#PecesSueltos presenta: Fanny

“A Loose-Fish is fair game for anybody who can soonest catch it.” Herman Melville, Moby Dick

Si la música se parece al mar, y lo habitamos todos, hay especies raras, que se ven poco y extraña vez son capturadas. Aquí surcamos las olas para hacerlos más evidentes.

Fanny: la demoledora banda de mujeres virtuosas

por Iván Cruz Osorio
@IvanCruzOsorio

 

Si bien el medio musical rockero de finales de los años 60 y principios de los 70 era de un machismo desbocado, la postura de reconocer las habilidades artísticas o de ejecución virtuosa de instrumentos, fuera quien fuera, abría resquicios en que se colaban las chicas más persistentes y aguerridas. Por este resquicio fue que la banda Fanny, compuesta totalmente por chicas, consiguió un contrato discográfico en 1969 con Reprise records. La calidad de ejecución en cada uno de los instrumentos colocaba a las Fanny entre las artistas más virtuosas de su generación. Por primera vez en la historia del rock una banda de chicas conseguía un contrato discográfico con una disquera de primera línea. Si bien las combativas e irredentas The Chicago Women’s Liberation Rock Band y The New Haven Women’s Liberation Rock Band fueron las primeras bandas compuestas enteramente por mujeres, no obtuvieron un contrato discográfico relevante. ¿Quiénes eran las Fanny? La historia se vuelve más encomiable cuando descubrimos que las líderes de la banda son las hermanas June (1948) y Jean Millington (1949), ambas nacidas en Filipinas y que junto a su familia llegaron a establecerse en Sacramento, California, en 1961. Las hermanas Millington aprendieron muy pronto a cantar, tocar la guitarra y el bajo, y ya a mediados de los años 60 estaban tocando en su primera banda: las Svelts, con June en la guitarra, Jean en el bajo, Addie Lee en guitarra, Brie Brandt en la batería. Esta banda se deshizo, tiempo después formaron Wild Honey con la que experimentaron el opresivo mundillo machista de la industria musical. En su concierto de despedida, el célebre productor Richard Perry (reconocido por su trabajo con Ringo Starr, Harry Nilsson y Barbra Streisand) las escuchó y quedó asombrado por la calidad musical de sus canciones. Perry consiguió que Warner aceptara darles un contrato para su sello subsidiario: Reprise records, la cual producía los discos de Frank Sinatra y Jimi Hendrix.

Wild Honey cambió su nombre a Fanny, con la intención de resemantizar la callejera y ofensiva acepción de “Fanny” en Inglaterra que de forma pedestre se refiere a la “vagina” y en Estados Unidos al “culo”. Con esto Fanny daba ya una postura social. La alineación definitiva de la banda para su primer disco era Jean en el bajo, June en la guitarra, Alice de Buhr en la batería y Nickey Barclay en los teclados, quien fuera músico de gira en Mad Dogs & Englishmen, la banda de Joe Cocker. En 1970, sale a la venta Fanny, disco homónimo de la banda, con una portada que buscaba reivindicar el lesbianismo dentro del movimiento feminista. En la portada, las cuatro chicas de la banda se muestran de espalda, abrazadas en parejas, y una de las chicas le agarra la nalga a la otra. El disco musicalmente se encuentra en la mejor tradición del “Power pop”, riffs, solos, voces nítidas y fuertes, ejecución estridente de la guitarra y el bajo.

Las letras de las canciones apelan a una mayor apertura de libertades para la mujer, cabe destacar la canción “Conversation With a Cop”, en la cual se describe el abuso de autoridad de la policía hacia las mujeres por el simple hecho de ser mujeres. Comercialmente tuvo ventas modestas, pero respetables para una banda de desconocidas.

El siguiente disco fue Charity Ball (1971) en el cual Fanny encuentra su sonido: una guitarra toda poderosa y arreglos de teclado notables, aprovechando la fuerza vocal de Jean. Un álbum imperdible, que vio ascender la canción que da título al disco al número 40 de la lista Billboard, logrando así un reconocimiento en todo Estados Unidos.

Las letras de las canciones buscan un sentido más mundano: amores, desamores, affairs. Cabe destacar el virtuosismo en la ejecución de las rolas “Special Care” y “Place in the Country”. En su tercer álbum: Fanny Hill (1972), ya con un sonido consolidado, la banda llega a una pronta madurez. El manejo magistral del slide en la guitarra de June y la voz arrobadora de Jean derivan en que las Fanny se vuelvan la banda favorita de David Bowie, Bryan Ferry, Marc Bolan y otros jefazos del momento. Las Fanny en vivo logran un éxito inusitado, sobre todo en Inglaterra, lo que abona para ser incluidas en la gira mundial de Jethro Tull. Del álbum Fanny Hill son muy destacables las rolas “Ain’t That Peculiar”, “Blind Alley” y el brutal cover que eleva la simplona “Hey Bulldog” de The Beatles a una obra maestra. Este fue el último disco que les produjo Richard Perry.

En su cuarto disco Mother´s Pride (1974), las Fanny devienen a un sonido muy contenido, ya directamente instalado en la balada pop, se trata de un disco desdentado, en que se nota el cansancio de sus integrantes. Lo más destacado podría ser la rola “Summer song”.

Este fue el último disco en que participarían la guitarrista June Millington y la baterista Alice de Buhr, quienes dejan la banda. Las sustituyen Patti Quatro, hermana de Suzie Quatro, en la guitarra y Brie Brandt en la batería. Con esta alineación graban el disco final de Fanny: Rock and Roll Survivors en 1974, que saldría con el sello Casablanca. El sonido de la banda naturalmente cambia, predomina el sonido de los teclados y la guitarra, además de la inclusión de instrumentos de viento, pero es evidente que aún no cuaja un estilo. Paradójicamente su sencillo “Butter Boy” es el mayor éxito de la banda al llegar al número 29 de Billboard. Aun así Fanny desaparece.

El sonido de las Fanny fue muy reconocido en su momento e influenció a rockeras como The Runaways, Joan Jett, Patti Smith y Debie Harry. Fanny sin ser una banda abiertamente feminista fue un espejo fiel de los intereses, luchas y búsqueda de libertades de las mujeres de su época. Aún ahora sonido es provocador y convoca alrededor de las bocinas a hordas de melómanos del rock. Fanny no rompió el cerco machista de la industria musical del rock, pero mostró a las mujeres rockeras los resquicios por donde se podía acceder, lo que contribuyó a un creciente espíritu de igualdad.

Fanny1

Comments

comments