequeñas tuvieron inquietud por la música y no fue algo que les hayan negado sus padres.

Comments

comments