Poesía por Primavera 8. La cultura es autodefensa

Me bajo del auto y no sé dónde estoy. No veo ninguna hostería o bota, me pregunto si estoy en el lugar equivocado. Doy vuelta cautelosamente por el peatonal San Jerónimo y diviso inmediatamente mi destino: Hostería La Bota. Hay un camarógrafo y un reportero entrevistando a un señor de barba canosa en la entrada. No sé si atravesarme o esperarme tantito. Mientras decido, me prendo un cigarro. En el inter llegan varixs cuarentonxs, se atraviesan como si nada y se anotan en una libretita. Apago mi cigarro y hago lo mismo que ellxs. Un chico que está cuidando la libreta de registros me dice que qué chido que NoFM pudo venir, que este año le van a hacer un homenaje. Yo ni sé que decirle, no sé de qué habla, le sonrío y me siento.

La casa pública

No sé a dónde ni qué ver, ni qué pensar, de pronto el entorno me resulta abrumador: pinturas, paredes rayadas, una serie de fotos infantiles de desconocidxs pegadas sobre un espejo, cartones de cerveza adheridos en los muros, la cabeza gigante de un toro de lidia, corcholatas en las mesas, Jesucristo, un xoloescuincle, Krishna, un alebrije, una bufanda del atleti, un poster del real a un lado de otro del Barça, una ofrenda, la escultura de una morra masturbándose con una virgen de Guadalupe arriba, oscuridad, luz, gore, confusión. Un mesero que no parece mesero me ofrece unos pinxos/tapas mientras los dirigentes del evento, sentados ya en una mesa larga, encienden sus micrófonos.

El señor de la barba larga es el que toma la iniciativa y comienza a hablar del festival Poesía por Primavera 8, el carnaval de las letras. Sus antecedentes datan entre 1998 y 1999, después del gobierno de Cárdenas, en la Feria del Libro de la Ciudad. Explica que el objetivo fue y es fundar una casa pública y un espacio abierto en donde no sólo poetas, sino artistas y en general seres humanos que quieran expresar algo puedan hacerlo y tengan una relación abierta y libre con el público. Menciona también que La Bota tiene un papel fundamental en este festival y en este movimiento de la voz libre. Desde el principio fue una casa por y para todxs. Un recinto emancipado, que el festival Poesía en Primavera cohabita un par de días al año.

A partir de esas palabras, el lugar en el que me encontraba cobró sentido. De pronto esa exageración decorativa casi churrigueresca se convirtió en una voz de todxs aquellxs que querían, quieren y querrán ser escuchadxs.

A retomar las calles

Después del señor de barba, otro señor (ahora sin barba) habló de la edición del festival este año a la que nombraron “A retomar las calles” que convoca, al poeta, al artista y a los ciudadanos a retomar la calle, habitar la calle, recuperar a calle que es nuestra y que poco a poco a través de la delincuencia y la violencia hemos ido perdiendo. Convocó a todxs a salir a la calle con lo que tengan y calificó a la cultura como un medio de reconstrucción de identidades, desde y para la gente.

Prosiguió la intervención del poeta Gerardo Grande a la que ya no presté demasiada atención debido a la longitud del evento. Sin embargo, entre las actividades interesantes que llegué a captar a medio oído están: el homenaje que le rendirán a NoFM y a la Librería Bonilla, la resignificación e intervención de un grupo de mujeres poetas al discurso del presidente López Obrador que pretende combatir la violencia contra las mujeres, la invitación de varios artistas gráficos, entre ellos Demián Flores y la gran comilona, evento con el que se clausura el festival que se lleva acabo la tarde del domingo, en donde todxs lxs poetas y todxs los habitantes de la calle San Jerónimo en el centro histórico se reúnen y llevan comida, bebida y presencia para compartir con los expositores del evento y abrir un diálogo directo entre el espectador y el artista.

Si este choro mareador sigue sin convencerte de asistir al festival Poesía por Primavera 8, igual te recomiendo lanzarte este fin de semana por unas chelas y unas tapas a la Hostería La Bota para mínimo hacer un gentío y porque seamos honestos, aunque lo niegues, tampoco tienes nada mejor que hacer.

Festival Poesía en Primavera 8

9 y 10 de marzo
Plaza de San Jerónimo,
Centro Histórico, CDMX.

Hostería La Bota

Peatonal San Jerónimo 40,
Cuauhtémoc, Centro, 06050
Ciudad de México, CDMX
________

Karla Zúñiga – @z.pach

Fotos de Michelle Veruete

Nrmal 2019. No todo es la muralla china

Comments

comments