#PecesSueltos presenta: Max y Charles

“A Loose-Fish is fair game for anybody who can soonest catch it.” Herman Melville, Moby Dick

Si la música se parece al mar, y lo habitamos todos, hay especies raras, que se ven poco y extraña vez son capturadas. Aquí surcamos las olas para hacerlos más evidentes.

«My Little Runaway»: Max y Charles

por Óscar Muciño
@opmucino

Vamos a pescar dos veces con la misma red
—Charly García

En los inicios de cualquier carrera se cometen errores que se vuelven tu rúbrica. Empezaba el año 1961 cuando Max Crook y Del Shannon cometían el suyo: su primer single “Runaway“, grabado en enero de ese año, alcanzaba el mes de abril, tras presentarse en el programa American Band de Dick Clark, el número uno en las listas de popularidad de Estados Unidos.

Aquella nación, en ese momento, atravesaba una época donde nadie sabía de qué dependía que una canción alcanzara el número uno, la estrategia era producir cientos de canciones, sabedores que había un público ávido de hacer alguna de esas tantas grabaciones un número uno.

Desde que tiene memoria, la música acompaña la vida de Max Crook, nació en Nebraska en 1936, su abuelo materno es músico, su madre es una pianista graduada, y él a los catorce años ya toca el piano y el acordeón. En 1961 seguramente está informado de las novedades artísticas de su época, que los instrumentos comienzan a electrificarse, ha oído de la claviolina, un piano eléctrico inventado por Constan Martin, y del aditamento ondioline que distorsiona los sonidos del piano. Aquí un video de junio de 1960 con Jean-Jacques Perrey (hombre al que «debemos la melodía del Chavo del Ocho») haciendo una muestra de uso:

Max en 1959 trabajaba en su piano sintetizado particular, al cual llama Musitron, prueba ese mismo año que conoce a Charles Weedon, quien se haría llamar Del Shannon. A raíz de esa amistad su vida cambiaría.

Charles había nacido en 1934 en Michigan, su aprendizaje de la música estaba sustentado en sus tardes escuchando en la radio el country de Hank Williams y otros. Esto derivó en un interés por aprender a tocar el ukulele y la guitarra. En 1959, tras hacerse de una banda, conoce a Max, lo invita a tocar, y para 1960 ambos están firmando para la disquera Big Top como compositores.

Resulta que Charles es un gran letrista que compagina al dedillo con Max. Así lo demostrarán a través del primer lustro de los sesenta. No es gratuito que “Runaway” de inmediato se convierta en un clásico. La mezcla de Max y Charles funciona como la leche y el café. Su hit no solo está rematado por el uso efectivo de figuras retoricas como la aliteración “what went wrong with our love”, sino que contiene golpes pop como la pronunciación de las sílabas wo-wo-wo-won-der y why-why-why-why que resultan tan pegajosas como el Pritt entre el índice y el pulgar, y que se harán el sello de la carrera de Shannon. Todo esto rematado por un inspirado solo de Max en su Musitron, que una vez iniciado no cesará, yendo al principio por su lado para finalmente armonizar con la voz de Charles.

Y es que pareciera que el papel de “Runaway” es reducirse a ser un primer lugar secundario. Para ambos, Max y Charles, sus canciones fueron lugar de exploración en esos años de transición que fue el primer lustro de la década de los sesenta, y que sirvieron de puente entre los primeros rockeros y la revolución que empezaría en la música pop del segundo lustro.

Charles podía escribir una canción retomando los géneros trovadores de moraleja, que acompañados por los solos de Max creaban canciones pop contundentes. Como puede oírse en este mismo tema de 1961:

Su trabajo obtuvo mayor resonancia en el Reino Unido que en su país, esto los llevó en 1963 a realizar una gira, actuando en el Albert Hall con The Beatles, fruto de ese compartir escenario unos meses después se grabó un cover de “From me to you”, que se convirtió en el primer grupo americano en hacer una versión de un tema Beatle.

Con el tiempo, Max comenzó a experimentar con las cintas de grabación grabando ecos, resultados de este trabajo puede oírse, por ejemplo, en las notas graves que acompañan el tema “So long baby“.

Max y Charles hicieron dos carreras distintas. El primero siguió una estela discreta firmando temas instrumentales de corte electrónico en los que seguía dando un lugar protagonista a sus investigaciones con los instrumentos. En un proyecto de los años sesenta que firmaba con el nombre de Maximilian. En estos temas se nota la pertenencia al movimiento lounge que en algún momento inició García Esquivel.

Colaboró con otros músicos como Roy Orbison, Liberace o Jackie Wilson. Y la influencia del Musitron fue de largo alcance, si ya en sesenta había tenido notoriedad, sus huellas pueden verse en grupos como la Electric Light Orchestra. Dos canciones destacadas de Max y que obtuvieron gran éxito en Canadá son “The Twistin Ghost” y “Greyhound“, del 62 y 63, respectivamente.

Ha grabado en varias ocasiones sus temas de los años sesenta, como esta versión del 2003 de “So long baby” junto a Joe G & The Zippity Doo Woop Band, en la que toca el Musitron.

Actualmente Max vive en Nuevo México junto a su esposa Glenda. En cambio, Charles continuó grabando canciones en las que el sello pasaba por sus acertadas composiciones líricas y sus flexiones vocales, aderezadas con los toques instrumentales de su amigo.

La fama es huidiza, como la chica de la que hablaba en su éxito “Runaway”, y nunca más tuvo la resonancia mediática que de golpe alcanzó, ninguno de sus trabajos posteriores cobraría la relevancia comercial de ese primer tema.

Su relación cada vez más cercana con el alcohol le atrajo problemas, sumados a su depresión por ver disminuida su presencia en las listas de popularidad. En algún momento, Tom Petty, junto con su banda The Heartbreakers, grabaron y produjeron un disco para Charles, intentando oxigenar la carrera de su amigo, de esa grabación se desprendió su último éxito, una versión del tema “Sea of love“, canción que originalmente había sido interpretada por Phil Collins.

Su amigo Jeff Lynne lo ayudaba a grabar otro disco, inclusive tras la muerte de Roy Orbison la banda The Traveling Wilburys pensó en él como sustituto. Ninguna de las dos pudo realizarse. El 8 de febrero de 1990 Charles Weedon Westover se mataba con un disparo de su rifle calibre .22 en su casa de Santa Clarita, en California. Llevaba quince días tomando Prozac, su viuda desde que ocurrieron los hechos atribuyó su muerte a la ingesta de estos medicamentos. El disco Rock on se publicaría póstumamente, cerrando la carrera de Del Shannon, quien en 1961 junto a su amigo Max cometió el error de grabar un número 1.

Comments

comments