#PecesSueltos presenta: 801

“A Loose-Fish is fair game for anybody who can soonest catch it.” Moby Dick

Si la música se parece al mar, y lo habitamos todos, hay especies raras, que se ven poco y extraña vez son capturadas. Aquí surcamos las olas para hacerlos más evidentes.

801: la banda con el mejor sonido en vivo

Por Iván Cruz Osorio
@IvanCruzOsorio

En el rock (el mal tiempo nuestro de cada día y el olor azufre nos lo confirman) hay tres tipos de superbandas: las que arteramente se reúnen para cacarear su virtuosismo en homenajes y en ceremonias de inducción al salón de la Fama del Rock and Roll o las que le sacan brillo a su caridad en conciertos benéficos o las que se juntan para echar desmadre. De estas tres fórmulas se han obtenido momentos rutilantes y también sendas gansadas. La cuarta vía es más extraña y desconocida, pero la más firme en beneficio de las estructuras creativas. Una de las mentes más inquietas, inventivas, desorbitadas de las candilejas del sistema de vender álbumes, sencillos y demás fetiches es la de Brian Eno. Más allá de su provocadora y desconcertante carrera solista, o como miembro de Roxy Music, su trabajo como co-compositor, productor y músico ha derivado en momentos creativos memorables para la historia del rock como el que tuvo con David Bowie en su celebérrima Trilogía de Berlín: Low (1977), Heroes (1977) y Lodger (1979). Asimismo produjo quizá los mejores trabajos de bandas como Ultravox! en su disco homónimo de 1977, Talking Heads en Fear of Music (1979) y U2 en The Joshua Tree (1987).

13224344_10209678804309579_692772261_o


A mediados de 1976, Eno, casi siempre introvertido y rabioso enemigo de los reflectores, sin ningún pretexto rimbombante concibió la idea de formar una superbanda para dar tres conciertos en Inglaterra. Para esto convocó a su antiguo compañero de Roxy Music, el guitarrista Phil Manzanera; al bajista Bill MacCormick, de la banda de rock progresivo Matching Mole; el virtuoso del órgano, teclado y el clavecín Francis Monkman, de la banda pionera del rock progresivo inglés Country Air; el cotizado baterista de sesión Simon Phillips, así como el guitarrista Lloyd Watson. Los seis miembros de esta banda eran ejecutantes de primer orden en sus instrumentos y célebres en la escena musical inglesa. El interés de Eno con esta banda era, con canciones de diversos orígenes, desarrollar un sonido propio y grabar el mejor disco en vivo hasta el momento. Por el perfil de los músicos la orientación de su sonido debía ser profundamente experimental, y lo fue. Con sólo tres semanas de antelación al primer concierto, Eno reunió a la banda, la cual fue bautizada como 801, en relación a la rola “The True Wheel” de Eno que en sus versos mencionan: “We are the 801, we are the central shaft”, otra explicación del nombre indica que la pronunciación de 801 en inglés (Eight Nought One) indica el acróstico: ENO. Los ensayos eran exhaustivos, las rolas a utilizar fueron ocho composiciones de los propios integrantes de la banda, más “Tomorrow Never Knows” de The Beatles y “You Really Got Me” de The Kinks.

Se grabaron los tres conciertos en vivo, Eno, comprometido con el sonido, ordenó, por primera vez en cuanto a discos grabados en directo, que todos los micrófonos, tanto vocales como de los instrumentos, se conectaran directo a la mezcladora portátil. El resultado fue un sonido puro, nítido. En que el trabajo de la banda por crear una propuesta experimental con sonidos ambiente, cintas pregrabadas, trucos en la guitarra slide, sonaban como si hubieran sido hechos en estudio. El concierto que realizaron el 3 de septiembre de 1976 en la Sala Queen Elizabeth de Londres, último de su gira, sería el utilizado para el disco, el cual se publicó en noviembre de 1976 como 801 Live.

El disco abre con la canción instrumental “Lagrima” de Manzanera, un rola breve en que los sonidos atmosféricos de Eno y un extraordinario solo de guitarra de Manzanera se dan la mano. El siguiente corte es “Tomorrow Never Knows” que, si bien es reescrita musicalmente, busca el cáliz experimental de The Beatles a partir de cintas pregrabadas de Eno y los efectos en el teclado de Francis Monkman. “East of Asteroid” de Manzanera y Bill MacCormick, es un rock instrumental basado en un trabajo de bajeo áspero y potente de MacCormick, una labor de base rítmica oscura y desquiciante de Simon Phillips y en la simbiosis de los teclados de Eno, Monkman y los solos de guitarra de Manzanera. En el cuarto corte “Rongwrong”, es una balada rock en perfecto equilibrio con la canción anterior. “Sombre Reptiles” es una rola ambiental oscura de Eno, en que la guitarra distorsionada de Manzanera crea una atmósfera hermética. “Baby´s on Fire” es una canción de gran éxito entre los fans de Eno, cintas pregrabadas, una base rítmica alucinante y solos extraordinarios de Watson y Manzanera. En el séptimo corte “Diamond Head” de Manzanera, destaca un melancólico solo de guitarra de Manzanera y una base rítmica conmovedora. “Miss Shapiro” de Eno y Manzanera es de un corte muy cercano al estilo de Roxy Music, guitarra líder potente y cintas pregrabadas, y letra surrealista. “You Really Got Me” es una versión muy semejante a la original de The Kinks, con la excepción de la incursión de los teclados. La última canción es “Third Uncle” de Eno, que reúne la fuerza de las guitarras de Watson y Manzanera, el bajo áspero de MacCormick y la rabiosa batería de Phillips, Eno y Monkman enloquecidos en los teclados.

13224062_10209678802509534_654928824_o (1)

Las ventas del disco fueron bajas, debido al boom del punk, pero las críticas fueron extraordinarias, elevando al disco como el mejor grabado en vivo, así como uno de los mejores ejecutados por la destreza de los seis músicos. Esto provocó nuevos estándares para la grabación de discos en vivo. Este efímero y exitoso trabajo musical trataría de ser prolongado, ya no con el interés de Brian Eno, pero sí con el de Phil Manzanera, quien decide convocar a la banda para grabar un disco en estudio, de los integrantes originales sale el guitarrista Lloyd Watson, en tanto que Francis Monkman, Simon Phillips y Eno, menos entusiastas de grabar canciones originales en estudio pasan a ser músicos de sesión en algunos tracks. Sólo Manzanera y Bill MacCormick acogen el proyecto como bandera, de tal forma graban Listen Now, el cual sería publicado en septiembre de 1977 con el rebautizo de la banda: Phil Manzanera/801. Las críticas fueron menos entusiastas y las ventas aún menores. Con esto murió el experimento 801, que nos dejó como legado el mejor disco en vivo grabado en su época y que provocó el cambio en los estándares de grabación.

Comments

comments