#PecesSueltos presenta: Gil Scott-Heron

“A Loose-Fish is fair game for anybody who can soonest catch it.” Herman Melville, Moby Dick

Si la música se parece al mar, y lo habitamos todos, hay especies raras, que se ven poco y extraña vez son capturadas. Aquí surcamos las olas para hacerlos más evidentes.

Gil Scott-Heron: La revolución no será televisada

por Iván Cruz Osorio
@IvanCruzOsorio

La revolución no será televisada”, repetía una y otra vez el poeta Gil Scott-Heron (1949-2011) en un club nocturno en la mítica esquina del Harlem: 125th y Lenox Avenue. Eran los tiempos del Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos, la lucha contra la discriminación y el abuso de autoridad contra los afroamericanos. Tras el asesinato de Martin Luther King Jr. en 1968, diversos jóvenes se habían decidido a engrosar las filas del Partido Pantera Negra, que vigilaba el desempeño de la policía en contra de los ciudadanos de color para evitar cualquier abuso e implementaba programas sociales a partir de donaciones privadas, que consistían en dar desayunos gratuitos a niños y tener clínicas de salud. Gil vivió su adolescencia en este entorno, y pronto adoptó a sus héroes literarios y musicales, Langston Hughes fue su poeta y su inspiración para llevar sus versos de crítica social hacia el jazz, el blues, el soul. Así en 1970, junto a Eddie Knowles, Charlie Saunders y David Barnes publica su primer LP en vivo: A New Black Poet – Small Talk at 125th and Lenox. Una serie de poemas acompañados por instrumentos de percusión, bajo y guitarra.

El disco fue celebrado en la comunidad por su puntillosa imaginación, por su aguda crítica social. Al mismo tiempo, Gil publicaba un libro de poemas y su novela The Vulture. Debido a las opiniones tan positivas, Gil realiza su primer disco de estudio: Pieces of a Man (1971), que se convierte casi instantáneamente en uno de los mejores discos de un afroamericano, sino en un himno del Movimiento por los Derechos Civiles.

Este disco concreta la idea de Gil de llevar sus versos a distintos estilos musicales afroamericanos, como el blues, el jazz y el soul, de tal forma que es un recorrido musical asombroso y delicioso. Pero la rola que lo catapultaría y se convertiría en un himno de lucha en las calles, es “The Revolution Will Not Be Televised”. Esta misma rola en que explota magistralmente su estilo de spoken word le daría la fama como “el padrino del rap”, junto al grupo de poetas neoyorquinos The Last Poets.

Gil publica en 1972, Free Will, un disco con demasiados guiños al trabajo anterior, lo que lo hizo un disco predecible. Pero en 1974 publicaría Winter in America, que llevaría los créditos en portada: Gil Scott-Heron y Brian Jackson. Jackson había sido un gran colaborador de Gil tras bambalinas en los discos anteriores y el resultado de hacer un disco en conjunto fue sorprendente. El disco es aclamado por la crítica y comercialmente llega al puesto seis de la lista de Billboard.

Winter in America es un disco que influyó de manera decisiva en cantantes y compositores afroamericanos como Marvin Gaye y Stevie Wonder, quien confesaría que fue una de sus referencias cuando realizó su mítico álbum Songs in the Key of Life (1977). En 1975 el binomio Gil Scott-Heron y Brian Jackson publican The First Minute of a New Day, que pasó sin pena ni gloria. Sin embargo, publican un sencillo no incluido en el disco que es una aguda y precisa crítica al apartheid en Sudáfrica: “Johannesburg

A este disco le siguió un silencio musical de tres años, que terminó cuando sacó el exitoso sencillo: “Angel Dust” (1978).

En los años 80, Gil publicaría cuatro álbumes, los cuales sorprendieron por su poca creatividad, pues sólo repetía fórmulas de sus trabajos anteriores. En 1993, publicaría el álbum Spirits con la notable rola: “Message to the Messengers”, un sorprendente poema sobre cómo los raperos perdieron el camino de crear conciencia entre sus hermanos y se entregaron a los placeres del sistema capitalista.

Los años 2000 marcarían la caída del creador del Rap político. Gil fue condenado a un año de prisión por posesión de cocaína; en 2003 fue encarcelado por seis meses por posesión de una pipa de crack. En 2006 fue sentenciado a un año de prisión por reincidir en posesión de drogas y abandonar la clínica de desintoxicación, a lo cual alegó que allí no se le suministraba la medicina para el VIH que requería. Regresaría hasta 2010 con su aclamado I´m New Here, en el que la mitad era spoken word y la otra mitad cantado.

Un regreso maravilloso, con letras intimistas, en que el poeta se confesaba de sus dolores, de sus pérdidas. Poemas en que daba un repaso de la historia suya y la historia de los afroamericanos. Por ello lo llamaron “el Dylan negro”. En efecto el poder evocativo de los poemas es estremecedor. Una versión remix de este álbum saldría en 2011, con el título We Are New Here, producido por el reconocido miembro de la banda indie The XX, Jamie XX. Este remix resultó de nueva cuenta un éxito, convirtiendo a Gil, de un músico de culto para el público blanco a un respetado artista mundial.

Con este aullido de cisne, Gil Scott-Heron diría adiós, murió el 27 de mayo de 2011. La causa de su muerte no fue anunciada, pero se presume que su condición de portador de VIH tuvo que ver. El padrino del rap, el creador del rap político, quien dio uno de los más notables cantos de lucha en las calles alrededor del mundo: La Revolución No Será Televisada, dejaba de existir, pero su poesía de compromiso trasciende ahora más que nunca.

Comments

comments