#PecesSueltos presenta: Gram Parsons

“A Loose-Fish is fair game for anybody who can soonest catch it.” Herman Melville, Moby Dick

Si la música se parece al mar, y lo habitamos todos, hay especies raras, que se ven poco y extraña vez son capturadas. Aquí surcamos las olas para hacerlos más evidentes.

Gram Parsons

por Iván Cruz Osorio
@IvanCruzOsorio

La cremación fallida de Gram Parsons en el Parque Nacional Joshua Tree, en California, por parte de sus amigos, quienes robaron su cuerpo, es quizá la leyenda maldita más espectacular en la vida de este músico y compositor. Parsons es el creador del llamado “Cosmic American Music”, que no es otra cosa que la fusión del country, el blues, el soul, el folk y el rock. Olvidado y vuelto a esconder, murió a los 26 años, lo que no le permitió entrar al morboso club de los muertos a los 27 años. Sin embargo, Parsons se bebió la vida enterita sin ganas de construir una fama de superestrella del rock.

Género híbrido

Indisciplinado debido a su fuerte adicción al alcohol y a los opiáceos, Parsons deambuló en bandas como International Submarine Band, The Byrds y The Flying Burrito Brothers. La banda submarina que él fundó en 1967 se desmembraría en 1968 tras publicar su primer disco que pasó inadvertido. Ese mismo año se integró a una de las bandas más populares de los años 60: The Byrds, la cual había sufrido la salida de varios de sus miembros originales. Su legado de Parsons en The Byrds es Sweetheart of the Rodeo (1968). Si bien era un proyecto del líder Roger McGuinn, Parsons convenció a la banda que fuera un álbum que fusionara el rock, el country y el blues. Dos canciones de Parsons serían incluidas: “One Hundred Years from Now” y “Hickory Wind”.

Pronto la crítica lo celebró como uno de los grandes discos del año por su asombrosa capacidad de llevar al country al rock y formar un género híbrido. Parsons sería reconocido por la letra y música de sus dos composiciones. Sin embargo, renunció a The Byrds, por dos razones. La primera fue que Roger McGuinn quitó la voz principal de Parsons de dos canciones para hacer él la voz principal. Y la segunda por la gira que The Byrds preparaba a Sudáfrica. Parsons se negó a ir, arguyó el contexto del apartheid, aconsejado por sus nuevos amigos Keith Richards y Mick Jagger.

Cosmic American Music

Parsons introdujo a Richards de lleno en el country, lo que es notorio en los discos siguientes de los Stones. Parsons junto a otro expatriado de The Byrds, Chris Hillman, fundó en 1969 The Flying Burrito Brothers. En esta banda,  desarrolla su aportación a la música: “Cosmic American Music”. Sus fusiones de música tradicional con el rock. La combinación es perfecta, el resultado es The Gilded Palace of Sin (1969), un álbum electrizante y demoledor en la combinación de sonidos, estructuras, géneros.

Este disco fue alabado por Bob Dylan y por la crítica de la época, pero fue un fracaso de ventas. Lo que empezó a poner a la banda en una situación de crisis, aunado a las crecientes adicciones de Parsons. Obligados por su disquera Parsons y Hillman terminan el disco Burrito Deluxe (1970), el cual es un disco desangelado, previsible. Quizá la canción más notable es “Wild Horses”, que Keith Richards le dio para que la grabara. Posteriormente The Rolling Stones harían su versión en el disco Sticky Fingers de 1971.

Parsons en pleno festín de alcohol y heroína abandona la banda y decide hacer su carrera en solitario. Tras dos años de juerga con los Stones, en gira con Emmylou Harris, Gram graba su primer disco en solitario: GP (1973), el cual es un disco con buenas críticas, pero de nuevo sin capacidad de vender.

Grievous Angel

Con el disco inicia una gira con Emmylou Harris. Su mánager en esta gira es un amigo de los Stones: Phil Kaufman, quien fuera famoso por grabar las canciones del famoso asesino Charles Manson. Kaufman aleja a Parsons de las drogas y le limita el alcohol, lo que funcionó en la gira. Gram inicia la grabación de su siguiente disco: Grievous Angel (1974)

Kaufman cuenta que en una charla privada Parsons le pidió que cuando muriera lo cremara en el Parque Nacional Joshua Tree. Parsons muerió en el Hotel Joshua Tree Inn tras haber bebido tequila e inyectarse grandes cantidades de morfina. Fue declarado muerto a su llegada al Hospital High Desert Memorial el 19 de septiembre de 1973 en Yucca Valley.

Gram Parsons tuvo una ceremonia tradicional, pero Kaufman decidió que tenía que cumplir la promesa hecha a su amigo, así que robó el cuerpo y lo llevó a Joshua Tree para incinerarlo y esparcir sus cenizas. El cuerpo hizo una enorme bola de fuego que alertó a los policías. Kaufman huyó, pero fue arrestado y únicamente pago una fianza para salir de la cárcel. Gram Parsons fue un revolucionario musical, de esos imperceptibles, pero que cambió la manera de entender la música tradicional al fusionarla con el rock. Un soldado anónimo, pero héroe al fin.

_____

#PecesSueltos presenta: Goat

Comments

comments