#PecesSueltos presenta: The Shangri-Las

“A Loose-Fish is fair game for anybody who can soonest catch it.” Herman Melville, Moby Dick

Si la música se parece al mar, y lo habitamos todos, hay especies raras, que se ven poco y extraña vez son capturadas. Aquí surcamos las olas para hacerlos más evidentes.

 

The Shangri-Las

por Óscar Muciño
@opmucino

Desde mediados de los años cincuenta surgieron muchos grupos de ensambles vocales en los Estados Unidos, a este género proveniente de los callejones se le llamó Doo Wop, haciendo alusión a los arreglos que inundaban las canciones, mayoritariamente pop y de tema amoroso.

Entre la gran variedad de grupos Doo Wop había muchos conformados por chicas, entre ellos se contaban The Shirelles, The Ronettes, The Crystals; a mediados de la década de los sesenta surgió otra agrupación también conformada por chicas que se distinguiría por tener permanentemente un tono narrativo y sombrío, su nombre: The Shangri-Las, topónimo de un lugar ficticio creado por James Hilton.

shangris1

The Shangri-Las estaba conformado por dos parejas de hermanas: Mary y Elizabeth Weiss; y Mary y Marguerite Ganser. Al lado de ellas estaba la figura del compositor y productor George “The shadow” Morton, quien, cuenta la leyenda, un día acudió a visitar a Ellie Greenwich al edifico donde trabajaba, ella ya contaba fama como compositora y había sido su compañera de escuela; mientras la esperaba apareció el productor Jeff Barry quien lo increpó preguntándole ¿Qué haces aquí?, Morton no se amilanó y contestó: escribo hits, aunque en realidad no tenía ningún conocimiento musical. Tan atropellado fue su encuentro que George se comprometió a llevarle una canción la semana siguiente, para no quedar menos ante Barry.

Como no contaba ni con músicos, ni con letra, ni con cantantes, rápidamente se dio a la búsqueda. Alguien le recomendó a unas chicas que cantaban en Queens, acudió a verlas y les dijo que tenía una cita para grabar una canción y que quería que la cantaran. La canción producto de esta estrambótica historia fue “Remember (walking in the sand)”.

La canción fue un hit y todos, Morton y las Shangri-Las, se vieron de pronto con la necesidad de grabar más canciones. Este primer éxito moldeó el que sería su estilo, canciones con un toque narrativo y lúgubre, regularmente apelando a la muerte y a la remembranza. Además las Shagri-Las rompían con el estereotipo de chica dulce, aunque a veces aparecieran con ese look, se cuenta que eran bastante mal encaradas, pendencieras y que les encantaba pasarse el día masticando chicle.

Su segundo exito, y el tema que dio título a su primer larga duración, fue “Leader of the pack”. Canción sobre la chica que está en asuntos amorosos con el “líder de la manada” que la lleva a pasear en su moto.

La trayectoria de estas muchachas fue muy corta, de 1965 a 1968, tuvieron otro larga duración donde ahondaron en el tono oscuro musical y siguieron con su línea lírica, fraseos recitados más que cantados, canciones sobre desamores intensos y a veces resueltos con la muerte de algunas de las partes. Inclusive hay momentos en sus canciones que son de clara referencias sexuales, como el tema “I’m blue” (original de Ike Turner).

O temas que recuerden el género lounge cuando éste todavía no se consolidaba, como “Sophiticated boom boom”:

Otro tema a destacar de ellas es “I can never go home anymore”, pieza en la que una chica habla con su madre y le reitera que no volverá a casa, rebeldía por delante.

Quede este breve texto como un inicio para acercarse a la onda siempre groovy, melancólica y dubitativa de The Shangri-Las, cuatro chicas que tuvieron un boom en su momento y que se apagaron pronto, porque paradojicamente sus madres nos les agradaba que anduvieran mucho de gira, aunque eso no impidó que se embarcaran en alguna con los músicos más notables de su época.

Si usted quiere clavarles el diente y tiene una hora con cuarenta minutos libres, alguien ha puesto en un solo enlace toda su producción, sus dos LP y los variados sencillos que publicaron.

Comments

comments