#PecesSueltos presenta: The Seeds

“A Loose-Fish is fair game for anybody who can soonest catch it.” Herman Melville, Moby Dick

Si la música se parece al mar, y lo habitamos todos, hay especies raras, que se ven poco y extraña vez son capturadas. Aquí surcamos las olas para hacerlos más evidentes.

The Seeds

por Iván Cruz Osorio
@IvanCruzOsorio

La crítica ha redescubierto a The Seeds como una de esas bandas de garage que nutrieron la escena salvaje del rock duro de mediados de los años 60, pero le regatean un aspecto aplastante: casi al mismo tiempo (o unos meses antes) que The Kinks y The Who, estos músicos de Los Ángeles, California, forjaron el sonido crudo, frontal y sencillo que daría carácter al punk y al punk psicodélico. Esto junto a otros célebres invisibilizados: The Sonics. The Seeds es una banda que surge en 1965, integrada por Sky Saxon (vocalista), Daryl Hooper (tecladista), los guitarristas Jan Savage y Jeremy Levine, y el baterista Rick Andridge. Su sonido empezó a caracterizarse por una raíz de blues dura, inspirada en leyendas como Elmore James, Muddy Waters, Howlin´ Wolf, pero distanciándose de ellos por el uso de un sintentizador salvaje que dominaba las melodías, además de un teclado que hacía funciones de bajo, lo que Ray Manzarek haría después en The Doors. El primer éxito regional de The Seeds fue “Can’t Seem to Make You Mine” (1965) y el segundo que se extendió a nivel nacional fue su manifiesto musical “Pushin´ Too Hard”.

Tras este éxito, que nunca pudieron emular, graban su primer disco, The Seeds (1966). El disco marcaría el primer rasgo de la banda, un rock procreado directamente de una fusión de blues duro y una furiosa necesidad expresar. Un disco crudo, frontal, sobretodo en rolas como “Evil Hoodoo”, “You Can´t Be Trusted” y los dos sencillos ya citados.

The Seeds fue un álbum que tuvo un éxito modesto, pero con el tiempo ha sido revalorado como uno de los grandes discos de las bandas de garage de los años 60 y que marcaría rumbos para numerosas bandas de los años 70. Su segundo álbum también publicado en 1966 fue A Web of Sound, el cual sería su entrada a la psicodelia y el hipismo. Un disco casi totalmente ignorado que sólo en retrospectiva mereció opiniones sobre la influencia que desplegó en bandas como The Velvet Underground y la escena psicodélica de California. Destacan rolas como “Mr. Farmer” y la larguísima “Up In Her Room”, la cual es reconocida como una influencia en “Sister Ray” de The Velvet Underground.

Un disco infaltable en las listas de rock psicodélico como un ejemplo vital de este subgénero. Su siguiente LP: Future (1967) es un giro musical, si bien se inscribe en la psicodelia, se privilegia el uso de orquestas y arreglos muy bien estructurados, se busca un álbum conceptual en el que se busca la construcción de una utopía para el futuro. El disco impecable en su realización, pero hace concesiones en subirse a un sonido de moda que se estableció a partir del Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band de The Beatles.

Para regresar a sus raíces de blues grabarían a finales de 1967 el disco A Full Spoon of Seedy Blues, para ello utilizarían el heterónimo Sky Saxon Blues Band en la tapa. El disco es una magnífica colección de blues de su autoría y covers de sus héroes Muddy Waters y Luther “Guitar Junior” Johnson que fue un completo fracaso comercial.

El último álbum del quinteto original fue Raw & Alive: The Seeds in Concert at Merlin’s Music Box (1968), una colección de canciones en vivo, que también sería un fracaso comercial y orillaría a la banda a un abismo económico que provocó la separación de sus elementos. Sky Saxon se quedó con el nombre de la banda y trataría de revivirla con distintos elementos, lo cual no fructificaría.

The Seeds es una banda que no se le puede regatear su fuerte influencia en el punk de los años 70. Inspiró a bandas como Dr. Feelgood y el posterior movimiento punk de la costa del Este en Estados Unidos. The Seeds es una banda ruda, frontal, una banda honesta y por ello trascendente.

Comments

comments